Consejos IML
anestesia operacion pecho

¿Es posible el aumento de pecho con anestesia local?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

A pesar de que el aumento de pecho es una de las cirugías más demandadas en las clínicas de medicina estética, el tipo de anestesia a utilizar durante la intervención continúa suscitando preguntas e incluso algún tipo de dudas: ¿es posible realizar un aumento de pecho con anestesia local?; ¿anestesia local o general para un aumento de pecho?; ¿cuál es mejor?

En este artículo de Insituto Médico Láser (IML) os contamos qué es lo que opinan nuestros profesionales médicos sobre ambos tipos de anestesia y cuáles son las ventajas y desventajas de usar anestesia general o local para este tipo de intervenciones. 

Riesgos de la anestesia en la operación de pecho

En la actualidad es posible aplicar diferentes tipos de anestesia para un aumento de pecho.

Sin embargo, la decisión entre las opciones disponibles dependerá en primer lugar del plano de ubicación de la prótesis. Si la prótesis de pecho se coloca retroglandular la cirugía puede realizarse con anestesia local y sedación o con anestesia general. Si la prótesis de mama se coloca en el plano retromuscular es necesario realizar anestesia general para obtener la relajación muscular y colocar con precisión la prótesis debajo del músculo pectoral.

Así, el uso de anestesia general o local en un aumento de pecho no dependerá solo de la demanda del paciente, también de otros factores, como el tipo de cirugía así como de características y parámetros que pueden hacer que un tipo de anestesia sea más adecuado que otro en determinadas personas y ocasiones.

Por ello, desde Instituo Médico Láser se realiza una evaluación previa con la que poder establecer el tipo de cirugía y de anestesia más recomendado en persona. De hecho, en aquellas intervenciones donde el tiempo de la cirugía se va a ver prolongado (por ejemplo en un aumento de pecho con lifting de pecho asociado), suele ser preferible usar anestesia general con el fin de ganar en seguridad y comodidad tanto para el paciente como para los cirujanos. Con la anestesia general el paciente permanece dormido y relajado sin experimentar dolor alguno. Al finalizar la intervención, el paciente despierta sin recordar dolor, molestias ni nada de la cirugía.  Sin embargo, el miedo a la anestesia puede hacer que algunas personas muestren cierto reparo e incluso miedo a tener que ser dormidas por completo para un aumento de pecho.

mujer con manos en los pechos

Por otra parte, la anestesia local se acompaña puede ir acompañada de una sedación previa para mantener al paciente muy relajado e incluso dormido.

La idoneidad de emplear un tipo u otro de anestesia lo valora el cirujano experto con el equipo de médicos anestesistas de acuerdo con la voluntad del paciente, buscando siempre en la cirugía de aumento de pecho la seguridad de su uso y confort para paciente y médicos.

En IML buscamos siempre que la seguridad y el resultado final sea el mejor posible excelente y, para lograrlo, optamos siempre por el tipo de anestesia más recomendable para cada paciente y cada caso.

Y ante la pregunta de “¿cuál es mejor?”, lo cierto es que no existe una respuesta única ni definitiva. Realizar un aumento de pecho con anestesia local o con anestesia general dependerá de varios factores como el tipo de intervención, el estado de salud del paciente, su condición física, forma de la mama y resultados a conseguir.

Tipos de anestesia

Como hemos comentado previamente, hoy en día las dos grandes opciones de anestesia para un aumento de pecho son la anestesia general y la anestesia local con sedación.

La anestesia general se realiza mediante intubación del paciente, quien permanece dormido durante el tiempo de la intervención. Al despertar no recordará haber sentido absolutamente nada durante la cirugía. Cuando se trata de un aumento de pecho, la anestesia general suele ser la opción preferida por los cirujanos ya que les permite trabajar cómodamente sin dolor, movimientos o contratiempos. La anestesia general es necesaria si a prótesis se va a colocar detrás del músculo (opción muy frecuente).

La anestesia local con sedación permite al paciente respirar por sí solo, sin necesidad de intubación. Puede realizarse este tipo de anestesia si se coloca la prótesis de mama delante del pectoral.

Para concluir, podríamos resumir recordando que un aumento de pecho será realizado con anestesia local o con anestesia general dependiendo de varios factores. Para ello, los médicos de IML establecen una previa consulta donde poder obtener información necesaria y relevante para la elección de uno u otro tipo. En IML nos centramos en realizar cualquier intervención bajo la máxima seguridad y eficiencia en cuanto a resultados por lo que la elección del tipo de anestesia también será una decisión que garantice el cumplimiento de estas condiciones.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento de aumento de pecho

Comentar