Consejos IML
mujer haciendo radiofrecuencia facial

Beneficios de la radiofrecuencia facial

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El paso del tiempo y otros factores, tanto internos como externos, puede afectar en el aspecto de nuestro cutis. Con la edad la piel puede comenzar a verse menos tersa, deshidratada e incluso con menos luz.

En Instituto Médico Láser (IML) contamos con diferentes tratamientos y técnicas con las que conseguir prevenir la aparición de estos signos de la edad. Para cuando el cutis ya ha perdido elasticidad, y tiene algo de pérdida de tono, la radiofrecuencia es una de las técnicas que más beneficios y ventajas ofrece al aspecto de la piel. En los últimos años la demanda por esta técnica de rejuvenecimiento facial ha ido incrementando debido a sus buenos resultados sobre todo en combinación con otras técnicas de rejuvenecimiento facial.

A continuación te contamos en qué consiste la radiofrecuencia facial, cómo se aplica y cuáles son exactamente los beneficios que se ofrece con su aplicación.

¿Cómo funciona la radiofrecuencia facial?

La radiofrecuencia facial es una técnica de estética facial que se utiliza para tensar la piel del rostro sin perjudicar de manera invasiva la piel. De esta forma, se consigue, mediante acción térmica en las capas más profundas de la piel, reducir y suavizar las arrugas, pliegues y alteraciones que puedan aparecer en el cutis con el paso del tiempo.

Hay que tener en cuenta que la radiofrecuencia facial es una técnica externa no invasiva. Ofrece resultados naturales y progresivos a medida que vamos realizando sesiones. Para mantener los resultados de rejuvenecimiento con radiofrecuencia es interesante realizar sesiones de mantenimiento cada 2-3 meses después de realizado el tratamiento inicial.

En cuanto al procedimiento, la radiofrecuencia facial consiste en emitir una sutil corriente que produce efecto térmico en las capas más profundas de la piel, produciendo así una contracción del colágeno en la zona donde se aplique y la generación de nuevo colágeno gracias al estímulo que produce sobre los fibroblastos de la dermis. Al aumentar la producción de colágeno, proteína que da estructura a los tejidos, se consigue aumentar el soporte de la piel y, por consiguiente, mejorar su elasticidad y tersura. En Instituo Médico Láser (IML) ponemos especial atención en el grado de calor emitido por las ondas electromagnéticas del tratamiento para alcanzar los máximos estándares de eficacia.

Tras un tratamiento de radiofrecuencia facial el paciente podrá recuperar su vida casi al instante. Los resultados se traducen en una progresiva y suave mejora de la calidad de la piel con efecto de rejuvenecimiento a medida que vamos realizando las sesiones con resultados muy naturales y favorecedores.

La radiofrecuencia facial es un tratamiento que induce la bioestimulación de la piel, muy tolerable y no invasivo que llega con la inducción de sus efectos hasta las capas más profundas de la piel. Gracias a este modo de actuación, el calor recibido en los fibroblastos consigue el aumento de la producción de colágeno, estimulando así la circulación y fomentando el drenaje linfático.

Beneficios y contraindicaciones

Una de sus principales ventajas es que consigue los resultados deseados sin alterar la parte más externa de la piel y con resultados muy naturales. Además, la recuperación del tratamiento es inmediata, pudiendo el paciente retomar su actividad diaria al momento.

Cabe destacar que la radiofrecuencia facial trabaja desde las capas más profundas de la piel, consiguiendo así grandes y duraderos beneficios desde el interior. Además, al estimular la producción de colágeno, uno de sus grandes beneficios es una piel más flexible y elástica. Además, la radiofrecuencia facial consigue retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Otros de los principales beneficios de la radiofrecuencia facial son:

  • Estimulación de la circulación desde las capas más profundas de la piel
  • Consigue una apariencia rejuvenecida, más luminosa y nutrida
  • Reduce arrugas y líneas de expresión
  • Suaviza pliegues del cuello y escote
  • Efecto tensor
  • Aporta firmeza y define el óvalo facial
  • Es un tratamiento para todo tipo de pieles y edades

Hay que tener en cuenta que, aunque algunos efectos de la radiofrecuencia podrás apreciarlos desde la primera sesión, los resultados definitivos aparecerán al cabo de los meses.

En cuanto a las sesiones, aunque depende de cada paciente, es aconsejable realizarse entre 5 y 8 sesiones para conseguir los beneficios completos de la radiofrecuencia. Cada sesión de radiofrecuencia facial dura aproximadamente unos 40 minutos. Si estás interesado en conocer más sobre los beneficios de la radiofrecuencia facial, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos en una primera consulta informativa y sin compromiso.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamientos de radiofrecuencia

Comentar