Consejos IML
tratamientos radiofrecuencia fraccionada

¿Qué es la radiofrecuencia fraccionada?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La radiofrecuencia fraccionada mínimamente invasiva (Morpheus) es un tratamiento con muchas indicaciones como tratamiento estético de la piel y que tiene muchas aplicaciones en medicina estética ya que es capaz de ofrecer excelentes resultados actuando de manera selectiva en la dermis profunda y en las capas subdérmicas.

Al generar pulsos de radiofrecuencia de forma fraccionada en el interior de la piel mediante el uso de micropins, consigue regenerar la piel y mejorar su estado de adentro hacia afuera, estimulando la elastina y las fibras de colágeno y fibronectina gracias a la energía térmica que emite de manera fraccionada que estimula el metabolismo de los fibroblasto que es la fábrica de las fibras nuevas de colágeno.

La radiofrecuencia fraccionada (Morpheus) en Instituto Médico Láser (IML) ofrece resultados excelentes, convirtiéndose en uno de los tratamientos preferidos por pacientes y médicos estéticos.

Beneficios de la radiofrecuencia fraccionada

Además de por sus buenos resultados, la radiofrecuencia fraccionada es un tratamiento que ofrece una gran variedad de beneficios por los que es uno de los tratamientos mejor valorados tanto por pacientes como por equipo médico:

  • Es un tratamiento solo requiere anestesia tópica para ser realizado
  • El número de sesiones, aunque depende de cada paciente, suele ser de tres.Salvo en casos muy severos en que el paciente puede necesitar cuatro o cinco sesiones.
  •  Ofrece una recuperación rápida
  • Las sesiones son en torno a los 30-45 minutos
  • Mejora la elasticidad de la piel al activar las células cutáneas
  • Ofrece resultados en la piel de manera rápida
  • Funciona muy bien también como tratamiento combinado con otros tratamientos de medicina estética.
  • Mejora considerablemente el estado de la piel, en casos de flacidez corporal, celulitis flácida u otros tipos de celulitis y descolgamiento facial.
  • Es un tratamiento personalizado 100%, los parámetros se adaptan al objetivo que deseamos conseguir, según tipo de piel, grosor y problema estético.
  • Ofrece también buenos resultados en la mejoría de estrías, tonificación facial, acné, cicatrices, firmeza, arrugas e incluso en pieles seborreicas

Usos y resultados de la radiofrecuencia fraccionada

Hoy en día la radiofrecuencia fraccionada mínimamente invasiva (Morpheus) es uno de los tratamientos con mayor éxito en medicina estética por sus notables resultados y numerosos beneficios. Además, al ser un tratamiento sencillo y de rápida aplicación, suele ser la opción preferida de muchos pacientes que buscan mejorar el estado de su piel.

Por ello, la radiofrecuencia fraccionada empleada en IML (Morpheus) se realiza de manera mínimamente invasiva superando el alcance terapéutico con un tratamiento para la flacidez que ofrece mejores resultados y sin periodo de recuperación con el fin de que el paciente pueda volver a su rutina en el menor tiempo posible. Además, solo necesita anestesia tópica debido a su sencillez a la hora de ser aplicado.

En cuanto a sus usos y resultados, la radiofrecuencia fraccionada de IML ofrece grandes ventajas ya que es capaz de estimular el colágeno y generar nuevo para conseguir una mayor tonificación en la piel. Además, también favorece la tonificación del tejido subcutáneo. Otra de sus grandes ventajas es que nuestra radiofrecuencia fraccionada es completamente compatible con otros tratamientos estéticos, pudiendo incrementar así los resultados y haciendo que sean mucho más notorios y duraderos.

Por lo tanto, la radiofrecuencia fraccionada Morpheus, al utilizar energía alta en las capas profundas de la piel, es capaz de estimular la producción de colágeno tanto en dermis como en celular subcutáneo sin dañar la epidermis u otras zonas circundantes. Esto hace que sea el tratamiento adecuado para conseguir una piel más firme, lisa y con aspecto rejuvenecido. Además, después de un tratamiento de radiofrecuencia fraccionada Morpheus, la piel comenzará a producir colágeno de forma progresiva durante los siguientes tres meses, de forma que los resultados de mejoría de la piel irán mejorando progresivamente. Por ello, con una sola sesión al año suele ser suficiente para conseguir el mantenimiento de los efectos de la radiofrecuencia fraccional.

 Sin duda, es el un tratamiento indicado para corregir la flacidez facial y corporal y mejorar ciertas marcas en la piel como acné, cicatrices o estrías. Solicite una primera cita informativa en IML y comience a experimentar las múltiples ventajas de la radiofrecuencia fraccionada.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamientos con radiofrecuencia

Comentar