Consejos IML
alopecia cicatricial

Tipos de alopecia cicatricial

Certificado por Responsable de Redacción de IML

¿Qué es la alopecia cicatricial?

Se denomina alopecia cicatricial al tipo de alopecia que, como indica su propio nombre, se produce por la atrofia de los folículos pilosos que son sustuidos por un tejido fibroso o cicatricial. Este tipo de alopecia es irreversible ya que los folículos pilosos se ven altamente afectados, quedando totalmente atrofiados. 

La alopecia cicatricial puede ser causada por distintos agentes, puede ser causada por lesiones en la piel como traumatismos o quemaduras, puede estar causada por infecciones bacterianas, por hongos o víricas que den lugar a procesos inflamatorios de los folículos y también se produce en determinadas enfermedades de tipo autoinmune tales como la esclerodermia o el lupus o en el caso de tumores.

En ocasiones la alopecia cicatricial evoluciona de forma insidiosa y el tejido cicatricial no es visible, la pérdida de pelo es progresiva pero en una evolución suave que hace que la alopecia cicatricial no se detecte inicialmente. En otros casos los síntomas de la alopecia cicatricial pueden ser picor, quemazón e incluso dolor en quien la padece. Por tanto, la pérdida del pelo puede ser de manera progresiva o de manera rápida y con clínica asociada, dependiendo del tipo de alopecia y las causas que la originan. 

Además, la alopecia cicatricial es una patología que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Sin embargo, suele ser más frecuente en edades adultas y raramente aparece durante la niñez. El aspecto de la piel de una zona con alopecia cicatricial suele presentarse ausente de folículos pilosos y con una apariencia apergaminada con atrofia cutánea tanto a nivel dérmico como epidérmico. Esta zona también puede presentar descamación, hinchazón o enrojecimiento o mayor sensibilidad o molestias como picor o ardor.. 

Es importante acudir a un centro especializado que analice dicha alopecia y establezca los diferentes posibles tratamientos para solventarla. Será el especialista quien dictamine si es necesario realizar una biopsia del cuero cabelludo para confirmar que se trata de alopecia cicatricial. 

Causas de la alopecia cicatricial

La alopecia cicatricial es una consecuencia de una inflamación de la parte superior del folículo piloso. En el tercio superior del folículo se encuentra el infundíbulo y el reservorio de la células madre responsables de la migración hacia la matriz de las células capilares que inician la producción de un nuevo pelo tras la fase telogen. En el caso de que se produzca fibrosis a este nivel, se inhibe la produccion del pelo.

Esta fibrosis cicatricial puede ser de dos tipos: primaria o secundaria. La primaria puede aparecer como consecuencia de una dermatosis autoinmune o por alteraciones de tipo genético o de origen desconocido. La secundaria, suele aparecer como consecuencia de otra patología como infecciones, traumatismos, quemaduras, heridas e incluso como consecuencia de la radioterapia o tumores primarios o secundarios. 

Tratamiento para la alopecia cicatricial

Los tratamientos con los que la alopecia cicatricial puede ser tratada dependen de las causas y tipo de alopecia. Hay que tener en cuenta que al tratarse de una alopecia en la que los folículos pilosos quedan altamente dañados, sus consecuencias suelen ser irreversibles. Por ello, en muchas ocasiones la única solución eficaz es realizar un trasplante capilar en la zona afectada. También es importante frenar el avance de la alopecia cicatricial para evitar que se extienda a folículos colindantes con la zona afectada.

Consulta a nuestros especialistas de IML para conseguir un asesoramiento personalizado y poder comenzar con un tratamiento eficaz que te proporcione la solución que buscas para la alopecia cicatricial.  

Comentar