Consejos IML
mujer con ojos cerrados

La molécula de ácido hialurónico

Certificado por Responsable de Redacción de IML

En los últimos años el ácido hialurónico se ha convertido en uno de los componentes más demandados en tratamientos de estética. Sus propiedades y múltiples beneficios hacen que el ácido hialurónico esté presente cada vez en más productos, cosméticos y tecnologías de medicina estética. Pero, ¿cómo actúa el ácido hialurónico y cuáles son sus ventajas? Te contamos qué es exactamente esta sustancia y que es lo que le ha hecho ganar tanta popularidad.

Origen del ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en nuestro organismo y que se concentra principalmente en la piel, en los ojos y en las articulaciones. El ácido hialurónico ayuda a mantener de manera natural la elasticidad e hidratación de la piel que, con el paso del tiempo, se va perdiendo por diferentes motivos.

Inicialmente el ácido hialurónico se extraía de la cresta de los gallos y fue en 1970 cuando comenzaron las primeras aplicaciones en humanos. En un principio se usaba en cirugía oftálmica, en reumatología y en cirugía plástica. Hoy en día el ácido hialurónico también está presente en cosméticos, tratamientos de odontología e incluso cirugías veterinarias.

Este componente hidrata, aporta volumen, actúa como antioxidante y tiene efecto bioestimulador de los fibroblastos. Este hecho favorece la producción de colágeno y elastina, aportando elasticidad a la piel y a los huesos. Su uso en medicina estética es cada vez más común ya que permite la total personalización de los tratamientos y es una sustancia que se reabsorbe de manera natural por el organismo con el paso del tiempo.

mujer tocando su cara

En Instituto Médico Láser (IML) usamos el ácido hialurónico como componente principal de diferentes tratamientos estéticos. Además, el ácido hialurónico que aplicamos en IML es siempre de origen no animal y de la máxima calidad.

Propiedades del ácido hialurónico en la piel

El ácido hialurónico está presente en el organismo y permite, entre otras muchas cosas, que la piel mantenga una hidratación adecuada. Además, actúa como protección contra la radiación UV y tiene un papel fundamental en la síntesis de colágeno.

Sin embargo, el ácido hialurónico disminuye con el paso del tiempo y por diversos factores como pueden ser la contaminación, los rayos ultravioletas, la deshidratación e incluso por seguir hábitos poco saludables como fumar o beber alcohol en exceso. Como consecuencia, la pérdida de ácido hialurónico puede dar lugar a la aparición de arrugas, sequedad y rigidez de la dermis.

Pero, ¿de qué se compone el ácido hialurónico? El ácido hialurónico es un polisacárido simple de la familia de glicosaminoglicanos, constituido por una unidad de ácido glucurónico y una unidad de DN-acetilglucosamina. Con el objetivo de devolverle a la piel un aspecto saludable e hidratado, el ácido hialurónico es cada vez más usado en medicina estética. Su uso en medicina estética suele ser inyectable ya que es más eficaz, rápido y preciso. Sin embargo, el ácido hialurónico también está presente en cremas, tratamientos orales, cosméticos y otros productos de belleza. Consulta los diferentes tratamientos con ácido hialurónico que ofrecemos en IML y comienza a disfrutar de los beneficios de esta sustancia tan popular.

Comentar