Consejos IML
tiempo injerto capilar

¿Cuánto dura el injerto capilar?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Un injerto capilar es una intervención quirúrgica que consiste en la extracción de unidades foliculares de una zona concreta (zona donante) para su inserción en otra zona que sufre alopecia. 

Nueva llamada a la acción

El injerto capilar se puede realizar tanto en hombres como en mujeres, siempre y cuando cuenten con una zona donante con las características adecuadas para realizar dicho tratamiento con éxito. En Instituto Médico Láser (IML) contamos con las tecnologías más avanzadas para ofrecer siempre los mejores resultados adaptados a cada persona y necesidades específicas. 

La evolución del injerto capilar

El injerto capilar se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados para combatir la alopecia, la calvicie o las consecuencias de la caída del cabello. Sin embargo, el proceso en sí y su posterior postoperatorio aún suscita algunas dudas.

Aunque depende de cada persona y tipo de injerto capilar realizado, es entre la tercera semana y los dos meses cuando cierto cabello trasplantado comienza a caerse. Es lo que se conoce como fase telógena o de reposo, un periodo de tiempo en el que los folículos implantados se desprenden del cabello. 

A partir de los 3 meses, comienza la fase anágena, es decir, el periodo de tiempo en el que el cabello comienza a crecer y comienza a ser visible el tallo piloso nuevo. A medida que los tallos pilosos nuevos van apareciendo y cobrando longitud se va evidenciando el efecto de densidad pilosa nueva. Esto sucede en torno al quinto al sexto mes, consiguiendo ya una mayor sensación de densidad capilar. 

En torno al noveno mes, el aspecto del implante será casi el definitivo, luciendo un cabello mucho más largo y grueso. Una vez se haya cumplido el año, los resultados comienzan a ser completamente definitivos y con un aspecto natural. 

El injerto capilar es un tratamiento médico-estético que ofrece unos resultados naturales y definitivos para toda la vida. Una vez las unidades foliculares han sido implementadas y no han sufrido rechazo, el paciente mantendrá los resultados obtenidos durante toda la vida. 

No obstante, hay que tener en cuenta que, aunque las unidades foliculares trasplantadas no se desprenden, los pelos que no han sido injertados continúan con su proceso natural de evolución y caída. Por ello, es necesario hacer un buen estudio densitométrico previamente y evaluar las posibles causas que pueden estar ocasionando la caída del cabello para intentar frenar también la caída natural de las unidades foliculares no trasplantadas.

injerto capilar

Tipos de injerto capilar y su aplicación

En la actualidad existen diferentes técnicas y tipos de injerto capilar, entre los que destacan:

  • Técnica FUE: se realiza mediante la extracción individual de cada folículo. Normalmente los folículos se obtienen de la zona occipital de la cabeza ya que suele contar con mayor densidad folicular para ser la zona donante. Es una avanzada técnica especialmente recomendada para áreas pequeñas. 
  • Técnica FUSS: el método de extracción de esta técnica no es de manera individual sino en tiras de aproximadamente 15-20 cm de longitud, por 1 cm de ancho. La zona donante suele ser también la región occipital de la cabeza. En este caso, al extraerse en tiras y no pelo a pelo, extraen los folículos junto a diferentes componentes que favorecen su crecimiento. Por ello, la técnica FUSS está especialmente recomendada para grandes trasplantes.
  • Técnica BHT: es una técnica menos común, ya que los pelos se extraen de otras zonas del cuerpo como las piernas, los brazos e incluso el abdomen. Su objetivo es dar volumen y espesor al cabello, por ello suele ser utilizada de manera complementaria a las otras dos técnicas.
Reserva ahora tu consulta gratuita

    nuestra recomendación
    Tratamiento de injerto capilar

    Comentar