Consejos IML
tratamiento contra melasma

Tratamientos contra el melasma

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El melasma es una afección de la piel que puede provocar la aparición de manchas de color marrón de diposición difusa centro facial, las zonas donde más aparece el melasma es en pómulos y mejillas, región peribucal y frente.

El melasma es uno de los tipos de mancha en la piel más difícil de eliminar. Se manifiesta en forma de discromía oscura, difusa y simétrica y tiene a localizarse en mejillas, frente y área peribucal y presenta especial incidencia en las mujeres y se relaciona con la condición estrogénica femenina. No se conoce exactamente la causa exacta que desencadena el desarrollo del melasma aunque se sabe que existe trasfondo hormonal y está ampliamente probado que empeora con el sol.

El melasma es un problema crónico recidivante, lo que quiere decir que, aunque se realice un tratamiento bien indicado, certero, correcto y adecuado puede mostrarse refractario al tratamiento y no responder al tratamiento o volver a aparecer en cuanto se concluye el tratamiento o un tiempo variable después de realizado. Es decir, el tratamiento del melasma nunca es definitivo.

En Instituto Médico Láser (IML) contamos con un amplio equipo de dermatólogos profesionales que informan al paciente de manera personalizada sobre el tipo de melasma que presenta y los diferentes tratamientos con los que conseguir y las expectativas reales de la consecución de un resultado satisfactorio en el tratamiento del melasma.

Además, en IML combinamos los tratamientos más innovadores (como los que emplean ácido tranexámico o diferentes tipos de láser) junto a los tratamientos más clásicos cuya eficacia ha sido contrastada durante años.

¿Cómo se trata un melasma?

Tratar un melasma de manera correcta requiere de un previo análisis médico personalizado que permita identificar las necesidades y características en cada paciente. Antes de realizar un tratamiento para el melasma es importante que el dermatólogo realice un buen diagnóstico previo con el que posteriormente elegir el mejor tratamiento que dependerá, en parte, del tipo de melasma, si se trata de melasma epidérmico o dérmico, el fototipo de piel, su evolución clínica y su respuesta al tratamiento.

El melasma, al tratarse de una alteración cutánea crónica, requerirá también cuidados específicos como la aplicación de protección solar intensa para evitar la reaparición del melasma y otros tipos de tratamiento de fondo de carácter domiciliario.

En IML realizamos el tratamiento del melasma teniendo en cuenta y siguiendo diferentes pasos definidos:

  1. Despigmentación: el primer paso para tratar un melasma consiste en descamar las células pigmentadas para actuar sobre los corneocitos germinativos.  Para esta parte del tratamiento contamos con diferentes tipos de peeling con diferentes formulaciones y se puede apoyar mediante tecnología de luz pulsada o láser. En esta fase se consigue induciro la descamación y lograr así la eliminación directa del exceso de acúmulo de melanina.
  1. Bloqueo de melanina: eliminado el exceso de pigmentación, es necesario inhibir el exceso de síntesis de melanina mediante tratamientos tan novedosos como el de ácido tranexámico que aplicamos en IML.
piel de mujer de cerca

Es importante tener en cuenta que los tratamientos aplicados en IML para tratar un melasma no son solo elegidos de manera personalizada tras un diagnóstico previo, también pueden ser personalizables y combinables dependiendo de las características y necesidades de cada paciente. En cuanto al número de sesiones, dependerá de diferentes factores como tipo de piel, tratamiento elegido o reacción del melasma. Por ello, a veces los resultados pueden apreciarse desde la primera sesión o, en otras ocasiones, es necesario buscar una tratamiento alternativo que funcione de manera más específica y eficaz. El pronóstico del melasma dependerá del fototipo de piel, tipo de melasma, tratamiento elegido y otros factores que pueden resultar condicionantes.

Además, gracias a la combinación de tratamientos y la elección de avanzadas tecnologías, los dermatólogos expertos de IML son capaces de ofrecer resultados vanguardistas con los que alcanzar soluciones eficaces a este problema de la piel.

Mejores tratamientos para melasma

En IML tratamos los melasmas teniendo en cuenta las características de cada paciente. De este modo, mediante un diagnóstico previo, se pueden conseguir resultados eficaces en el menor tiempo posible, pero no necesariamente permanentes, no existe un tratamiento definitivo para el melasma ya que es un problema crónico. En ocasiones es necesario plantear un tratamiento complementario en función del resultado obtenido. Es fundamental la ausencia total de exposición solar del paciente y las medidas de antipigmentación que debe seguir el paciente según el consejo de su médico en el tratamiento del melasma.

En IML para tratar los melasmas optamos por tecnologías avanzadas capaces de adaptarse adecuadamente a las características y necesidades de cada paciente. Actualmente en IML contamos con una amplia variedad de tratamientos con los que actuar sobre los melasmas de manera eficaz mediante una combinación de peelings especfícos para melasma, el tratamiento con láser y el ácido tranexámico vía mesoterapia o vía oral.

El ácido tranexámico es una nueva de abordar el tratamiento del melasma. Este tratamiento consiste en inyectar ácido tranexámico directamente sobre el melasma con técnica de mesoterapia o bien pautar el ácido tranexámico vía oral. Este fármaco sintético tiene un comportamiento semejante a la lisina, aminoácido esencial inhibidor de la tirosinasa, enzima necesaria para que se produzca la síntesis de melanina. La posibilidad de introducir el ácido tranexámico en la dermis, justo donde se gesta la pigmentación y de interferir así en su desarrollo, lo convierte en una herramienta terapéutica de primer orden.

El láser infrarrojo fraccional no ablativo (Ydun 1550) o de IPL suave son algunas de las técnicas complementarias empleadas en IML para eliminar parte de los melanófagos dérmicos sin necesidad de tener que irritar la piel para ello. Así, en función de las características de cada caso, nuestros expertos dermatólogos seleccionan el tratamiento más adecuado para tratar cada tipo de melasma y su etiopatogenia.

Solicita una cita gratuita en IML y nuestros médicos expertos realizarán un diagnóstico previo de la piel y te asesorarán en todo momento sobre los posibles tratamientos con los que conseguir mejores resultados en el tratamiento del melasma.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento de melasma

Comentar