Consejos IML
Cómo funciona el ácido hialurónico

Cómo funciona el ácido hialurónico

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

Los tratamientos de ácido hialurónico se han vuelto muy populares estos últimos años. Descubre cómo funciona con nosotros.


Como ofrece resultados muy naturales es una opción segura y fiable para obtener los mejores resultados

Combatir los signos de la edad y la piel envejecida es muy fácil gracias al ácido hialurónico, pero… ¿Te han explicado alguna vez cómo funciona? Si no lo han hecho aún, puedes descubrirlo en este artículo.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un polisacárido glucosaminoglucano, o lo que es lo mismo: azúcar. Está naturalmente presente en nuestro cuerpo, más concretamente en la piel.

También se encuentra en órganos tan importantes como el corazón, en las válvulas cardíacas o la arteria aorta y otros tejidos como el esquelético.

Esta sustancia se produce mediante las enzimas ácido hialurónico sintetasas, ubicadas en la cara interna de la membrana celular. 

Función del ácido hialurónico en la piel

El ácido hialurónico retiene la humedad de tu piel. La mantiene estable y protegida y además la renueva. Pero con la edad nuestra piel va perdiendo la capacidad de hacerlo por sí misma. 

Esto se debe a que, a partir de los 20-25 años, la cantidad de ácido hialurónico que producimos de forma natural empieza a reducirse. Como consecuencia, el rostro pierde firmeza y volumen.
Pero ahora, gracias a los tratamientos de ácido hialurónico, se puede prevenir el envejecimiento. Esta sustancia equilibra la cantidad de agua que retiene tu piel.

De hecho, una única molécula de este compuesto retiene hasta mil veces su peso en agua. Un gramo de ácido hialurónico se puede llegar a retener hasta seis litros de agua.

Usos del ácido hialurónico

Hay una gran cantidad de afecciones que se pueden resolver gracias al ácido hialurónico. Por un lado, sirve para combatir enfermedades de las articulaciones, como la artrosis, ya que hace que el cuerpo regenere el colágeno.  

Los deportistas de élite lo usan para una recuperación rápida de sus lesiones. Reduce el dolor y se puede utilizar como sustituto del líquido sinovial.

Respecto a la higiene dental, en odontología se emplea para la cicatrización de encías y mucosas. Pero aún hay más. 

El ácido hialurónico se puede emplear para tratar la cistitis y algunos problemas cutáneos como la lipodistrofia por exceso de esteroides o los antirretrovirales para tratar el VIH.

Por otra parte, en el ámbito estético el ácido hialurónico contribuye a:

  •  Rehidratar la piel equilibrando la humedad.
  •  Prevenir y reducir los signos de la edad como líneas de expresión y arrugas.
  •  Dar firmeza y elasticidad a la piel.
  •  Potenciar la creación del colágeno y la elastina, dando soporte a la piel evitando la flacidez.

Según tu edad y la etapa de envejecimiento en la que se encuentre tu piel serán recomendables determinados tratamientos con ácido hialurónico.

Durabilidad del ácido hialurónico en tu piel

El ácido hialurónico empleado puede tener diferente peso molecular y densidad. Dependiendo del tratamiento que necesites, necesitarás un tipo u otro. En el caso de los labios lo mejor es emplear uno que aporte flexibilidad, por ejemplo. 

Al existir tantos tipos y marcas, lo suyo es dejarse aconsejar por un médico  especializado en medicina estética. 

No es lo mismo rellenar arrugas marcadas que dar volumen e hidratar el rostro, por eso es importante que te pongas en buenas manos. 

El ácido hialurónico es una sustancia natural reabsorbible y biocompatible que normalmente no causa alergia, se ha convertido en uno de los tratamientos más demandados ya que es un material de relleno muy seguro.

Los efectos suelen durar entre 9-12 meses, si bien cada vez estamos empleando tipos de ácido hialurónico cuyo resultado dura más. Se trata de un producto inyectable en gel que puede ser reticulado o no, según el objetivo del tratamiento facial.

Si es reticulado es más denso y durará entre 9 y 12 meses. Si no lo es, su estado es más líquido y se mantendrá estable durante unos 3 meses.

¿Cómo puedo implementarlo en mi rutina de belleza?

Mucha gente puede pensar que el ácido hialurónico se utiliza únicamente para el relleno de pómulos o labios. Esto no es verdad ya que el ácido hialurónico cuenta con infinidad de aplicaciones

En el tercio superior del rostro puede emplearse en zonas como el entrecejo, ojeras, patas de gallo e incluso en las cejas para elevarlas. En el inferior, es útil en el surco nasogeniano, código de barras o mentón.

Además es muy frecuente su uso en cuello, escote, manos y, últimamente también está muy solicitado para tratamientos de la zona íntima. Según van pasando años, el volumen de los labios mayores y la lubricación natural se ve afectada y se producen molestias, especialmente durante las relaciones sexuales. El ácido hialurónico resuelve este problema devolviendo la hidratación a la zona.

El ácido hialurónico tópico también sirve para tratar el cabello. Actúa como un componente antienvejecimiento que restaura y rellena la cutícula aportando un aspecto suave, brillante e hidratado. 

Los tratamientos capilares con ácido hialurónico se realizan en 2 o 3 horas, dependiendo de la longitud del pelo. Eso sí, la espera merece la pena. El resultado es un cabello liso, hidratado y sin encrespamiento durante semanas.

Si estás pensando en realizarte un tratamiento de ácido hialurónico, estás de suerte. En Instituto Médico Láser contamos con los mejores profesionales que podrán asesorarte para obtener los mejores resultados.

Pregúntanos sin compromiso, estaremos encantados de ayudarte a obtener la piel que te mereces.



Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar