Consejos IML
abdominoplastia y el embarazo

Abdominoplastia y embarazo: qué necesitas saber

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La abdominoplastia es una cirugía que ofrece muy buenos resultados en la apariencia de la silueta, piel y la correcta disposición de los músculos abdominales

La abdominoplastia es una técnica quirúrgica que debe plantearse una vez la paciente tiene definido que no piensa tener más embarazos.

Desde Instituto Médico Láser (IML) te contamos a continuación qué es exactamente la abdominoplastia y cuándo está especialmente recomendada su realización.

¿Cuándo se puede hacer una abdominoplastia?

Cuando hablamos de abdominoplastia y embarazo, es importante tener en cuenta los tiempos y plazos para conseguir los mejores resultados. Aunque depende de cada caso, normalmente se recomienda realizar esta cirugía transcurridos al menos 12 meses después de dar a luz, ya que durante el embarazo los músculos se separan para acoger al bebé y permitir su crecimiento y es necesario que el cuerpo de la mujer se recupere y recupere su peso normal y haya concluido el periodo de lactancia antes de plantearse la realización de una abdominoplastia.

Una vez el nacimiento se ha producido, sobre todo tras varios embarazos, es común que los músculos continúen separados y que cueste mucho más conseguir un abdomen firme y estilizado. Es entonces cuando la abdominoplastia puede convertirse en la alternativa de elección para recuperar la estructura de musculatura abdominal y corregir los excedentes de piel que puede haberse causado por los embarazos.

La abdominoplastia ofrece resultados eficaces para eliminar el exceso de piel flácida para conseguir un vientre firme y devolver la correcta estructura a los músculos abdominales. Esta cirugía de la pared abdominal puede también ser una gran solución para aquellas personas que llevan una vida saludable, comiendo equilibrado y practicando ejercicio de manera regular, pero no consigues resultados físicos visibles.

La recuperacion de abdominoplastia

Métodos y tiempo para la abdominoplastia

Hoy en día existen diferentes tipos y grados de abdominoplastia que varían según las necesidades y características de cada paciente. Por ello, nuestros médicos programan cada tipo de cirugía dependiendo del grado de reconstrucción de cada paciente y características específicas. Además, la abdominoplastia puede ser combinada con otros tratamientos (como la liposucción) para conseguir no solo unificar de nuevo los músculos, sino también eliminar la grasa localizada. 

En cuanto al procedimiento, normalmente la abdominoplastia sigue el siguiente proceso:

  • Una vez la abdominoplastia es realizada, es aconsejable que el paciente guarde reposo relativo durante 7-10 días. Durante estos días, es conveniente caminar poco a poco y de forma tranquila para mantener un mínimo de actividad física.
  • Desde el momento que se finaliza la cirugía y hasta transcurrido al menos un mes, el paciente debe llevar una faja de compresión para asegurar la correcta protección y evolución en la recuperación de la cirugía.
  • Pasarán al menos 2 meses para que el paciente obtenga una recuperación total y los resultados definitivos se valorarán transcurridos un mínimo de 6-12 meses.. 
  • Transcurridas varias semanas el paciente podrá realizar ejercicio suave como pasear.
  • No es aconsejable mojar la faja durante el baño, ni mojar la herida hasta el que su cirujano le informe de que puede hacerlo.

Si te gustaría saber más sobre la abdominoplastia y su realización en relación al embarazo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y uno de nuestros médicos te atenderá en la mayor brevedad posible en consulta informativa gratuita.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    nuestra recomendación
    Tratamiento de abdominoplastia

    Comentar