Consejos IML

Prolongar el bronceado. ¿Es posible?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

¿Es posible prolongar el bronceado? Ésta es una pregunta recurrente en la consulta de nuestros dermatólogos cuando finaliza el verano.

La piel bronceada suele resultar muy favorecedora, tanto por motivos culturales como por el efecto óptico que produce y que da como resultado una sensación de homogeneidad.

Ésta es una ilusión alejada de la realidad, ya que la exposición solar, lejos de normalizar, provoca alteraciones de la pigmentación, entre otros efectos no deseados.

Sin embargo, son muchos los pacientes que desean alargar el moreno el máximo tiempo posible.

En este artículo nuestros especialistas en Dermatología aclaran todas las dudas sobre la prolongación del bronceado.

¿Es posible alargar el bronceado?

La respuesta de nuestros dermatólogos es tajante: No es posible alargar el bronceado sin recibir exposición solar.

Para comprenderlo mejor, veamos por qué se broncea la piel:

  • La piel bronceada se produce por la estimulación de la melanina, el pigmento marrón que da color a la piel y al pelo.
  • Este pigmento se localiza en la epidermis, capa más superficial de la piel, y se activa cuando recibimos radiación ultravioleta.
  • La epidermis posee su proceso de regeneración continuo, mediante el cual se produce la renovación celular y la consecuente pérdida progresiva de la melanina acumulada durante el verano.

Este proceso suele tener una duración de entre 1 y 2 meses, tiempo en el que la piel recupera su tono real.

Por tanto, si el paciente deja de recibir la radiación solar (como es común tras el verano), la piel irá perdiendo ese tono dorado obtenido en vacaciones.

En resumen: no es posible prolongar el bronceado, pero sí podemos aplicar una serie de cuidados para mejorar la luminosidad de la piel y evitar que el moreno se torne mate.

Consejos para prolongar el bronceado

Nuestros dermatólogos de Madrid han elaborado esta lista de consejos para lucir un bronceado más luminoso:

  1. Dieta para la piel bronceada
  2. Exfoliación suave
  3. Hidratación profunda
  4. Autobronceador

1. Dieta para la piel bronceada

Para lucir un bronceado más brillante es recomendable recibir un aporte adecuado de los siguientes nutrientes:

  • Omega 3: presente en quinoa, nueces, salmón, caballa, atún…
  • Betacarotenos, que encontramos en las zanahorias, pimientos rojos, calabaza, mango, papaya…
  • Vitamina E: para un aporte adecuado podemos tomar un puñadito de frutos secos a diario. También está presente en el aguacate, el germen de trigo y el aceite de oliva.
  • Coenzima Q-10: nueces, pescados y mariscos son ricos en este potente antioxidante que neutraliza los radicales libres.
  • Vitamina C: influye en la formación de colágeno. Cítricos, kiwi, fresas, brócoli o coliflor son ricos en esta vitamina.

2. Exfoliación suave

Una exfoliación suave ayudará a eliminar impurezas y favorecerá la absorción de productos hidratantes.

Nuestros dermatólogos recomiendan elegir un exfoliante adecuado a nuestro tipo de piel, pero preferiblemente suave.

Pueden ser tanto químicos como mecánicos. Al inicio del otoño, en IML podemos aplicar un peeling químico a base de ácido salicílico, ácido glicólico u otros alfahidroxiácidos.

Si optamos por exfoliantes mecánicos como los cepillos o los scrubs, es importante elegir siempre uno de cerdas suaves o de partículas pequeñas que eviten una excesiva fricción contra la piel.

3. Hidratación profunda

La hidratación es fundamental para lucir una piel luminosa.

La aplicación de lociones o cremas con alto contenido en sustancias hidratantes favorecerá que su superficie sea suave y refleje la luz al máximo. Es aconsejable aplicarlas dos veces al día, preferiblemente después de la ducha de la mañana y antes de dormir por la noche.

Para hidratar la piel desde el interior en IML podemos aplicar la Mesoterapia en sus dos versiones:

  • Clásica: mediante la infiltración subcutánea de vitaminas y ácido hialurónico de baja densidad.
  • Virtual: modalidad de mesoterapia sin agujas.

4. Autobronceador

Otra opción para conservar el efecto del tono moreno de la piel es el uso de autobronceadores.

Hoy en día existen gran variedad de autobronceadores. Elegir un producto de calidad con fórmulas progresivas y aplicarlo correctamente puede ser una solución para la prolongación del bronceado. Sin duda, una opción más saludable que la exposición solar continuada.

Nuestros dermatólogos ofrecen consultas informativas gratuitas para estudiar la piel y recomendar el tratamiento que mejor se adapta a cada paciente.

Comentar