Consejos IML
mujer tocando su cara

Cómo hidratar la piel de la cara

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La deshidratación de la piel de la cara puede ser consecuencia de varios factores tanto internos como externos. Esta alteración sucede cuando la capa más superficial de la epidermis, encargada de proteger nuestra piel, pierde la capacidad de retención del agua de la piel. Desde el Instituto Médico Láser (IML) te contamos algunas de las razones por lo que esto puede suceder y te damos algunos consejos para hidratar la piel de la cara y recuperar así su aspecto saludable.

Pérdida de hidratación de la piel

Para que una piel luzca saludable, elástica y brillante es necesario contar con una hidratación óptima. Por ello, si tienes la piel seca o áspera, el primer paso para conseguir una piel bonita es devolverle su hidratación.

La pérdida de hidratación en la piel puede deberse a factores externos, como cambios bruscos de temperatura, sustancia agresivas, fármacos o contaminación, o a factores internos como una mala alimentación, mayor consumo de alcohol o tabaco, estrés, factores genéticos o alguna enfermedad. Sea por un motivo u otro, nuestra piel del rostro sufre tirantez, rojeces y descamaciones en algunos momentos y si no se pone solución, su aspecto puede empeorar con el tiempo.

La sequedad en la piel puede ser puntual o prolongarse por períodos de tiempo más largos. Por ello, es fundamental consultar con un médico especializado que determine las causas de dicha deshidratación y determine el mejor tratamiento para piel seca, teniendo en cuenta las características de cada paciente.

mujer frente a espejo

Tratamientos y remedios para piel seca

“Cómo hidratar la piel de la cara reseca” es una pregunta habitual en la consulta de dermatología. Es importante recordar que para tener una buena hidratación facial, es fundamental cuidarla día a día. Así, para hidratar la piel de la cara de manera natural, es necesario seguir una rutina de limpieza e hidratación diaria con el objetivo de que la piel respire y se regenere y se mantenga uniforme y bien conservado el manto hidrolipídico de la piel que es el responsable de la retención del agua cutánea.

Del mismo modo, es fundamental seguir una dieta equilibrada, beber mucha agua y no exponer demasiado la piel del rostro sin protección a los rayos solares y cuidarnos de los agentes de la intemperie tales como cambios intensos de temperatura. Realizar limpiezas faciales frecuentes para darle luminosidad al cutis es muy recomendable ya que renueva la capa superficial de la piel (corneocitos) y la piel brilla con más intensidad.

Además, en Instituto Médico Láser (IML) contamos con diferentes tratamientos para conseguir que la piel de la cara vuelva a lucir saludable e hidratada. Uno de los más demandados por los pacientes por sus buenos resultados y preferido por los médicos para rehidratar la piel es la mesoterapia, un tratamiento que mediante microinyecciones superficiales de ácido hialurónico y vitaminas, ayuda a prevenir el envejecimiento facial, revitalizando el cutis y recuperando su aspecto terso y saludable.

El ácido hialurónico que se aplica con la mesoterapia permite una hidratación profunda de la piel sin aumentar su volumen. Gracias a las vitaminas, aumenta la síntesis del colágeno y mejora la estructura dérmica y se consigue así retener más moléculas de agua.

Solicita cita en IML y nuestros médicos especialistas y dermatólogos analizarán tu piel de manera personal para conseguir así el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades y poder volver a lucir una piel bonita e hidratada.

Comentar