Consejos IML
cirugia de menton

¿Qué es la mentoplastia? Conoce más sobre la cirugía del mentón

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Las características y particularidades del mentón pueden hacer que la simetría del rostro se vea alterada dependiendo de la forma, tamaño o proyección de la barbilla. De hecho, en la actualidad existen diferentes tratamientos con los que conseguir mejorar la simetría del rostro mediante la corrección del mentón. Uno de los más conocidos es, sin duda, la mentoplastia: un tratamiento estético y no invasivo con el que conseguir una mayor estética en la zona del mentón y, por consiguiente, en el rostro completo. 

Además, a través de la mentoplastia se pueden conseguir resultados muy naturales siempre y cuando el paciente siga las instrucciones proporcionadas por el cirujano antes y después de la intervención. Del mismo modo, es fundamental contar con una valoración médica previa y realizarse el tratamiento en una clínica donde la calidad y la profesionalidad sea lo primero. Por ello, en Instituto Médico Láser (IML) contamos con cirujanos expertos que, tras analizar el mentón y su relación con las diferentes áreas y puntos faciales, elaboran un diagnóstico y tratamiento personalizado y optimizado a las características de cada persona. 

Asimismo, en Instituto Médico Láser (IML) ofrecemos asesoramiento personalizado y completamente realista en cuanto a los máximos resultados a obtener dependiendo de cada paciente. 

El proceso de mentoplastia

La mentoplastia es una cirugía que puede realizarse en casi cualquier tipo de paciente. Sin embargo, en primer lugar, es necesario contar con un diagnóstico previo e incluso con radiografías de esta determinada zona facial. Una vez el cirujano ha evaluado el diagnóstico realizado, determina cómo va a realizar la mentoplastia y cuáles van a poder ser los posibles resultados a obtener. 

Nueva llamada a la acción

Durante la intervención, al paciente se le puede aplicar anestesia general para estar dormido y no sentir dolor o, por el contrario, optar por anestesia local con sedación guiada por anestesista. Una vez la anestesia está haciendo efecto, se realiza una pequeña incisión en el interior de la cavidad bucal o en la parte baja y externa del mentón para poder colocar el implante entre el hueso del mentón y debajo de los músculos correspondientes. 

Dependiendo de las características de cada paciente y las necesidades a cubrir, el cirujano puede preferir usar hueso real, una pieza de silicona o tejidos adiposos. Colocado el implante, se procede a cerrar la incisión originada mediante puntos de sutura, quedando la cicatriz intrabucal casi invisible cuando el corte se ha realizado desde el interior.  Es importante tener en cuenta que durante el proceso de la mentoplastia el cirujano puede llegar a mover algunos otros huesos para conseguir un resultado bonito y realmente natural.

Y aunque depende de las características y particularidades físicas de cada paciente, el procedimiento, por lo general, suele durar entre una y dos horas. Además, la cirugía de mentoplastia puede combinarse y realizarse incluso al mismo tiempo que una rinoplastia o una liposucción facial para conseguir unos resultados completos.

En cuanto a los diferentes tipos de mentoplastia, según el objetivo estético pueden ser:

  • Mentoplastia de aumento

Se realiza cuando la persona desea mejorar la proyección de su mentón. En este determinado caso, por lo general, se elige una prótesis rígida que se coloca al nivel del mentón para obtener una proyección mayor del tercio inferior del rostro. Para conseguir este resultado específico, en IML contamos con diferentes tipos de implantes para colocar por vía endobucal a través de una incisión en la encía inferior. 

  • Mentoplastia de reducción

Esta intervención busca suavizar la forma o el tamaño del mentor para conseguir una mayor armonía y proporcionalidad del resto de estructuras faciales. Para ello se suele incidir en el limado del hueso del mentón y en el bisturí piezoeléctrico ultrasónico, una de las herramientas terapéuticas avanzadas que usamos en IML para que nuestros cirujanos puedan conseguir mayor precisión en el limado óseo. Además, esta técnica también es capaz de proporcionar una recuperación más rápida y confortable al paciente.

Recuperación y postoperatorio

En Instituto Médico Láser (IML) nuestros expertos en cirugía estética facial aconsejan el tratamiento de la mentoplastia cuando lo que se busca es un mayor equilibrio general del rostro, la corrección de una asimetría o suavizar algunas facciones muy marcadas. Además, en IML conseguimos que sea un proceso mínimamente invasivo ya que lo realizamos de forma ambulatoria, con anestesia local y sedación y sin necesidad de hospitalización. 

Gracias a la mentoplastia, al haber suavizado el mentón o definido la barbilla cuando no cuenta con suficiente proyección, se puede conseguir resultados naturales y una mayor armonía facial.  Además, cuenta con otros puntos a favor como que las cicatrices no son visibles y que los resultados son permanentes.

En cuanto al proceso de recuperación y postoperatorio, la mentonera podrá ser retirado aproximadamente a la semana de la intervención (siempre y cuando así lo consideren los profesionales médicos). La actividad normal puede ser retomada en torno a los diez días siguientes a la intervención y el ejercicio físico puede volver a realizarse en las tres semanas después de la cirugía.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento de mentoplastia

Comentar