Consejos IML

Cómo evitar codos y rodillas agrietadas

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Los codos y las rodillas son articulaciones visibles, pero olvidadas a nivel estético y este descuido provoca que se agrieten con facilidad o que la piel de esta zona quede seca. Los cambios de temperatura también afectan a estas partes del cuerpo. Además, los codos se suelen apoyan en la mesa al estudiar o trabajar y las rodillas soportan el peso corporal y entran en contacto con el suelo al hacer actividades como el ejercicio físico.

El calor es una de las causas que provoca que se seque la piel de estas articulaciones, por eso la llegada del otoño es un buen momento para empezar a cuidarlas. Nuestro equipo de expertos da algunas claves para que los codos y las rodillas estén en perfecto estado.

Claves para evitar las grietas en codos y rodillas

  1. Utilizar remedios naturales
  2. Tratarlos con cremas hidratantes
  3. Emplear aceites corporales

Recurrir a la naturaleza

Utilizando determinados alimentos se pueden crear lociones que ayudan a eliminar las grietas de estas articulaciones. Mezclando azúcar, jugo de limón y miel se obtiene una crema que ayuda a la exfoliación y da suavidad a la piel. Aunque hay que prestar atención y no apoyar ni codos ni rodillas mientras la crema haga su efecto y retirarla con agua tiempo después de haberla aplicado.

El aloe vera también es un aliado para eliminar las grietas de la piel, lo mismo ocurre con la papaya. Otro alimento muy recomendado es el azúcar moreno aunque para que haga efecto tiene que ser mezclado con aceite de coco y almendra.

Aplicar crema hidratante

La crema hidratante es el producto más empleado para tratar zonas secas y agrietadas. Es recomendable leer sus propiedades y asegurarse de que tienen propiedades exfoliante, aunque una crema de calidad garantiza una recuperación de la piel recuperando su flexibilidad y proporcionando un tacto más suave.

Aceites para momentos puntuales

En ocasiones surgen situaciones imprevistas que obligan a mostrar una buena imagen y se busca mejorar aspectos estéticos como la rugosidad de los codos o rodillas. El aceite corporal es un aliado para este tipo de situaciones porque aporta una suavidad a la piel de forma inmediata, pero para eliminar definitivamente las grietas de los codos y las rodillas es necesario tratarlas durante un tiempo prolongado que varía en función del estado de la piel.

Estos remedios pueden solucionar tu problema y mejorar la estética de tus articulaciones, pero si después de haberlos aplicado ves que las grietas continúan es recomendable que busques asesoramiento. En Instituto Médico Láser te ofrecemos una primera consulta personalizada y gratuita en la que uno de nuestros expertos valorará tu situación y te dará las indicaciones necesarias o aplicará el tratamiento más efectivo para que tus codos y rodillas luzcan de la mejor manera.

Comentar