Consejos IML
rinomodelación con ácido hialurónico

Despejando dudas sobre la rinomodelación con ácido hialurónico

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

Hoy en día hay muchas personas que no están conformes con distintos elementos de su aspecto físico y quieren someterse a tratamientos estéticos pero no tienen aún suficiente confianza como para entrar en quirófano. La rinomodelación con ácido hialurónico, por ejemplo, puede ayudar a cambiar el aspecto de la nariz sin pasar por una rinoplastia.

Por este motivo vamos a detallar en profundidad una de las intervenciones que más se están realizando celebrities e influencers para corregir el aspecto de su nariz de forma rápida, sin pasar por el quirófano y con estupendos resultados.

Si te interesa conocer todos los detalles sobre la rinomodelación con ácido hialurónico ¡No te pierdas este post!

¿Qué es la rinomodelación?

Se trata de una intervención mínimamente invasiva que se realiza con anestesia local en 30 minutos y que tiene como objetivo remodelar la nariz con rellenos faciales. Este tratamiento permite dar a la nariz el aspecto deseado de una forma rápida sin necesidad de pasar por quirófano. 

El relleno de ácido hialurónico es lo que permite modelar y perfilar el dorso o la punta nasal. De esta forma se pueden corregir irregularidades y conseguir la nariz que siempre has querido.

¿Para quién está indicada?

Cualquier persona de más de 18 años puede plantearse una rinomodelación, pero este procedimiento es especialmente popular entre aquellas personas que quieran hacer cambios en el perfil de su nariz sin pasar por una rinoplastia. 

Existen diversos motivos que pueden evitar que una persona se someta a una rinoplastia. En primer lugar, el miedo a pasar por una intervención quirúrgica y una anestesia general puede ser superior al deseo de remodelar la nariz.

También hay personas que aunque quieran someterse a una rinoplastia no pueden por motivos médicos o económicos. En estos casos esta opción menos invasiva y económica se vuelve mucho más atractiva.

Incluso se ha dado el caso de pacientes de rinoplastias que no quedaron contentos con los resultados obtenidos y deciden pasar por una rinomodelación para corregir los efectos de la intervención anterior. 

Nueva llamada a la acción

Proceso paso a paso

En primer lugar, hay que hacer un estudio al paciente que quiere someterse a este tratamiento, tanto para tomar las precauciones necesarias como para asegurarnos de que el paciente es un buen candidato para la rinomodelación.

Esta intervención dura unos 30 minutos aproximadamente. Se aplica anestesia local en la nariz del paciente y, cuando ya está haciendo efecto, se comienza a inyectar el ácido hialurónico. 

Es posible que al terminar de hacer la infiltración sea necesario hacer una suave compresión con el objetivo de alcanzar la forma deseada. Al terminar el tratamiento se debe observar al paciente durante unos 15-20 minutos para ver si se produce alguna reacción adversa.

Este proceso no precisa de ingreso hospitalario, volverás a casa al terminar el tratamiento. Es posible que experimentes leves molestias los dos o tres primeros días. Tras una semana aproximadamente, el paciente vuelve a la consulta para revisar que todo esté correcto.

¿Es permanente?

La rinomodelación es un tratamiento que dura aproximadamente entre 10 y 14 meses, el tiempo que tarda nuestro cuerpo en absorber el ácido hialurónico que se utiliza para moldear el contorno nasal.

Para que los efectos se mantengan en el tiempo habría que volver a realizar el tratamiento cuando nuestro cuerpo haya eliminado todo el material de relleno.

¿Rinoplastia o rinomodelación? ¿cuál elegir?

Esta es la gran duda que tienen muchos pacientes a la hora de modificar el aspecto de su nariz, ¿qué es mejor? ¡Te lo contamos a continuación!

  1. En primer lugar, la rinoplastia puede realizarse por motivos funcionales a la vez que estéticos. Esta intervención sí que permite modificar la estructura de la nariz con el fin de solucionar cuestiones médicas, como problemas respiratorios.
  2. En segundo lugar, una rinoplastia es una intervención quirúrgica. Supone pasar por una operación con todo lo que conlleva. Es necesario guardar reposo después y pasar por un postoperatorio.
  3. La tercera gran diferencia entre estos dos tratamientos es la duración. La rinomodelación es temporal y la rinoplastia, permanente. 
  4. Es importante tener en cuenta que para ciertas correcciones de la nariz la rinoplastia es la técnica de elección, dependerá de la estructura de la nariz del paciente y de la corrección de la nariz que desea.

Después de mencionar sus diferencias, cabe destacar que ninguna es mejor o peor que la otra. Cada una cumple con un cometido y se adapta a las necesidades que tenga cada paciente.

A tener en cuenta

Como en cualquier tratamiento, hay que tener en cuenta los posibles efectos secundarios que puedan aparecer después de la rinomodelación.

Es de esperar que pueda aparecer un leve enrojecimiento e inflamación. No hay que preocuparse ya que desaparecerá en unos días. Los hematomas y la hipersensibilidad en la zona pueden aparecer de forma temporal si se rompe algún vaso sanguíneo durante la infiltración, pero desaparecerán también a los pocos días. 

Lo más recomendable en este tipo de tratamiento es solicitar un presupuesto personalizado, ya que no hay dos rostros iguales. La anatomía de la nariz influye en el coste que pueda tener la rinomodelación.

Si estás considerando someterte a una rinomodelación pero aún no lo tienes claro y quieres ponerte en contacto con profesionales que te asesoren, no dudes en llamar a IML. 

Nuestra clínica tiene una larga trayectoria en medicina estética y nuestros profesionales te asesorarán desde el primer momento, ofreciendo las opciones que mejor se adapten a ti y tus necesidades. ¡Te esperamos!

Nueva llamada a la acción

Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar