Consejos IML
vientre de mujer

Labioplastia para labios mayores, postoperatorio y recuperación

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Aunque cuando pensamos en operaciones estéticas para las mujeres, lo primero que se viene a la cabeza son los implantes de pecho, y las operaciones para aumentar el volumen de los labios, o cualquier otra zona de la cara o el cuerpo, también hay mujeres que buscan reducir o definir los labios de la zona vaginal. En realidad, la labioplastia o “reducción labial” es un procedimiento cada vez más demandado por nuestras pacientes.

Es común que las mujeres se preocupen por el tamaño, la forma o la definición de sus labios, los pliegues internos y externos que se encuentran a ambos lados de la vagina. En ocasiones, no están contentas con su aspecto, y es que la hipertrofia de labios menores puede ser el resultado de la genética o el envejecimiento.

La cirugía plástica y reconstructiva de los labios mayores de la vagina, la labioplastia, es un procedimiento quirúrgico rápido y sencillo para remodelar y cambiar el tamaño de los labios menores. También conocida como ninfoplastia, se trata de una cirugía para remodelar o reducir el tamaño de los labios menores, los pequeños labios de piel a cada lado de la abertura vaginal.

El tejido no deseado se corta con un bisturí o con láser, tras ello, los bordes sueltos se suturan con puntos finos y reabsorbibles. Se realiza con anestesia local y ligera sedación si la paciente así lo desea

El procedimiento completo dura aproximadamente 45 minutos, y todos los pacientes pueden irse a casa después para su iniciar su recuperación.

Recuperación de la labioplastia

La labioplastia no es un procedimiento particularmente doloroso y tras la operación, la paciente puede volver a casa por su propio pie. La mayor parte de la hinchazón suele desaparecer en los primeros días o semanas.

Cierta hinchazón residual puede persistir durante meses, pero normalmente no interfiere con las actividades cotidianas. La mayoría de los pacientes habrán regresado a sus actividades normales en unos días y pueden retomar la relación sexual entre 4 y 6 semanas después de la operación. En cualquier caso, dependiendo de las necesidades y particularidades de cada paciente, un buen cirujano, como los de IML, siempre discutirá el plan de cuidado posterior con el paciente con el mayor de los detalles.

Postoperatorio de la labioplastia

La inflamación es algo es mayor durante los primeros días, durante la primera semana se recomienda emplear ropa amplia que no aprieten la región púbica, realizar lavados con jabones vaginales específicos y evitar las relaciones sexuales durante las primeras 4-6 semanas, básicamente cuando lo autorice su médico en la revisión.

Esta intervención es una solución eficaz cuando este fenómeno se considera un problema estético o embarazoso para las mujeres. La cirugía suele mejorar la vida amorosa y social de la paciente.

Las mujeres que se someten a este tipo de procedimiento son aquellas que sienten molestias, dolor y rozaduras durante las relaciones sexuales, al ir en bicicleta o al usar prendas ajustadas como leggings, pantalones de yoga y trajes de baño. La depilación integral de moda hoy en día ha hecho que aumente este tipo de cirugía debido a que la región genital ahora se ve y se luce completa.

Las mujeres que sufren de asimetría en los labios de la vagina optan por esta cirugía para restablecer la simetría de la zona o para reducir su tamaño. Además, la labioplastia puede ser necesaria para problemas congénitos; algunas pacientes sufren de hipertrofia de los labios menores desde su nacimiento, y en este caso, cuando los labios menores han alcanzado su pleno desarrollo, se lleva a cabo esta operación.

Comentar