Consejos IML
injerto de pelo

Las 5 preguntas más comunes antes de realizarse un injerto de pelo

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La pérdida de pelo o el cabello poco poblado son de las principales preocupaciones estéticas de hombres y mujeres. Pero, ¿sabes realmente el por qué se cae el pelo? A pesar del gran desconocimiento existente en los tratamientos de injerto de pelo, la demanda ha aumentado en nuestro país hasta un 50% en los últimos años. 

Además de las estaciones del año que propician la caída hay otros muchos factores hormonales y genéticos que, sumados a otras características de nuestro estilo de vida (estrés, ansiedad, alimentación), provocan la pérdida del cabello.

Desde el Instituto Médico Láser (IML) os contamos cuáles son las preguntas más recurrentes entre los interesados por el implante capilar

1.¿Qué tipo de técnicas de injerto capilar existen?

Hay diferentes métodos para realizar un injerto de pelo. En IML ofrecemos diferentes técnicas para llevar a cabo esta intervención, todas con buenos resultados para los pacientes:

FUT
Esta técnica consiste en la extracción de una tira de cuero cabelludo de la que se extraen los folículos necesarios para el trasplante a la zona perjudicada.

FUE
Es la técnica más empleada en nuestro centro.  Consiste en la extracción pelo a pelo con la correspondiente raíz de la zona donante para implantar posteriormente en el área afectada. La principal ventaja de esta técnica es la ausencia de cicatrices tras la intervención. 

BHT
Aquí se extraen las unidades foliculares de otras zonas del cuerpo para implantarlas en la zona con calvicie. El motivo es que el paciente no tiene suficiente densidad capilar en otras zonas de la cabeza como para realizar la intervención.

La selección de una u otra dependerá de las necesidades, las características y deseos de cada paciente. 

2.¿Quién puede someterse a un injerto de pelo? 

Pese a que la calvicie siempre se ha considerado un problema más usual en los hombres, el injerto de pelo no es un tratamiento exclusivo para ellos. Cada vez son más las mujeres que se deciden por esta intervención. Sin embargo, no todo el mundo puede someterse a este tratamiento. 

Para saber si se es un candidato idóneo es necesario pasar por un diagnóstico médico personalizado, así se evalúa el tipo de alopecia que tiene el paciente y el estado de la región donante. Posteriormente, se determinará el tipo de técnica que conviene emplear. 

Como norma general, este tipo de intervenciones se realizan cuando se trata de alopecia androgenética, cicatrices, quemaduras o alopecias por tracción. Hay casos en los que el trasplante no es una posibilidad, bien por poseer una escasa región donante, por tener poca densidad o simplemente por presentar alguna patología incompatible con estas técnicas.

En cuanto a la edad, no hay límite siempre que el paciente cuente con un buen estado de salud, no presente ninguna enfermedad previa y cuente con una zona donante de buena consistencia. 

3.¿De qué zonas se extrae el pelo para realizar el trasplante?

Normalmente las zonas donantes suelen ser las áreas laterales y trasera de la cabeza. En ellas no influyen los factores hormonales y genéticos. No obstante, hay ocasiones en las que estas áreas no son adecuadas por no poseer la suficiente cantidad de folículos capilares necesarios para la extracción.

En estos casos, se procede a extraer unidades foliculares de otras zonas del cuerpo, como las piernas, el pecho o la barba. Esta técnica, mencionada anteriormente, se denomina BHT (Body Hair Transplant).

5.¿Cuánto tiempo dura la intervención? ¿Es dolorosa?

La duración de la intervención de injerto de pelo depende de la cantidad de unidades foliculares a implantar. También influye la técnica empleada en el trasplante. De este modo, la cirugía puede durar entre cinco y seis horas si se utiliza la técnica FUE, o de seis a ocho , en el caso de la técnica FUT.

De cualquier modo, no es una operación que necesite de hospitalización tras la intervención. El paciente podrá volver a casa después de la cirugía.

Muchos se preguntan si se trata de una operación dolorosa, lo cierto es que a través de las técnicas que se usan en IML hacer un trasplante de pelo no es muy doloroso. Todo gracias a la rapidez de la intervención y a la mínima invasividad. El paciente puede sentir alguna molestia o incomodidad pero no es especialmente doloroso.

Después de haberte aclarado las dudas más frecuentes que surgen antes de realizarse un injerto de pelo, la decisión más importante que debes tomar es elegir el centro médico especializado en trasplantes capilares al que vas a acudir, así como el equipo de profesionales encargados. 

En IML te aconsejamos para ofrecerte el mejor servicio. Contacta con nosotros, ¡te ayudaremos sin compromiso!




Reserva ahora tu consulta gratuita

    Comentar