Consejos IML
recuperacion mastopexia

¿Cómo es la recuperación de la mastopexia con prótesis?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Es importante tener en cuenta que una mastopexia lleva consigo determinados cuidados y precauciones que han de ser tenidos en cuenta durante el postoperatorio y el periodo de recuperación.

Por ello, en Instituto Médico Láser (IML) utilizamos la tecnología más vanguardista y una atención completamente personalizada para ofrecer el tratamiento y cirugía que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente. 

Evolución de la mastopexia con prótesis

La mastopexia con prótesis cuenta con un periodo postoperatorio en el que han de ser tenidos en cuenta ciertos tiempos y periodos. Por ello, la paciente no solo experimentará ligeras molestias una vez la cirugía haya finalizado, a lo largo del proceso de recuperación ha de seguir ciertas pautas y consejos para conseguir el mejor resultado y recuperación:

Inicialmente la paciente puede estar algo más molesta, las molestias se controlan bien con analgésicos. También en vendaje inicial es más fuerte y resulta algo más incómodo y a medida que con las revisiones las curas se cambian y se colocan curas más ligeras, la paciente pasa a estar más cómoda. En conjunto, podemos resumir que transcurrida la primera semana, la paciente pasa por las siguientes fases:

  • Una semana tras la intervención: aproximadamente a los siete días la paciente puede experimentar como disminuyen algunas molestias como las agujetas. Verá también en las revisiones con su cirujano cómo los posibles hematomas, edemas y la ligera hinchazón que aparece va cediendo suavemente durante varias semanas. A partir de la semana, la paciente puede ir incorporándose a su rutina diaria y laboral pero sin hacer grandes esfuerzos o levantar peso. Hasta que no le dé permiso su cirujano, no debe mojarse las cicatrices.
  • Dos semanas tras la intervención: en este periodo muchas mujeres ya han vuelto a su actividad normal por completo. Sin embargo, sigue siendo necesario evitar el ejercicio o actividades que demanden fuerza. Por lo general, las incisiones y cicatrices se han curado casi por completo y es posible ducharse con cuidado. Siempre y cuando el cirujano lo autorice, es a partir de las dos semanas cuando se puede comenzar a levantar los brazos o a hacer acciones cotidianas como conducir. 
  • Un mes tras la intervención: en este tiempo ya se pueden ir comenzando a levantar objetos no muy pesados. Además, normalmente ya se puede reanudar la rutina de ejercicio normal siempre y cuando la zona pectoral no sea la que trabaja principalmente en dicho ejercicio o deporte. Es necesario emplear un sujetador fuerte en caso de que la paciente esté pensando en hacer ejercicio de alto impacto.

El postoperatorio de mastopexia con prótesis

Tras una cirugía de mastopexia con prótesis es normal cierta inflamación en la zona pectoral e incluso que aparezcan algunos edemas o hematomas. Normalmente esta hinchazón suele disminuir progresivamente entre las 4-6 semanas. Tras este tiempo, las molestias tienden a desaparecen y la apariencia del pecho comienza a verse mucho más natural por la deshinchazón. 

Hay que tener en cuenta que los días posteriores a la intervención pueden ser molestos en cuanto a molestias o pequeños dolores, sin embargo, normalmente estas dolencias puntuales suelen desaparecer con la toma de analgésicos.

En cuanto a los drenajes y apósitos quirúrgicos, deben ser retirados por el propio cirujano cuando considere oportuno, pero normalmente suele ser en los días posteriores. Algo parecido sucede con la posibilidad de mojar la zona de la intervención ya que, en parte, dependerá de la evolución de cada paciente. Aunque suele ser recomendable esperar dos semanas para tomar la primera ducha “normal”, este periodo puede ser menor bajo asesoramiento y diagnóstico médico.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    nuestra recomendación
    Tratamiento de Mastopexia

    Comentar