Consejos IML
Cuperosis

El tratamiento láser de la cuperosis

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La cuperosis es una alteración dermatológica que puede hacerse notable en la piel como consecuencia de una dilatación de los capilares que cursa con arañas vasculares o telangiectasias y enrojecimiento cutáneo sobre todo ubicado en las mejillas, también puede localizarse en los laterales de la nariz y en la frente. La piel con cuperosis, frecuente en el rostro, presenta manchas rojas o un enrojecimiento general en las zonas faciales descritas.

En Instituto Médico Láser (IML) somos expertos en cuidar y mejorar la salud de la piel y, por ello, ofrecemos a nuestros pacientes los mejores tratamientos para controlar los síntomas de la cuperosis y mejorar su estado. 

Qué es la cuperosis

La cuperosis es una afección que aparece en la piel como consecuencia de vasodilataciones temporales que se producen en los capilares hasta convertirse, posteriormente, en permanentes. 

Aunque sí se conoce que es la dilatación de los capilares el principal motivo por el que se puede originar la cuperosis, las causas que producen la vasodilatación y la posterior cuperosis no son conocidas al cien por cien. Sin embargo, sí que existe mayor tendencia de aparición en mujeres de piel clara y con una edad entre los 30 y 50 años. Además, puede que en su aparición influyan factores genéticos, cambios bruscos de temperatura, malos hábitos de vida o contar con antecedentes de enfermedades dermatológicas.

Síntomas y tratamientos de la cuperosis

El principal síntoma de la cuperosis es el enrojecimiento cutáneo localizado por la dilatación de los capilares de la piel. Las manchas rojas o el tono rosáceo que se produce en la piel debido al aumento del flujo sanguíneo es, por lo tanto, el principal indicativo de que existe cuperosis. 

Nueva llamada a la acción

La cuperosis puede evolucionar a rosácea en determinados casos. Actualmente los tratamientos láser son el método más efectivo con el que poder atenuar los síntomas de la cuperosis y mejorar considerablemente su apariencia. Aunque normalmente el tratamiento elegido se realiza con el láser 585Nm, en Instituto Médico Láser (IML) contamos con diferentes tipos de láser para adaptar el tratamiento en función del calibre de los vasos dilatados de la cuperosis, el grosor de la piel y la ubicación a las características y necesidades de cada paciente. 

En nuestro centro de medicina estética ofrecemos un diagnóstico previo de la lesión para conseguir una posterior elección de tratamiento mucho más efectiva. Así, los dermatólogos de IML obtienen la información necesaria en una primera consulta previa al tratamiento. 

En cuanto al modo en que se realiza el tratamiento, no es necesaria la aplicación de anestesia para el tratamiento de cuperosis con láser ya que, además, se puede aplicar frío en la zona para evitar las posibles molestias. Tras el tratamiento el paciente puede volver a casa con ciertas precauciones pero sin dolores o molestias. Sí que es posible que el paciente aprecie cierta inflamación o color amoratada en la zona tratada (púrpura) que se puede camuflar con maquillaje y remite en los siguientes días. 

Sin duda, los tratamientos láser ofrecen muy buenos y eficaces resultados en la mejora del estado de la cuperosis y, normalmente, una sola sesión es suficiente para poder apreciar notablemente sus resultados. 

Gracias a los diferentes tipos de láser disponibles en IML, nuestros pacientes pueden beneficiarse de las ventajas que cada láser ofrece con cada tipo de piel, estado de cuperosis y necesidades específicas. 

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamientos de Dermatología

Comentar