Consejos IML
mujer con mascarilla

Como hacer un tratamiento facial casero para piel grasa

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La piel de nuestro rostro puede verse deteriorada por factores externos como el clima, la contaminación, la radiación solar, el estrés e incluso la falta de sueño. Una buena nutrición e hidratación es fundamental para mantener el buen estado y belleza de nuestra piel.

Además, la piel del rostro es de las más sensibles por lo que se ve alterada más fácilmente por estos factores. En ocasiones, ya sea por genética, motivos hormonales e incluso por la temperatura ambiental, la piel facial se vuelve grasa, lo que provoca la aparición de puntos negros y brillos.

Tanto para prevenir como para poner solución a las pieles seborreicas, lo fundamental es mantener una higiene facial correcta que elimine las impurezas y la mayoría de grasa de nuestra dermis. Es recomendable añadir exfoliaciones naturales a nuestra rutina diaria para preparar la piel y que esta absorba mejor el tratamiento posterior.

Siguiendo una rutina diaria de exfoliación, higiene e hidratación desde casa notaremos como nuestra piel comienza a verse más limpia, bonita e hidratada.

Tratamientos faciales caseros para la piel grasa

A pesar de lo que muchas personas creen, exfoliar la piel del rostro en casa es mucho sencillo y eficaz. Combinando los elementos naturales adecuados conseguiremos un tratamiento facial casero para piel grasa eficaz, económico y respetuoso con el medioambiente.

Mascarilla de avena y miel

Las propiedades de la avena y la miel son la perfecta combinación para eliminar brillos y reducir la grasa facial. Esta mascarilla se realiza triturando en un procesador de alimentos una cucharada de copos de avena, incorporando una de miel caliente y una cucharada de yogurt natural. Aplica esta mezcla en el rostro haciendo pequeños círculos y deja actuar durante 10 minutos. Retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de té verde

Si la piel de tu rostro está irritada, una mascarilla de té verde es una buena alternativa para rebajar ese enrojecimiento gracias a las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del té. Para hacer tu propio remedio de té tan sólo deberás reposar dos bolsas de té verde en una taza con agua hirviendo. Cuando se enfríe, vierte el líquido en un recipiente con spray para pulverizarlo suavemente por el rostro.

Clara de huevo y yogurt

Tanto las claras de huevo como el yogurt contienen propiedades para higienizar la piel en profundidad y acabar con los indeseados puntos negros. Mientras que los lácteos actúan sobre la grasa de los poros, la proteína del huevo seca las impurezas.

Azúcar y aceite de coco

El azúcar actúa correctamente como exfoliante facial. Es fundamental realizar una pequeña exfoliación antes de hidratar o aplicar cualquier tratamiento sobre nuestra piel con el fin de eliminar las impurezas y células muertas. Es importante usar azúcar refinada para no dañar la dermis. Además, el aceite de coco contiene gran cantidad de beneficios para regenerar nuestra piel.

Mascarilla de café

Mezcla una cucharada de café molido con una cucharada de cúrcuma. Aplica la mezcla resultante sobre el rostro recién lavado y déjalo actuar unos 20 minutos. Incide con pequeños masajes en las zonas donde las espinillas o grasa sea más abundante. Retira la mascarilla enjuagando con agua tibia y masajeando durante un par de minutos para retirar todo tipo de impurezas. La vitamina C de la cúrcuma y la cafeína del café  mejorarán la pigmentación de la piel. Como ves, hay infinidad de métodos y tratamientos faciales caseros para pieles grasas. En Instituto Médico Láser (IML) estaremos encantados de asesorarte sobre tu tipo de piel y el tratamiento más adecuado para combatir sus posibles alteraciones.

Comentar