Consejos IML
Flacidez corporal

Flacidez corporal. ¿Cómo reafirmar la piel?

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La flacidez corporal es, junto con la celulitis y la grasa localizada, la consulta estética más común en Medicina Estética, especialmente es pacientes de a partir de 35 años y de cara al verano.

La flacidez corporal es fruto del proceso natural de envejecimiento. Sin embargo, también puede responder a determinados factores agravantes. En este artículo explicamos por qué se produce la laxitud cutánea y qué tratamientos aplican nuestros médicos para reafirmar la piel del cuerpo.

¿Cuáles son las causas de la flacidez?

Las principales causas de la flacidez son la disminución de la producción de fibras colágenas por el paso de los años, el exceso de exposición solar y la herencia genética.

A partir de los 30 años es común que los pacientes refieran notar un cambio en la tersura de la piel. Esto se debe a que el proceso de renovación celular se ralentiza a medida que envejecemos.

Los fibroblastos reducen progresivamente su producción de colágeno y elastina, fibras elásticas que forman una malla uniforme que aporta sustento y tersura a la piel.

Un exceso de sol puede ser la causa de la elastosis solar, una reducción de la elasticidad y del grosor de la epidermis.

La herencia genética de cada paciente puede ser la causa de la presencia de flacidez prematura en los tejidos y en la piel.

Flacidez cutánea y flacidez muscular. Diferencias

La flacidez puede ser de tres tipos: cutánea, muscular o mixta.

La flacidez cutánea es la consecuencia de la disminución de fibras colágenas y elásticas y de su disposición, menos uniforme según pasan los años. Afecta directamente a la dermis y a la epidermis.

La flacidez muscular es la pérdida de masa muscular debida a la falta de ejercicio físico, al envejecimiento, a dietas poco saludables bajas en proteínas o a causas patológicas.

Es común presentar flacidez mixta, con laxitud tanto cutánea como de músculo, especialmente en pacientes de más de 35 años con hábitos de vida sedentarios.

¿Cómo reafirmar la piel?

Para combatir la flacidez corporal y reafirmar la piel, los médicos estéticos de IML recomiendan enfocar los esfuerzos en tres factores:

  1. Dieta sana
  2. Ejercicio físico
  3. Tratamientos específicos de Medicina Estética contra la flacidez

1. Dieta sana

Según nuestra experiencia de más de 20 años en el tratamiento de diversos problemas estéticos cutáneos, la dieta por sí sola no corrige la flacidez de la piel.

Sin embargo, para favorecer el funcionamiento normal del organismo (y, por tanto, también de los fibroblastos o células responsables de generar colágeno) es recomendable llevar una dieta equilibrada, rica en:

  • Vitamina C (brócoli, cíctricos, pimiento rojo…)
  • Azufre (ajo, cebolla, puerro, lácteos, huevos…)
  • Omega 3 (aceite de oliva, pescado azul, frutos secos…)
  • Zinc (carnes rojas, avellanas, almendras, avena…)
  • Selenio (piñones, levadura de cerveza, trigo, champiñón…)

2. Ejercicio físico

La actividad física es fundamental para la salud general del organismo, por lo que es recomendable practicarla con frecuencia.

El entrenamiento físico no corrige la flacidez de la piel. Sin embargo, sí favorece el desarrollo de la masa muscular, mejorando así la morfología corporal.

Tratamientos específicos de Medicina Estética contra la flacidez

El enfoque de la Medicina Estética en el tratamiento de la flacidez corporal tiene un doble objetivo:

  1. Estimular la producción de nuevas fibras elásticas
  2. Reorganizar el colágeno y la elastina ya existentes

La elección del tratamiento más adecuado para cada paciente depende de múltiples factores:

  • Grado de flacidez que presenta el paciente
  • Zona a tratar
  • Otros problemas asociados (grasa localizada, celulitis)
  • Preferencias del paciente (Medicina Estética o Cirugía Mínimamente Invasiva)

Por este motivo es fundamental la valoración personalizada, ya que estas variables pueden ser muy distintas entre pacientes, incluso si son de la misma edad.

Nuestros médicos realizan un estudio individualizado de las necesidades concretas de cada paciente para definir la técnica que mejor se adapta a cada caso.

Algunas de las técnicas más aplicadas por nuestros expertos en Medicina Estética Corporal son:

Infiltración de principios activos reestructuradores

Son sustancias inyectables como el silicio orgánico o el ácido poliláctico, que redensifican los tejidos y estimulan la formación de nuevo colágeno.

  • Sesiones: entre 6 y 12.
  • Recuperación: ninguna.
  • Combinable con: Terapia Regenerativa con Factores de Crecimiento, que estimula la actividad de los fibroblastos.

Radiofrecuencia

Consiste en un calentamiento profundo de las capas más profundas de la piel, sin afectar a la epidermis, para estimular la generación de fibras elásticas.

  • Sesiones: entre 3 y 4.
  • Recuperación: ninguna.
  • Combinable con: Ozonoterapia, Carboxiterapia o Mesoterapia en casos de celulitis flácida.

Lanluma

El ácido poliláctico de Lanluma favorece la formación de colágeno.

La aplicación de Lanluma en glúteos, además de aportar volumen, mejora la calidad de la piel, consiguiendo un tensado cutáneo.

  • Sesiones: 2 ó 3.
  • Recuperación: masajear la zona dos veces al día. Evitar ejercicio intenso en la primera semana.
  • Combinable con: Radiofrecuencia. Para aplicarla, hay que esperar 2 semanas desde la sesión de Lanluma.

Renuvion

De toda la tecnología disponible hoy en día, Renuvion es la más avanzada para el tratamiento de la flacidez, incluso de grado avanzado.

Se basa en la aplicación de la energía de helio ionizado directamente sobre las estructuras que dan soporte a la piel y a los tejidos: septos fibrosos, tejido conectivo y fascia muscular.

  • Sesiones: una sola sesión.
  • Recuperación: 48-72 horas de reposo. Faja compresiva durante aproximadamente 2 semanas.
  • Combinable con: para favorecer la recuperación y optimizar los resultados, en IML aplicamos Ozonoterapia, Vacumterapia o Terapia Subdérmica después de Renuvion.

¿Te gustaría saber cuál es el tratamiento de flacidez corporal más adecuado para ti? Te recomendamos que reserves una consulta de valoración personalizada y gratuita con uno de nuestros médicos expertos.

Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar