Consejos IML
abdomen de embarazada

Cómo cuidar los pechos durante el embarazo y la lactancia

Certificado por Instituto Médico Láser

Durante el embarazo, especialmente a partir del final del segundo trimestre, y durante la lactancia, el pecho experimenta un aumento de volumen intenso y sostenido que puede facilitar la aparición de estrías o de flacidez en el pecho después de concluir la lactancia. La aparición de estrías se ve facilitada durante el embarazo debido a los cambios hormonales propios del embarazo y a la distensión a la que se ve sometida la piel tanto de la región abdominal y costados como en el pecho.

Nueva llamada a la acción

 

Las estrías son una especie de fractura o atrofia de la piel por lesión del tejido conjuntivo cutáneo. La causa más frecuente de la aparición de estrías en los pechos es mecánica, aparecen como consecuencia del estiramiento de las capas de la piel durante el periodo del embarazo y la lactancia en la que se produce un aumento del volumen mamario. La ruptura de las fibras de colágeno y elastina debilita la piel que pierde en parte su capacidad de recuperación y quedan bandas fibrosas atróficas que se denominan estrías. La pérdida de elasticidad de la piel también puede traducirse en cierto grado más o menos marcado de flacidez en los pechos después del embarazo y la lactancia. 

Además del característico aumento de volumen de los pechos durante el embarazo y la lactancia, la hormona denominada relaxina tiene un papel protagonista. Producida a partir de la placenta y el cuerpo lúteo a partir del tercer mes, produce una relajación muscular del útero, la pelvis y el pubis y detiene intensamente la producción de colágeno, promoviendo la aparición de estrías. Esta pérdida de la capacidad tisular para sintetizar fibras estructurales limita la capacidad de la piel para adaptarse a la distensión cutánea que se produce en los pechos durante el embarazo y la lactancia.

Si bien es cierto que la aparición de estrías o flacidez en el pecho no se pueden prevenir de forma absoluta durante el embarazo y la lactancia, ciertos cuidados pueden mejorar la evolución y el estado de la piel.

Consejos para cuidar estéticamente los pechos durante el embarazo y la lactancia:

La hidratación de la piel del pecho durante el embarazo y la lactancia pueden mejorar la probabilidad de que no aparezcan estrías. Se recomienda aplicarla una o dos veces al día.

Las cremas con centella asiática y tocoferol pueden beneficiar al pecho ya que, según algunos estudios, se asocian a una menor tendencia a padecer estrías en el pecho durante el embarazo y la lactancia.

Si bien el aumento de volumen de las mamas durante el embarazo y la lactancia no pueden controlarse, sí es recomendable evitar aumentos de peso muy marcados para evitar la distensión sobreañadida para la delicada piel de los pechos.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    Comentar