Consejos IML
mujer tocando su cara

¿Cuáles son las causas de los pómulos hundidos?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Los pómulos es una de las zonas del rostro que más afectada puede verse por el paso del tiempo. La pérdida de de proyección ósea, el descendimiento de las estructuras faciales y la pérdida de densidad cutánea a la aparición del efecto de pómulos hundidos y de la flacidez facial.

Con el envejecimiento los pómulos pueden parecer hundidos por la pérdida de estructura y tersura de nuestro rostro.

Causas de los pómulos hundidos

Tanto el paso del tiempo como la genética pueden ser la causa de la pérdida de volumen y firmeza de los tejidos subcutáneos de algunas zonas faciales como las mejillas o los pliegues nasolabiales. A medida que el tiempo pasa, los músculos se atrofian y elongan, las proyecciones óseas se atenúan y la piel pierde elasticidadad, lo que provoca que el contorno facial pierda poco a poco su apariencia juvenil.

En Instituto Médico Láser (IML) contamos con varios tratamientos y técnicas avanzadas para combatir las causas de los pómulos hundidos y lucir así un rostro hidratado, terso y luminoso.

Cómo disimular mejillas hundidas

Muchas son las personas, tanto hombres como mujeres, que ven como el paso del tiempo deja huella en su rostro y, sobre todo, en sus pómulos. Para disimular estas mejillas hundidas existen diferentes tratamientos con los que conseguir resultados excelentes y naturales. Dependiendo de la fisionomía de cada paciente y las causas del hundimiento de sus pómulos, los expertos de IML aconsejaran disimular esas mejillas hundidas de una u otra forma.

Algunos de los tratamientos para solucionar el hundimiento de pómulos son:

  • Lipofilling  (micro-lipotransferencia)

Lipofilling es un tratamiento médico con el conseguir remodelar la silueta facial mediante la inyección de grasa propia del paciente obtenida de otra región corporal. Convirtiendo el tejido graso o líquido de forma selectiva, lipofilling optimiza cada fase de remodelado de forma natural, precisa e intensa. Gracias a esta técnica se puede disimular las mejillas hundidas, esculpir su forma y moldear la estructura facial también de mentón, sienes y reborde orbitario superior.

preparacion pomulos
  • Aumento de pómulos

Esta técnica se lleva a cabo mediante el relleno de pómulos y teniendo en cuenta siempre las características de cada paciente. Sin embargo, en ocasiones es recomendable combinarlo con algún otro tratamiento estético para conseguir unos resultados definitivos y excelentes.

El relleno de pómulos se realiza mediante la inyección de sustancias específicas y resilientes que hidratan y aportan firmeza a la piel desde dentro como el ácido hialurónico.

Este tratamiento está especialmente indicado tanto para personas jóvenes con un efecto “cara plana” como para pacientes que buscan cierto rejuvenecimiento del rostro por haber perdido la proyección de sus estructuras faciales. Los resultados del aumento de pómulos son muy naturales y efectivos, cumpliendo siempre con los objetivos del paciente.

  • Prótesis de pómulos

Esta técnica para disimular las mejillas hundidas tiene como objetivo aumentar la proyección del hueso malar para crear así un rostro menos plano y con más ángulos. La colocación de prótesis de los pómulos corrige los pómulos hundidos y aporta al rostro una estructura mucho más definida y marcada.

Las prótesis de pómulos se implantan mediante una incisión endobucal en los dos lados de la arcada dentaria superior. Dichas prótesis se colocan adheridas al hueso malar para realzar la forma natural de los pómulos. Independientemente de las causas de tus pómulos hundidos, nuestros médicos especialistas de IML te aconsejaran sobre la técnica más adecuada para disimular las mejillas hundidas y aumentar su volumen.

Comentar