Consejos IML
Qué es el síndrome genitourinario

¿Qué es el Síndrome Genitourinario de la menopausia (SGM)?

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

El síndrome genitourinario de la menopausia (SGM), anteriormente conocido como atrofia vaginal, es un conjunto de cambios que afectan a toda la zona íntima femenina:

  • Vagina
  • Vulva
  • Vías urinarias
  • Suelo pélvico

Estos cambios se producen a nivel anatómico, fisiológico y funcional, tanto en el área vulvovaginal como en el tracto urinario.

En España, la edad media de la menopausia es de 51 años. Por tanto, muchas mujeres sufrirán este cuadro clínico casi 1/3 de su vida.

En este artículo, los ginecólogos de la Unidad de Ginecología Regenerativa de IML te explican todo lo que debes saber sobre este síndrome que afecta a la mitad de la población femenina en España.

¿Cuál es la causa del síndrome genitourinario de la menopausia?

La causa del síndrome genitourinario es el descenso de la producción de hormonas femeninas en la menopausia.

Esta carencia de estrógenos y de otros esteroides sexuales en la menopausia pueden producir una serie de alteraciones que se engloban dentro del síndrome genitourinario de la menopausia.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome genitourinario?

El SMG puede cursar con los siguientes síntomas:

Síntomas genitales

  • Sequedad
  • Irritación
  • Falta de lubricación en la actividad sexual
  • Dolor
  • Ligero sangrado
  • Ardor

Síntomas urinarios

  • Disuria (dolor al orinar)
  • Urgencia miccional (necesidad intensa y repentina de orinar)
  • Infecciones urinarias

El SGM y la falta de deseo sexual

El problema sexual más frecuente en la mujer es la falta de deseo sexual.

Aunque afecta a mujeres de todas las edades, hay un pico de mayor prevalencia en la menopausia, porque puede estar asociado indirectamente al síndrome genitourinario.

La dispareunia (dolor en las relaciones sexuales), relacionada con la atrofia vulvovaginal, es un factor crucial en la sexualidad de la mujer en la menopausia, y se debe fundamentalmente a los cambios que se producen en la zona íntima causados por la falta de estrógenos en la menopausia.

La dispareunia es un problema de salud que afecta y disminuye la calidad de vida de la mujer, y es una de las principales causas por las que este grupo de pacientes evita las relaciones sexuales.

Según datos del estudio REVIVE español, que representa la mayor cohorte estudiada respecto a la sintomatología del SGM, la dispareunia es el síntoma más molesto para las mujeres postmenopáusicas sexualmente activas.

Hábitos saludables en la menopausia

¿Cómo se tratan los síntomas del síndrome genitourinario?

Los ginecólogos de la Unidad de Ginecología de Instituto Médico Láser recomiendan a nuestras pacientes tratar los síntomas del síndrome genitourinario mediante una combinación de la adopción de hábitos de estilo de vida saludable y tratamientos ginecológicos.

Hábitos de estilo de vida saludable

Para favorecer la salud general y, por tanto, también la genitourinaria, los ginecólogos de IML recomiendan:

Evitar el sobrepeso y la obesidad

Un índice de masa corporal superior a 27kg/m2 aumenta el riesgo de sequedad vaginal.

Reducir el consumo de alcohol

 Evitar el tabaco

El tabaquismo está asociado a un déficit de estrógenos y, en consecuencia, pueden intensificarse los síntomas del SGM.

 Ejercicio físico moderado, con regularidad

Sin embargo, hay que evitar el ejercicio extenuante, ya que favorece la atrofia vaginal.

 Mantener la actividad sexual

Las mujeres sexualmente activas presentan menos síntomas de síndrome genitourinario de la menopausia.

 Practicar regularmente los ejercicios de Kegel

Pueden ayudar a fortalecer el suelo pélvico, aumentar el tono vaginal y la oxigenación de los tejidos pélvicos.

Tratamientos ginecológicos para el Síndrome Genitourinario

Los tratamientos para el síndrome genitourinario que puede indicar el ginecólogo se dividen en dos grupos:

  1. Alternativas terapéuticas clásicas
  2. Tratamientos de Ginecología Regenerativa Láser

¿Cuáles son las alternativas terapéuticas clásicas?

Hoy en día existen diferentes opciones terapéuticas clásicas para paliar los síntomas del síndrome genitourinario de la menopausia.

Desde los productos lubricantes de uso tópico hasta los fármacos no estrogénicos de administración oral, pasando por la terapia con estrógenos o la aplicación de probióticos, entre otros.

Todas ellas requieren la indicación precisa del ginecólogo, según las necesidades concretas de cada paciente.

Tratamientos de Ginecología Regenerativa Láser

La Ginecología Regenerativa Láser de IML supone un paso más en el tratamiento del síndrome genitourinario, ya que no solo mejora sus síntomas, sino que, además, estimulan y restauran la anatomía, la apariencia y la funcionalidad del aparato genital.

El tratamiento consiste en la estimulación de la zona genital afectada mediante la energía del láser, con el fin de activar la generación de fibras de colágeno y elastina, sustancias fundamentales del tejido de sostén pélvico.

Además, produce un aumento de la neovascularización local. Este incremento del flujo sanguíneo en la zona tratada mejora el estado funcional de la vagina, la vulva y la región periuretral.

El tratamiento se realiza de forma ambulatoria, sin baja médica, sin anestesia y sin dolor.


¿Tienes alguna duda sobre tu salud sexual o sobre la menopausia? El equipo de ginecólogos de IML estará encantado de responder a todas tus preguntas en la consulta informativa gratuita.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    Comentar