Consejos IML
cicatriz queloide

¿Cómo podemos eliminar las cicatrices queloides?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Los queloides son cicatrices en las que se produce un crecimiento exagerado del tejido conjuntivo cicatricial, llegando a punto de rebasar los bordes de la herida inicial que dio lugar a la cicatrización. Los queloides pueden aparecer como respuesta cicatricial por diferentes motivos, causas o factores. Esta lesión cutánea que suele extender fácilmente por la piel más allá de los bordes iniciales de la herida, puede aparecer a consecuencia de una quemadura, por marcas de acné, debido a incisiones quirúrgicas e incluso por picaduras de mosquito. Además, es necesario tener en cuenta que el componente antiestético de los queloides puede ser importante debido no los  a que el tejido cicatricial de los queloides puede extenderse por fuera de los límites de la zona afectada sin porque suelen mostrar relieve y tener una coloración intensa que puede ir del morado intenso al color rosado, cuando los queloides son muy importantes pueden llegar a limitar la movilidad de la zona donde se encuentran, por ejemplo en manos, pies o cuello.

En cuanto a su color, suelen ser de tono rosado o morado más oscurecido. También suelen tener una forma abultada y, por lo general, no duelen aunque sí que pueden provocar molestia o un picor intenso.

Cómo reducir cicatrices queloides

Si crees que tienes una cicatriz queloide, es fundamental que acudas a un médico experto que pueda diagnosticar la cicatriz y proporcionarte un tratamiento efectivo con el que conseguir mejorar su estado. En Instituto Médico Láser (IML) contamos con las técnicas más innovadoras y los profesionales mejor cualificados para conseguir resultados eficaces y adaptados a las necesidades de cada paciente.

Existen algunos factores predisponentes, por ejemplo son de aparición más frecuente en fototipos más altos, siendo los pacientes de raza negra los que tienen más riesgo de sufrir queloides, También existe una cierta tendencia familiar y existe más riesgo de tener queloides si el paciente es más joven. Por otra parte, existe más riesgo de padecer queloides en determinadas zonas corporales como la espalda, los hombros o el escote, si bien los queloides pueden aparecer en cualquier parte de cuerpo y cara.

Es necesario saber que, en caso de que la persona ya cuenta con antecedentes de queloides, su expansión y crecimiento puede ser aún mayor. Por ello, una vez identificado que se trata de una cicatriz queloide, es fundamental conseguir frenar su crecimiento y reducir su tamaño. Aunque es necesario evaluar cada caso, por lo general los parches o apósitos de silicona o de presión funcionan muy bien a la hora de controlar el crecimiento de estas cicatrices. Además, está comprobado que su uso mejora considerablemente la evolución de estas cicatrices a corto, medio y largo plazo.

Tratamiento para cicatrices queloides

En caso de que el queloide no responda a los apósitos de silicona, puede ser necesarios tratamientos avanzados como los combinados de corticoide intralesional y láser de colorante pulsado. Por un lado, las infiltraciones de corticoides harán que la hiper cicatrización del queloide se ralentice; por otro lado, el láser trabaja en desvitalizar y eliminar una parte de la vascularización que lo va nutriendo.

Si aún así la cicatriz queloide continúa mostrando resistencia, pueden emplearse otros tratamientos como las infiltraciones de 5-Fluorouracilo o la crioterapia, tratamiento que aplicada bajas temperaturas de manera localizada.  
Solicita una primera consulta gratuita en IML y te atenderemos en la mayor brevedad posible con una evaluación personalizada y un diagnóstico exhaustivo para encontrar el mejor tratamiento con el que reducir, frenar el crecimiento y favorecer la eliminación de una cicatriz queloide.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    nuestra recomendación
    Tratamientos para eliminar cicatrices

    Comentar