Consejos IML
Dieta solar

Dieta solar: refuerza la protección de tu piel

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La dieta solar de IML es una propuesta de nuestros médicos estéticos para reforzar la protección de la piel mediante alimentos ricos en antioxidantes.

Esta dieta no sustituye a la crema fotoprotectora ni a otras medidas de protección solar, como el uso de gorras o sombreros o ropa ligera.

El objetivo de esta dieta es aportar nutrientes que ayuden a mantener la salud de tu piel.

Nueva llamada a la acción

¿Cuáles son los mejores nutrientes para la piel en verano?

Los antioxidantes son importantes para favorecer la salud de la piel en verano.

Los antioxidantes son moléculas capaces de neutralizar los radicales libres. Un radical libre es una molécula muy reactiva que puede causar daño celular.

La radiación ultravioleta puede inducir la formación de radicales libres. Por esto es importante que la piel cuente con antioxidantes que refuercen la protección frente al daño oxidativo.

¿Qué alimentos son ricos en antioxidantes?

Las principales fuentes de antioxidantes se encuentran en los vegetales, tanto en frutas como en hortalizas.

Entre los alimentos con mayor cantidad de antioxidantes se encuentran:

Alimentos ricos en vitamina E

Aguacate, aceite de oliva, frutos secos.

Vitamina C

Pimiento, papaya, repollo, tomates, cítricos, brócoli.

Betacarotenos

Zanahoria, calabaza, melón

Flavonoides

Cebolla morada, puerro, arándanos, té blanco, manzana

Oligoelementos (zinc y selenio)

Pescado y marisco, nueces, lácteos, arroz integral

El aguacate es rico en vitamina E
El aguacate es rico en vitamina E

Dieta solar: incluye antioxidantes en tu menú

La dieta solar tiene como objetivo incluir en nuestro menú alimentos ricos en antioxidantes.

Antioxidantes en el desayuno

Un yogur con cereales aporta manganeso, selenio, zinc y vitamina E.

Otra forma de tomar lácteos con vitamina E puede ser con una tostada de pan integral con aguacate y queso fresco 0%.

Si además tomamos fruta en el desayuno, como las cerezas, aportamos antioxidantes (betacarotenos, flavonoides y vitamina C) para disfrutar de una mañana al aire libre.

A Media mañana

Un puñadito de frutos secos (avellanas, almendras o nueces) nos aporta vitamina E y selenio.

Las aceitunas son ricas en polifenoles. Se recomienda no abusar de ellas, ya que también poseen un alto valor calórico.

Platos principales del día

En la comida y la cena, la mejor forma de incluir antioxidantes es nuestros platos es a través de las ensaladas, sopas vegetales frías y verduras y hortalizas como guarnición.

El gazpacho es un ejemplo de entrante refrescante y rico en antioxidantes. Además, permite prepararlo con recetas distintas de la del gazpacho tradicional:

  • Gazpacho de melón y sandía
  • De remolacha
  • Verde (pepino, albahaca, pimiento verde, apio, espinacas…)
  • Gazpacho de fresas…

Como guarnición para los platos de carne o pescado podemos elegir ensalada cruda o verduras al vapor o a la parrilla.

Antioxidantes en la merienda

Algunas ideas de meriendas ricas en antioxidantes son:

  • Macedonia de frutas (arándanos, ciruela, uva, cereza, piña, kiwi…)
  • Batido de yogur y frutos del bosque
  • Smoothie de melocotón y plátano con leche de avena
  • Tomates Cherry con queso de burgos 0%
Bebidas antioxidantes
La limonada natural o el té son bebidas refrescantes y ricas en antioxidantes

Bebidas antioxidantes

La recomendación de nuestros médicos consiste en sustituir las bebidas carbonatadas o las alcohólicas, que sólo aportan calorías vacías, por otros tipos de bebidas más saludables que refrescan, hidratan y aportan antioxidantes.

En sus variedades verde, blanco y matcha, el té es rico en polifenoles y además tiene propiedades diuréticas.

Limonada

A base de limón natural exprimido, agua y hielo, sin azúcar.

Agua de coco

El agua de coco es rica en vitaminas A, B, C y E.

Café verde

El café verde tiene menos cafeína que el café tostado.

Esta variedad de café es rica en polifenoles. Ideal para tomar después de la comida.

Mosto

El mosto es el zumo de uva sin fermentar. El de uva morada es el mosto con mayor cantidad de antioxidantes.

Nuestros médicos recomiendan tomarlo de vez en cuando. No abuses, ya que posee un alto contenido en azúcares.

¿De qué otras formas podemos proteger la piel del sol?

La principal forma de proteger la piel de la radiación solar es aplicar fotoprotector tópico y usar complementos que actúen como barrera, como gorras o sombreros de ala ancha.

El filtro solar será efectivo si se aplica 20 minutos antes de la exposición solar. Pero es fundamental reaplicarlo cada cierto tiempo. Por ejemplo, tras el baño o transcurridas una o dos horas desde la primera aplicación.

Nuestros médicos recomiendan elegir un índice de protección alto (50) y fórmulas de amplio espectro, es decir, que protejan tanto de la radiación UVA como de la UVB y de la luz infrarroja.

Mesoterapia con vitaminas

La infiltración de vitaminas, minerales y coenzimas es un tratamiento de Medicina Estética que refuerza la protección de la piel frente a los radicales libres.

Además, estos nutrientes infiltrados mediante la técnica de la Mesoterapia aportan luminosidad y elasticidad a la piel.

Es un tratamiento que puede aplicarse incluso en pleno verano para complementar la protección del filtro solar tópico y para hidratar la piel en profundidad.

Aunque el gesto de protección solar indispensable es el uso de cremas fotoprotectoras, nuestros médicos recomiendan que lo combines con una dieta rica en antioxidantes y un tratamiento de Medicina Estética adecuado a las necesidades de tu piel.

¿Tienes alguna duda sobre cómo cuidar tu piel? Uno de nuestros médicos expertos estará encantado de estudiar tu caso en una consulta de valoración gratuita.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    nuestra recomendación
    Dieta con perfil genético de IML

    Comentar