Consejos IML
inyeccion en la cara

Para qué sirven las inyecciones de vitaminas en el rostro

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Las vitaminas aportan infinidad de beneficios a nuestro organismo, ayudando a nuestro cuerpo a funcionar correctamente y de una manera saludable. Así, las vitaminas también pueden convertirse en una parte fundamental del cuidado facial de cada persona, consiguiendo aportar luz, elasticidad y salud a nuestro cutis gracias a las mejoras del metabolismo cutáneo que aportan.

En Instituto Médico Láser (IML) contamos con diferentes técnicas donde las vitaminas son las protagonistas. ¡Te las contamos!

Las vitaminas para el cuidado de la cara

Desde hace ya muchos años se usa el cóctel de vitaminas para el rostro con el fin de mejorar su aspecto, textura y luminosidad. Sus buenos resultados han hecho que poco a poco las diferentes técnicas de vitaminas para el cuidado facial cobren protagonismo y relevancia. Así, en IML realizamos diferentes tratamientos médico- estéticos donde las vitaminas son el principal o único componente.

Las vitaminas A, B, C y E suelen ser las más comunes en los diferentes cócteles de vitaminas para el rostro. Además, con frecuencia suelen acompañarse de otros compuestos complementarios como el ácido hialurónico o los aminoácidos, consiguiendo así mejorar la luminosidad e hidratación desde casi el mismo momento de la aplicación.

Parte de la eficacia de las vitaminas para el rostro radica en sus efectos antioxidantes, clave para combatir los efectos del envejecimiento. Además, son adaptables a las necesidades de cada paciente, pudiendo administrar sólo determinadas vitaminas específicas para los problemas dermatológicos de cada persona. De hecho, la clave para unos resultados óptimos y duraderos es la aplicación adecuada de dosis según necesidades de cada uno.

mujer tocando su cara

Efectos de las vitaminas en la piel

Los tratamientos a base de vitaminas provocan efectos visibles en la piel de manera casi instantánea. Para ello, en primer lugar, es fundamental desmaquillar y limpiar la piel de cualquier impureza. Desinfectada la zona a tratar, se procede a la inyección de vitaminas mediante finas agujas en los puntos del rostro donde sean necesarias.

Como ya hemos comentado, a pesar de que las inyecciones pueden contener otros componentes además de las vitaminas, todos sus ingredientes son reabsorbibles por el organismo por lo que, en caso de no repetir el tratamiento, la piel no sufrirá un efecto rebote y recuperará su aspecto anterior.

A pesar de que los efectos de los tratamientos con vitaminas son casi inmediatos, pudiendo apreciarse a los pocos minutos de finalizar el proceso, sí que es necesario aplicarlos en varias sesiones para que sus efectos sean acumulativos y no desaparezcan. Así, dependiendo del tratamiento y de las características del paciente, se suelen realizar en torno a 3-4 sesiones cada 20 días. Además, posteriormente es recomendable repetir el proceso una o dos veces por año para mantener los efectos.

En cuanto a sus beneficios, las inyecciones de vitaminas en la piel consiguen ralentizar los signos del envejecimiento y garantiza resultados duraderos. La eficacia de las vitaminas se debe, en parte, a una alta concentración de principios y agentes activos favorables para la salud de la dermis y superior al presente en otros tratamientos faciales. Así, la piel del rostro consigue lucir mucho más elástica y luminosa desde la primera sesión. Además, dependiendo del cóctel de vitaminas también se puede actuar sobre arrugas, acné e incluso poros abiertos e imperfecciones. Contacta con nosotros y comienza a disfrutar los numerosos beneficios de las inyecciones de vitaminas para el rostro. Cualquiera de nuestros médicos especialistas atenderá cualquier consulta o duda sobre las vitaminas, precios y fases de cada tratamiento.

Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar