Consejos IML
mujer pellizcando su cara

Cómo recuperar la elasticidad de la piel

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El paso del tiempo, la sequedad, la exposición a la intemperie, la menopausia y otros  factores pueden afectar a la apariencia de nuestra piel. Incluso factores internos como la alimentación o el estrés también pueden ser determinantes para garantizar la belleza de nuestra piel. Pero, ¿cómo evitar su deterioro y recuperar la elasticidad?

Te contamos cómo poner solución y recuperar la elasticidad de la piel del cuerpo y la cara.

Las partes del cuerpo más afectadas

Muchas son las causas que pueden influenciar el estado de nuestra piel y deteriorar su aspecto. Es importante analizar cuando esto está sucediendo para poder poner solución y evitar así que el problema aumente.

La desvitalización de la piel es una de las consecuencias que más se repiten en ese proceso de deterioro: el paso del tiempo, el clima e incluso la contaminación hacen que nuestra piel comience a estropearse y perdamos así, poco a poco, la elasticidad que le daba ese aspecto luminoso y bello que añoramos.

Con la edad la deshidratación en la piel aparece con más facilidad y se refleja en el aspecto de la misma: sensación de menos luz, pérdida de elasticidad, marchitamiento e incluso manchas. Los tratamientos que ofrecemos en Instituto Médico Láser (IML) están diseñados para revitalizar la piel de manera profunda y devolverle su aspecto juvenil.

Las zonas de nuestro cuerpo que más afectadas se ven a este cambio suelen ser el rostro, el cuello, el escote, los brazos y las manos. Esto puede deberse, en parte, a que estas son las zonas que normalmente están más expuestas al contacto directo con agentes externos como pueden ser el sol o la contaminación. Además, muchas de estas zonas del cuerpo cuentan con una dermis mucho más fina que la hace ser más vulnerable a factores agresivos.

Dependiendo de la zona a tratar, en IML contamos con técnicas avanzadas, especializadas y diseñadas para cada área en concreto.

Remedios para combatir la falta de elasticidad

La falta de elasticidad se produce cuando la piel comienza a perder elementos naturales tan importantes como el colágeno y elastina, que le permiten tener un aspecto flexible e hidratado. Cuando comienza esa pérdida de elasticidad, es momento de proporcionarle a nuestra piel los elementos que está dejando de adquirir mediante técnicas especializadas.

En IML contamos con diferentes tratamientos que supondrán el remedio más efectivo para combatir la falta de elasticidad en cualquier parte del cuerpo. Estas técnicas revitalizan la piel aumentando la densidad de fibras colágenas y elásticas, activando el metabolismo celular de los fibroblastos (auténticos responsables de la lozanía de la piel) y recuperando la capacidad de retención de agua de la dermis y la epidermis, que es fundamental para devolver a la piel la turgencia y elasticidad de una textura de piel bonita. De esta forma, se consigue en varias sesiones devolverle su brillo y esplendor.

Así, dependiendo del estado de la piel, se podrá realizar micropunción si el problema es leve o usar técnicas de aplicación láser si el estado de la piel es más avanzado. La mesoterapia es otro tratamiento muy eficaz que recupera el grosor y textura de la dermis.

En cara, cuello y escote la inyección de plasma rico en plaquetas es una técnica que cada vez cobra más popularidad. Las vitaminas para recuperar la elasticidad de la piel es otra de las técnicas más usadas.

En cualquier caso, es de suma importancia que sea un médico experto quien determine qué técnica usar teniendo en cuenta la zona a tratar, estado y tipo de piel. En IML estaremos encantados de recibirte en una primera consulta gratuita e informarte de cuál es el tratamiento más eficaz para devolverle a tu piel su elasticidad.

Comentar