Consejos IML
6 mitos sobre la caída del pelo en otoño

6 mitos sobre la caída del pelo en otoño

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La caída del pelo en otoño es motivo de consulta de gran número de pacientes de todas las edades, tanto hombres como mujeres, por el alto impacto estético del cabello en la imagen personal.

Sin embargo, la caída estacional no suele suponer una pérdida del pelo, sino su renovación.

El pelo tiene un ciclo de vida en el que nace, crece, se cae y vuelve a nacer. Y el otoño suele coincidir con la etapa telógena o de renovación del pelo, también llamada efluvio telógeno.

En este artículo, los médicos de nuestra Unidad de Rejuvenecimiento Capilar desmienten las creencias más comunes sobre la caída estacional y explican cómo distinguirla de otros tipos de alopecia.

Mito 1. El pelo que se cae en otoño ya no vuelve a crecer

Depende.

Si la caída se debe a que se ha completado el ciclo de vida del pelo (etapa telógena), lo normal es que sí vuelva a crecer.

Sin embargo, si la causa de la caída es otra distinta del ciclo de renovación capilar (por ejemplo, la alopecia androgenética), en función del grado de atrofia del folículo piloso, el pelo puede que no vuelva a crecer o que crezca con menor grosor y densidad.

Para diferenciar una caída estacional de una alopecia, es fundamental el diagnóstico diferencial de la caída del cabello, realizado por un médico especialista en Dermatología o Cirugía Capilar.

Mito 2. Los secadores y planchas del pelo son las responsables de la caída

Este mito es falso.

Muchos pacientes retoman el uso de secadores y planchas después del verano, momento en el que coincide la caída estacional. Por ello relacionan la caída del pelo en otoño con estos electrodomésticos.

Nueva llamada a la acción

Sin embargo, las planchas del pelo y los secadores afectan a la fibra capilar, no al folículo piloso. Por tanto, no son responsables de la alopecia ni del efluvio telógeno.

Mito 3. Aumentar la frecuencia de lavado en otoño provoca la caída del pelo

Falso.

En verano solemos aplicar menos productos capilares como lacas, espumas o fijadores.

Es a partir del otoño cuando la mayoría de los pacientes retoman un uso más frecuente de estos productos, que pueden generar una sensación de apelmazamiento o falta de brillo, por lo que aumentan también su frecuencia de lavado.

Sin embargo, lavar el pelo todos los días no produce alopecia.

Nuestros Dermatólogos recomiendan una frecuencia de lavado adecuada según las necesidades concretas del paciente. En caso de cuero cabelludo muy graso, puede estar indicado el lavado diario, ya que la sobreproducción de grasa podría miniaturizar el pelo.

Para el lavado diario, desde IML recomendamos usar champús de uso frecuente con fórmulas suaves y bajos en sulfatos, con el fin de no irritar el cuero cabelludo.

Mito 4. Un buen corte de pelo en otoño previene la caída

Falso.

La longitud del pelo no influye en su caída.

Un corte de pelo al inicio del otoño puede sanear la fibra capilar, estropeada tras un verano de sol, cloro y viento. Sin embargo, cortarlo o raparse la cabeza no evita la alopecia.

Mito 5. La caída del pelo en otoño se soluciona con complejos vitamínicos

Depende de la causa de la caída del pelo.

Cuando la caída del pelo responde al efluvio telógeno o etapa de renovación, el pelo volverá a crecer en la etapa anagen. Si la dieta es equilibrada y rica en nutrientes, no sería necesario recurrir a los suplementos nutricionales.

Si la causa de la pérdida de pelo es el déficit de nutrientes, en este caso los complejos vitamínicos sí pueden ser recomendables. Debe ser el médico quien determine qué vitaminas y minerales son los más adecuados para el paciente, tras analizar sus carencias (déficit de hierro y zinc, vitamina D, ácido fólico, vitaminas del grupo B…).

Mito 6. Llevar gorras y sombreros en verano provoca que el pelo se caiga en otoño

Este mito también es falso.

Algunos pacientes refieren encontrar pelos al quitarse la gorra o el caso de la moto. Sin embargo, estos complementos no provocan alopecia, salvo que el roce que se produzca sea muy intenso (y, por lo general, no lo es).

El pelo que queda adherido a estas prendas es el que cae por haber completado su ciclo de crecimiento (fase telógena).

¿Es necesario tratar la caída del pelo en otoño?

Aunque la caída estacional suele ser reversible, nuestros Dermatólogos recomiendan mantener una dieta sana y equilibrada, evitar el alcohol y el tabaco y control el estrés, ya que todo ello puede influir en la salud capilar.

Por lo general, el efluvio telógeno tiene una duración aproximada de entre 2 y 3 meses.

Si el paciente detecta que la pérdida del pelo se agrava, se alarga en el tiempo o que el pelo crece con cada vez menor grosor o densidad, en IML recomendamos realizar un diagnóstico diferencial para determinar el tratamiento más adecuado, según el tipo y grado de caída.

Algunas de las técnicas que podemos aplicar para prevenir la caída del cabello son:

  • Mesoterapia con Vitaminas
  • Carboxiterapia Capilar
  • Mesoterapia con Dutasteride
  • Factores de Crecimiento Autólogos (PRP)
  • Láser de Baja Potencia (Low Level Laser Therapy)
  • Hair Filler

Si tienes cualquier duda sobre la caída del pelo o la salud capilar, no dudes en consultarnos. Uno de nuestros médicos expertos de la Unidad de Capilar de IML estará encantado de estudiar tu caso y responder a todas tus dudas.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamientos Capilares sin cirugía

Comentar