Consejos IML
cuerpo de mujer

Qué es el liquen escleroso

Certificado por Responsable de Redacción de IML

¿Has oído hablar del liquen escleroso? Esta enfermedad inflamatoria crónica afecta generalmente a la piel y la semimucosa de la zona genital y anal. Sin embargo, en ocasiones también puede aparecer en regiones fuera de los genitales como en la parte superior de brazos y senos. Además, aunque aparece mayoritariamente en mujeres (postmenopausia) también puede afectar, aunque con bastante menos frecuencia, a hombres y niños.

En Instituto Médico Láser (IML) te contamos en profundidad qué es el liquen escleroso y aclaramos algunas de las dudas y preguntas más frecuentes sobre esta enfermedad.

En qué consiste y dónde se encuentra el liquen

Si bien no existe una etiopatogenia clara se relaciona la aparición del liquen escleroso con mecanismos autoinmunes, infecciones, inflamación crónica, traumas repetidos, alteraciones hormonales y factores hereditarios.

Las zonas donde aparece más frecuentemente son la vulva, el periné y la región perianal. Suelen tener una distribución simétrica en forma de ojo de cerradura. En las fases iniciales se presenta rojez, placas cutáneas blanquecinas, púrpura y erosiones pero puede evolucionar a lesiones de carácter más avanzado en la que puede llegarse a presentar reabsorcion de los labios menores con enterramiento del clítoris y retracción y atrofia de la vulva junto hipopigmentación.

Los síntomas del liquen escleroso son diferentes en cada persona e incluso pueden llegar a ser casi inexistentes si la enfermedad está levemente presente. Generalmente, esta enfermedad afecta a la piel de los genitales y la zona anal, pero también puede aparecer en brazos y mamas. Así, algunos de los síntomas más comunes que acompañan al liquen escleroso son:

  • Parches de piel de color blanco
  • Zonas de piel a partes con la piel arrugada o enrojecida
  • Enrojecimiento de ciertas zonas de la piel
  • Picazón
  • Sangrado
  • Malestar o dolor
  • En casos más evolucionados pueden aparecer ampollas o llagas ulceradas
  • Dolor al mantener relaciones sexuales

En casos leves, los síntomas pueden ser:

  • Pequeñas manchas blancas en la piel
  • Parches más grandes, cubiertos de piel fina y arrugada
  • Piel agrietada y con pequeños moretones
  • Cicatrices pequeñas
  • Picor

¿Es peligroso el liquen escleroso?

Los cuadros clínicos de liquen escleroso en el adulto suelen cronificarse, presentando fase de remisión y fases de intensificación del cuadro. El liques escleroso puede evolucionar y progresar a un carcinoma basocelular en un 5% de los casos de larga evolución. Los 2/3 de los casos que aparecen en niños presentan mejoría e incluso curación al llegar al desarrollos puberal.

Por ello, ante el menor síntoma, debe acudir al médico (ginecólogo, dermatólogo o urólogo) con el fin de tratar la piel y llevar a cabo un seguimiento de su evolución. Una vez que el médico haya diagnosticado que se trata de liquen escleroso, es importante volver a consulta cada seis meses para controlar el estado del liquen escleroso.

No existe un tratamiento absolutamente eficaz pero si es cierto que los corticoides tópicos potentes mejoran la evolución y controlan los síntomas más intensos. En IML nuestros ginecólogos están empleando una combinación de Plasma Rico en Plaquetas para aportar factores de crecimiento y láser de CO2 con resultados satisfactorios.

Normalmente el médico suele recomendar introducir un tratamiento con el fin de hacer desaparecer el liquen escleroso y reducir la picazón, mejorar la apariencia de la piel y disminuir las cicatrices. Además, estos tratamientos suelen ser muy eficaces ya que en pocas ocasiones el liquen escleroso mejora por sí solo. Los ungüentos o cremas de corticosteroides suelen ser uno de los tratamientos más utilizados para tratar el liquen escleroso al comienzo. Al principio, suelen aplicarse sobre la zona afectada un par de veces al día. Con el paso del tiempo y mejoría del liquen escleroso, el médico suele recomendar disminuir el uso de esta crema a sólo varias veces por semana.

También se pautan cremas con estrógenos y progesterona tópica.

Es fundamental acudir al médico ante cualquier síntoma propicio de esta enfermedad ya que las complicaciones del liquen escleroso pueden llegar a provocar alto riesgo en el área afectada. Los médicos de IML trabajan de manera multidisciplinar, teniendo en cuenta las opiniones desde diferentes especialidades médicas, para conseguir así el tratamiento más eficaz y adecuado para cada paciente. Ponte en contacto con nosotros y te atenderemos de manera personalizada en una primera consulta gratuita.

Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar