Consejos IML
Acné después de los 30

¿Acné después de los 30? Cómo combatir el acné adulto

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

¿Es normal presentar acné después de los 30?

El acné en la edad adulta puede presentarse después de cumplir los 30 y los 40. Suele presentar una clínica diferente de la de los brotes de acné propios de la adolescencia o la primera juventud:

☑ Se localiza principalmente en cuello, mandíbula, peribucal y mejillas.

☑ El número de nódulos, pústulas o pápulas no suele ser elevado. Es más común presentar dos o tres, más o menos grandes, a ambos lados del rostro.

☑ Aunque el cuadro acneico suele ser mucho más leve que el que pueden presentar pacientes más jóvenes, es motivo de consulta frecuente entre las pacientes después de cumplir los 30 años.

En este artículo te explicamos las principales causas del acné adulto y cómo combatirlo.

Causas frecuentes de acné a partir de los 30

Una causa frecuente de acné en los últimos tiempos es la mascarilla higiénica, cuyo uso frecuente produce un aumento de humedad que, junto con la oclusión de los folículos, da lugar al maskné o acné por mascarilla.

Nueva llamada a la acción

Sin embargo, antes de la pandemia ya eran frecuentes las consultas sobre el acné adulto. Sus principales causas son:

Cambios hormonales

Tanto el ciclo menstrual, como el embarazo o la menopausia producen alteraciones en el balance hormonal, lo que puede provocar una mayor producción de sebo.

En el varón, una sobreproducción de andrógenos o su ingesta (a través de suplementos o mediante la dieta) puede ser un desencadenante del acné.

Síndrome de ovario poliquístico

Junto con la seborrea, el acné es una de las manifestaciones del síndrome de ovario políquístico, un trastorno endocrino que comporta una alteración en la función hormonal.

Estrés

Los altos niveles de cortisol, la hormona de la ansiedad y el estrés, activa la producción de sebo en las glándulas sebáceas, lo que favorece la proliferación de la bacteria causante del acné.

Cosméticos comedogénicos

La aplicación de productos comedogénicos (es decir, que obstruyen el folículo) pueden provocar acné.

Suelen ser cosméticos grasos a base de aceites o sustancias muy oclusivas, como la vaselina o la manteca de karité.

Determinados fármacos

Algunos medicamentos, como determinados anovulatorios o los esteroides anabólicos, pueden provocar el acné.

mujer con acne en cara

Cómo combatir el acné adulto

Desde la Unidad de Dermatología de IML recomendamos a nuestros pacientes tratar el acné tanto en la clínica como en casa, mediante la combinación de técnicas dermatológicas y cuidados domiciliarios.

1 – Recibe un diagnóstico preciso

Como hemos visto, la causa del acné puede ser multifactorial. Si la causa del acné es una alteración hormonal, nunca vamos a poder abordarla sólo con lociones anti-acné. Por ello, el primer paso debe ser consultar con el Dermatólogo.

Es fundamental que el Dermatólogo realice un diagnóstico preciso de las causas del acné, para elegir el tratamiento más eficiente y evitar así las cicatrices, marcas y otras lesiones cutáneas no deseadas.

2 – Elige tratamientos personalizados

El tratamiento del acné debe personalizarse en función de la evolución del cuadro acneico, de sus causas y de las necesidades concretas de cada paciente.

Por ejemplo, si el objetivo es reducir la producción de sebo, puede ser interesante aplicar Láser 1550 o Láser Ydun Frax 1540..

Si el paciente requiere disminuir la sobreinfección, el tratamiento indicado puede ser la Terapia Fotodinámica con luz LED.

Si el objetivo es mejorar las cicatrices y marcas de acné, uno de los tratamientos de elección podría ser el Láser de CO2.

Nuestros dermatólogos cuentan con la plataforma láser más completa para elegir el equipamiento más adecuado, según tu tipo de acné y su gravedad.

El acné suele ser una patología crónica.

Por tanto, es necesario tener paciencia y mantener en el tiempo el tratamiento y los cuidados indicados por el Dermatólogo, con el fin de evitar o minimizar los rebrotes.

4 – Aplica cuidados domiciliarios adecuados

Además de seguir todas las recomendaciones del Dermatólogo, en casa debemos seguir cuidando del acné:

Evita las limpiezas profundas y los peelings caseros en caso de acné activo.

No manipules los granos. Manipular el acné puede provocar más rojeces, inflamación y cicatrices. Si tenemos una reunión o evento importante, podemos recurrir a correctores de acné que reducen el tamaño de las pústulas y su inflamación.

Mantén una rutina de higiene e hidratación adecuadas según tu tipo de piel. No por lavar más una piel muy grasa ésta va a dejar de producir sebo. Muy al contrario, puede producirse un efecto rebote.

Elige maquillaje no comedogénico y oil free, mejor en fórmulas fluidas. Los accesorios con los que se aplica el maquillaje (brochas, esponjas) deben lavarse bien tras cada uso, para evitar que prolifere la bacteria del acné.

☑ Realiza ejercicio físico o técnicas de relajación para mantener el estrés a raya.

Reserva ahora tu consulta informativa con uno de nuestros Dermatólogos expertos, quien estará encantado de estudiar tu caso y responder a todas tus dudas sobre el acné y su tratamiento.

Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar