Consejos IML

Talones agrietados y secos: ¿Cuáles son las causas?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

En la actualidad una importante parte de la población utiliza productos cosméticos para mantener hidratada la piel. El rostro es una de las zonas a la que más cuidados dedicamos, sin embargo, ¿qué ocurre con zonas no tan visibles como los talones? ¿Cuidamos esta zona de una forma adecuada? La piel de los talones es mucho más gruesa que la de otras partes del cuerpo y es pobre en lípidos, dos aspectos que hacen favorable la sequedad en esta parte del cuerpo.

Los talones agrietados se producen cuando la piel de la zona está seca y endurecida, esta falta de hidratación y de elasticidad hace que en la piel aparezcan grietas. En general, la principal causa de los talones agrietados es la deshidratación de la piel, por eso debemos prestar atención no sólo al consumo adecuado de líquidos y a la utilización de cremas hidratantes y nutritivas sino también a otras causas que produzcan deshidratación en la piel, por ejemplo, algunas enfermedades y tratamientos médicos.

Los factores externos como la climatología o el tipo de calzado, así como caminar descalzo, también pueden aumentar la sequedad en los talones y producir molestas y antiestéticas grietas y durezas en los pies.

Consejos para acabar con los talones agrietados y cuidar la piel de los pies

Nuestro equipo de expertos ofrece algunas recomendaciones y remedios para encontrar solución al problema de los talones agrietados y secos, mantener la hidratación y elasticidad de la piel de esta zona y mejorar su aspecto, son los siguientes:

  • La ingesta de unos 2 litros de agua cada día así como llevar una dieta equilibrada rica en alimentos con alto porcentaje de agua contribuyen a mejorar la hidratación y elasticidad de la piel y, por ende, de los talones.
  • Utilizar productos de higiene y cuidado de la piel que estén compuestos principalmente por principios activos naturales, es importante que los jabones y cremas hidratantes para pies que utilicemos sean los adecuados para reparar los talones agrietados y respeten nuestra piel. La correcta higiene tras exponer los pies durante una jornada de playa, piscina o cualquier otra actividad al aire libre es también un hábito saludable para los talones, siempre intentando evitar el agua demasiado caliente que contribuye a la deshidratación de la piel.
  • Aplicar protector solar en los pies evita su deshidratación, así como usar un calzado adecuado y evitar malos hábitos como el sedentarismo y el consumo de tabaco.

Estos sencillos consejos pueden ayudarte a combatir la sequedad y las grietas en tus talones, pero si ya practicas estos hábitos y tu problema persiste, es recomendable que consultes a un experto. En Instituto Médico Láser te ofrecemos una primera consulta personalizada y gratuita en la que nuestro equipo especializado realizará un diagnóstico de tu problema y te explicará las pautas o tratamiento a seguir para solucionarlo.  Acaba con esa molesta sequedad de tus pies y olvídate de los talones agrietados, volverás a lucir tus pies.

Comentar