Consejos IML
reducir contorno cintura

La reducción de cintura con cirugía

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La reducción de cintura es el deseo de muchas personas. Conseguir reducir el tamaño de la cintura es posible con diferentes métodos y tratamientos estéticos.

Desde Instituto Médico Láser (IML) os proporcionamos información detallada sobre cómo conseguir la reducción de cintura con y sin cirugía.

Cómo reducir la grasa de la cintura

Una cintura esbelta y un abdomen plano puede conseguirse llevando a cabo y adquiriendo métodos saludables como el ejercicio físico, dieta o tratamientos de medicina estética corporal.

Incorporar una alimentación equilibrada es fundamental para conseguir una reducción de cintura de manera saludable. De esta manera se conseguirá reducir los excesos de grasa en la zona abdominal. Es necesario que un experto nutricional elabore una dieta personalizada para cada persona, ajustada a las necesidades y objetivos de cada paciente. Así, elaborará un plan nutricional con algunas restricciones y modificaciones para la reducción de cintura sin cirugía tales como:

  • Consumir alimentos o productos que favorezcan el tránsito intestinal
  • Reducir la ingesta calórica y el peso
  • No consumir bebidas gaseosas ni con alcohol
  • Tomar alimentos que favorecen la digestión
  • Realizar 5 comidas diarias
  • Evitar platos muy especiados o picantes

Realizar ejercicio físico es también una forma saludable de conseguir la reducción de cintura sin cirugía. Para conseguirlo es importante realizar ejercicios que hagan trabajar músculos de la zona abdominal. Así, con deportes como correr, nadar, pilates o zumba se obtienen resultados favorables en la reducción de cintura. Además, es recomendable combinarlo con ejercicios específicos y funcionales para la zona abdominal.

Tratamientos para recuperar la cintura

En caso de no conseguir la reducción de cintura a través de la dieta y el ejercicio físico, existen diferentes tratamientos con los que actuar sobre esta zona corporal. En IML existen tratamientos mínimamente invasivos y no invasivos con los que conseguir una reducción de cintura.

Cuando no se consigue la reducción de cintura con tratamiento conservador, puede ser interesante realizar una cirugía mínimamente invasiva que permita eliminar la grasa acumulada en la cintura. Este procedimiento se realiza en IML mediante LipoVaser y Renuvion. LipoVaser es un tratamiento de alta precisión que se realiza con anestesia local y sedación guiada con anestesista que permite eliminar la grasa gracias al efecto de los ultrasonidos que emulsionan la grasa acumulada en la cintura liberando el tejido graso del resto de los tejidos con alta precisión.

Posteriormente eliminamos la grasa mediante una lipoaspiración suave, lo que permite una reducción de talla intensa en la región localizada.

Para optimizar la correcta adaptación de la piel a la nueva silueta aplicamos Renuvion, el tratamiento basado en helio ionizado que asegura la máxima contracción de la piel y su adaptación al nuevo contorno corporal reducido.

Tras la realización del procedimiento se coloca una prenda de compresión que el paciente debe llevar puesta durante al menos dos semanas.

Los resultados son muy correctores y satisfactorios y se perciben desde los primeros días si bien es necesario esperar para disfrutar completamente de la reducción de cintura varias semanas mientras se reduce el componente inflamatorio que remite progresivamente.

Ponte en contacto con nosotros y nuestros médicos expertos de IML atenderán tu caso de manera personalizada y te asesorarán en todo momento sobre los diferentes tratamientos y cirugías disponibles para la reducción de cintura.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento Vaser Lipo

Comentar