Consejos IML
nudillos secos y agrietados

Consejos para los nudillos secos y agrietados

Certificado por Responsable de Redacción de IML

¿Has notado alguna vez tus nudillos secos o agrietados?

Entre las diferentes causas de los nudillos secos y agrietados encontramos:

  • Los cambios de temperatura, la fricción o la humedad continua sobre la piel pueden provocar que nuestras manos se vuelvan más ásperas y que hidratarlas con nuestra crema de siempre no sea suficiente.
  • Exposición continua: Nuestras manos están expuestas al entorno de manera constante y con frecuencia permanecen en contacto con sustancias que perjudican su suavidad y elasticidad.
  • Uso de productos de limpieza: Es lo que sucede con el uso de determinados productos de limpieza o con acciones tan comunes como lavarse las manos demasiado a menudo.
  • Incluso algunas profesiones: en las que las manos son el principal elemento de trabajo y que implican la humedad y/o fricción continua de su piel, pueden dañar también el aspecto de nuestra epidermis.

Cuando el estado de nuestras manos no es el adecuado, los nudillos son la zona más propensa a la sequedad ya que es el área más frágil y con mayor impacto. Una continua sequedad en nuestras manos puede evolucionar a piel escamada, picor e incluso eccemas o dermatitis.

cuidar nudillos

¿Cómo cuidar nuestras manos y nudillos secos?

Con estas sencillas pautas podemos cuidar nuestra piel para prevenir su deterioro:

  • Utilizar guantes siempre que sea posible cuando estemos en contacto con sustancias o productos que pueden dañar nuestra dermis
  • Hidratar nuestras manos con regularidad sin esperar a sentirlas secas o irritadas
  • Evitar el uso de productos abrasivos o demasiado fuertes
  • Lavarnos con agua tibia ya que el agua caliente puede perjudicar el ph de nuestra piel
  • Utilizar guantes cuando el clima es demasiado frío o extremo.  Ante el frío, los capilares de nuestro organismo se contraen con el fin de mantener la temperatura constante, se estrechan los vasos sanguíneos, se reduce el aporte de oxígeno y nutrientes a las células de la epidermis y, como consecuencia, se retrasa la renovación celular provocando sequedad en la piel.
  • Regular los cambios bruscos de temperatura ya que los cambios extremos también pueden resecar y dañar la elasticidad de nuestra piel. No es recomendable que la temperatura sobrepase los 25º en espacios cerrados.
  • Cuidar la alimentación es fundamental para tener una piel sana, elástica y bonita. Estar hidratados y mantener una dieta equilibrada en vitaminas, antioxidantes y minerales nos ayudará a cuidar nuestra piel también desde dentro.
  • Exfoliación de la piel: en ocasiones es recomendable aplicar una pequeña exfoliación previa para que la crema que apliquemos hidrate mejor nuestra piel. En las manos te recomendamos aplicar mejor un exfoliante natural ya que la piel en esta zona es bastante más delicada que en otras.

Estas medidas de prevención y remedios pueden llegar a ser una buena solución para evitar un problema dermatológico y mejorar  el aspecto estético de nuestras manos y nudillos secos, pero si la aspereza y las grietas continúan, es recomendable buscar asesoramiento especializado.

En IML (Instituto Médico Láser) te ofrecemos una primera consulta gratuita y personalizada en la que recibirás una valoración experta sobre tu situación personal con los tratamientos más efectivos para que tus manos luzcan suaves y bonitas de nuevo.

Comentar