Consejos IML
Consejos para la ola de calor

Ola de calor: consejos para tu dieta y tu piel

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

Las altas temperaturas afectan a la salud general y también pueden producir problemas en la piel.

Ante la ola de calor que estamos viviendo estos días, desde IML queremos transmitirte tanto las indicaciones generales de la OMS como recomendaciones y trucos de nuestros médicos para cuidar tu salud, tu dieta y tu piel ante el aumento de las temperaturas.

Nueva llamada a la acción

Ola de calor: recomendaciones generales

Ante el aumento térmico del ambiente, el organismo responde con la activación de diferentes mecanismos compensadores para mantener la temperatura corporal óptima, entre otros, la transpiración.

Para favorecer al máximo la función de termorregulación corporal y evitar los problemas de salud que pueden derivarse de las altas temperaturas, la OMS recomienda seguir estas pautas:

  1. Hidrátate. Bebe agua con frecuencia, aunque no tengas sensación de sed.
  2. Permanece en sombra o en lugares climatizados.
  3. Evita salir a la calle en las horas de más calor (entre las 12:00 y las 17:00h).
  4. Si no puedes evitar salir a la calle, protégete del sol con un sombrero, camina por la sombra siempre que puedas y usa ropa ligera de colores claros. Lleva contigo agua y bebe con frecuencia.
  5. Toma duchas o baños frescos.

¿Qué comer durante la ola de calor?

La dieta juega un papel importante durante una ola de calor, ya que ayuda a reponer el agua y los minerales perdidos con la transpiración.

Además, el tipo de digestión influye también en la temperatura corporal. Una digestión lenta y pesada aumentará la temperatura corporal, por lo que es recomendable elegir alimentos que favorezcan una digestión ligera.

Objetivo: reponer líquidos y minerales

Con la transpiración, además del agua perdemos minerales como el sodio, el potasio y el magnesio.

Los alimentos más recomendados para recuperar estos minerales son:

Plátano

Tomate

Legumbres frías

Agua de coco

Frutos secos

Algunas de las frutas y hortalizas con mayor contenido en agua son:

  • Pepino
  • Melón
  • Sandía
  • Lechuga
  • Tomate
  • Calabaza
  • Rábanos
  • Calabacín
  • Endivia
  • Coliflor
  • Piña…
Sopas frías para combatir la ola de calor
Las cremas y sopas frías son nutritivas y refrescantes

Ideas de platos refrescantes y saludables

Algunas ideas de platos ligeros, refrescantes y saludables son:

Gazpacho tradicional

Gazpacho de fresas y sandía

Ajoblanco

Salmorejo (puedes sustituir el pan por avena)

Vichyssoise

Crema fría de calabacín

Crema fría de calabaza y garbanzos

Ensalada fría de quinoa, espárragos y huevo duro

Ensalada Caprese

Endivias rellenas de aguacate y gambas

No olvides incluir proteínas

No descuides la ingesta de proteínas. Elige alimentos ricos en proteínas de calidad, bajos en grasas:

  • Huevo
  • Pavo
  • Pollo
  • Pescado y marisco de temporada (caballa, sardina, melva, navajas… )
  • Yogur

Alimentos a evitar

Durante la ola de calor es recomendable evitar los alimentos que ralenticen la digestión, ya que una digestión lenta y pesada aumenta la temperatura corporal.

Debemos evitar:

  • Fritos
  • Grasas
  • Ahumados
  • Picante
  • Sal
  • Azúcar
  • Alcohol
  • Cafeína, teína
Hidratar la piel
Es importante mantener la hidratación de la piel

¿Cómo cuidar la piel durante la ola de calor?

Los principales problemas de la piel cuando soportan altas temperaturas son la deshidratación y las irritaciones producidas por la transpiración.

Para evitar la sensación de tirantez en la piel:

Sigue hidratando tu piel. Elige fórmulas ligeras o texturas en gel.

Evita la corriente directa de aire del ventilador o del aire acondicionado, ya que recibir el aire directamente también acelera la deshidratación cutánea.

Si vas a tomar duchas para refrescarte o aclarar la sudoración, evita aplicar jabón cada vez. Si vas a usar jabón, elige fórmulas syndet (detergentes sintéticos), cuyo pH es similar al de la piel.

Elige desodorante sin alcohol o para pieles sensibles que no irriten la piel.

Miliaria: erupciones por el calor

La miliaria es una erupción cutánea que se produce cuando los poros se obstruyen y retienen el sudor.

Tienen forma de sarpullido que suele localizarse en pliegues cutáneos y donde la ropa produce mayor roce con la piel.

Cuando su aspecto es de pequeñas protuberancias, pueden tratarse con jabón que contenga en su fórmula ácido salicílico, y exfoliar durante unos 30 segundos. El Dermatólogo te indicará la concentración ideal de ácido salicílico, según tu tipo de miliaria y de piel.

Si esta erupción empeora o se mantiene a lo largo de los siguientes días, consulta con el Dermatólogo.

¿Tienes alguna duda sobre cómo afecta el calor a tu piel? Pregúntanos, uno de los Dermatólogos de la Unidad de Dermatología de Instituto Médico Láser estará encantado de responder a todas tus dudas.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    Comentar