Consejos IML
mujer tocandose el brazo

Cómo prevenir la flacidez en los brazos

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La flacidez en los brazos es una pérdida de firmeza de la piel debido a la degradación de las fibras de colágeno y elastina. Esto deja la piel y los músculos de la zona del tríceps blandos y sueltos.

Los brazos son una de las partes del cuerpo que más tienden a sufrir de flacidez. Es bastante común que, a partir de los 30 años, las personas que no tienen una muy buena forma física noten flacidez en los brazos. Puede deberse a diversos motivos, no sólo por los cambios repentinos de peso, sino por la pérdida de elasticidad y firmeza que sufre la piel con el paso del tiempo.

Afecta principalmente a las zonas del abdomen, los glúteos, los muslos y los brazos.

Además, hay más factores como la falta de ejercicio, un aumento de peso, el embarazo, o una pérdida repentina de peso, los cambios hormonales, una mala dieta, etc. Si bien este no es un problema que afecte a la salud, a nivel estético y psicológico, es duro para algunas personas que sienten vergüenza por su aspecto antiestético, o por las dificultades que pueden encontrar para vestirse.

Por suerte, hay una serie de medidas que se pueden llevar a cabo para prevenir la flacidez en los brazos. Del mismo modo, es preciso conocer ejercicios para evitar la flacidez en los brazos, y que podamos mantener siempre nuestros músculos bien tonificados.

Ejercicios para prevenir la flacidez de brazos

Practicar ejercicio regularmente, es una de las formas de aumentar la masa muscular, lo que mejora la disposición anatómica de los tejidos y mejora el sustento del tejido celular subcutáneo y la piel (que son los que manifiestan la flacidez). El ejercicio ayuda a la quema de calorías, pérdida de grasa y oxigenación de la piel, que se ve más tensa.

Lo más recomendable en cuanto a ejercicio, sería practicar aquellos que ayuden a recuperar el tono muscular en los brazos. Se pueden hacer, desde movimientos con hombros y brazos, a modo de trabajo de bíceps pero sin mancuernas, y poco a poco ir aumentando de peso progresivamente. Del mismo modo, se puede ejercitar la zona de los tríceps, inclinándonos hacia delante, sacando el brazo recto hacia atrás, e ir bajando el antebrazo hasta formar ángulo recto, y vuelta a poner en horizontal. Con el paso de los días, pronto se podrá pasar a realizar estos ejercicios con algo de peso y aumentar así su efectividad. Con tres series de 8 repeticiones de cada ejercicio, bastará para empezar.

Alimentos para prevenir la flacidez en los brazos

Del mismo modo que hay ejercicios que ayudarán a prevenir la flacidez en aquellas zonas que se ejercitan, también contamos con alimentos que ayudan a mantener este problema a raya. Intenta introducir estas comidas en tu dieta y podrás eliminar la flacidez de los brazos rápido:

El salmón ayuda a mantener la piel hidratada, al igual que las frutas rojas y cítricas, como el limón, las fresas y las moras, que son ricas en vitamina C. Esto es esencial para que el cuerpo pueda sintetizar el colágeno.

Las avellanas, las castañas, las almendras, los garbanzos, los guisantes y las lentejas también favorecen la producción de colágeno y elastina. La ternera, el pollo y el pescado también pueden prevenir la flacidez de la piel y de los brazos.

Comiendo estos alimentos, practicando ejercicio, y llevando un mínimo de cuidado con los excesos en la dieta, retrasar la aparición flacidez de los brazos.

Si el problema de flacidez es ya una realidad, y quieres acabar con la flacidez en los brazos rápidamente, puedes escoger alguno de los tratamientos que tenemos en IML como el Renuvion Lipohelio Jplasma, los Hilos tensores corporales, el tratamiento Exilis Elite, la Carboxiterapia o el Ácido Poliláctico.

Comentar