Consejos IML
Elimina las arrugas de tu frente con botox

Botox para eliminar las arrugas en la frente

Certificado por Equipo de Redacción

Si estás leyendo este artículo es probable que te estés preguntando ¿por qué salen arrugas en la frente? o ¿cómo puedo eliminarlas?

Tu cara y tu piel son normalmente reflejo del paso del tiempo y de tu edad, pero no siempre aparecen arrugas por el envejecimiento de tu piel. 

Si es tu caso y quieres conocer más sobre cómo podemos eliminar arrugas en la frente gracias al botox, ¡no te vayas, descubre más en esta entrada!

¿Por qué aparecen arrugas de expresión?

Existen las denominadas “arrugas o líneas de expresión” que suelen aparecer y desaparecer con los cambios de las expresiones faciales y, de pronto se quedan y parece que no tienen ninguna intención de irse.

Estas arrugas de expresión, que se producen por la contracción continua de los músculos, son de las más notorias y pueden hacernos aparentar algunos años de más.

Es normal que te preocupen, ya que la frente y el entrecejo ocupan una posición muy llamativa en nuestra cara y si se quiere mantener un rostro joven, es importante cuidar estas zonas de nuestro rostro.. 

Hoy en día, acabar con estas arrugas tiene solución gracias al botox, la toxina botulínica ha demostrado con creces ser un tratamiento muy efectivo para acabar con estas imperfecciones.

Si estás pensando en acabar con las arrugas de tu frente o de tu entrecejo y darle a tu rostro un aspecto más rejuvenecido, te contamos todo lo que necesitas saber sobre el tratamiento de botox para eliminar las arrugas en la frente. 

En qué consiste el tratamiento con botox

El botox es un tratamiento no quirúrgico, lo que hace que sea muy sencillo de realizar y prácticamente indoloro si se realiza tras aplicar crema anestésica. 

Consiste en la infiltración mediante aguja ultrafina de una sustancia llamada toxina botulínica en la zona a tratar. 

El botox se aplica mediante microinyecciones directamente en los músculos que provocan las arrugas debido a su contracción repetida. 

La toxina botulínica relaja la musculatura y bloquea los impulsos nerviosos parcialmente, permitiendo que la piel se relaje y se borren las arrugas que van ocultándose hasta casi desaparecer.  

Normalmente, antes de infiltrar el botox, se aplica una crema anestésica en la zona a tratar del paciente para que el procedimiento resulte indoloro.

La dosis puede variar en función de las necesidades del paciente, por lo que el médico experto calcula la cantidad concreta de toxina que debe administrar según el caso. La intervención no suele durar más de 30 minutos  y se realiza en la clínica con total comodidad. 

Los resultados comienzan a ser visibles después de 2 ó 3 días y van mejorando a medida que la relajación muscular se va intensificando y la piel se libera del efecto de la contracción y borra temporalmente las arrugas. Hay que tener en cuenta que los efectos suelen tener una duración unos 6 meses, dependiendo del paciente, tras los cuales habría que volver a suministrar el botox si deseamos mantener la zona libre de arrugas de expresión..

Nueva llamada a la acción

Falsos mitos sobre el botox

Muchas personas no se atreven a realizarse estos tratamientos por culpa de los falsos mitos y creencias sobre el mismo. Pero la realidad es que el botox es totalmente seguro, siempre y cuando sea aplicado por un médico cualificado para ello.

Bien realizada, esta técnica aporta muchas satisfacciones. Repasamos algunas de las falsas creencias sobre el botox:

  • El botox te hace perder la expresión facial. Todo es cuestión de la cantidad de toxina que se emplea. Con la toxina botulínica el médico experto consigue una relajación parcial de la musculatura de la expresión facial que está marcando las arrugas sin que la cara pierda expresividad. 
  • El botox provoca abultamiento en el rostro. Otra creencia popular es confundir la toxina botulínica con los productos de relleno. Recuerda que el único peligro está en no hacer caso al personal médico. El botox prácticamente solo se aplica en la frente, cejas y alrededor de los ojos. Debes ponerte en manos de un centro especializado en el que confíes. En IML, trabajamos con un equipo médico profesional altamente cualificado que ofrece un servicio de máxima calidad a nuestros pacientes.  
  • El botox es para personas mayores. La realidad es que no hay edad para usar botox. Todo depende de la piel de la persona. Es preferible aplicar el tratamiento cuando las arrugas aún no están muy avanzadas, si se espera demasiado serán más difíciles de eliminar. Además el botox es también usado en personas jóvenes para prevenir la aparición de arrugas. Es lo que denominamos Baby Botox, cada vez más demandado por nuestras pacientes jóvenes que desean retardar al máximo las señales de la edad.

Botox Preventivo para arrugas en la frente

Este tratamiento, al contrario de lo que se suele pensar, es ideal para mujeres jóvenes. Este tipo de intervenciones son mucho más útiles si se realizan cuando comienzan a aparecer los signos de la edad. Las arrugas en la frente pueden desaparecer si se actúa al principio de su aparición. De esta forma se puede retrasar el envejecimiento facial, ya que si se espera demasiado tiempo, las líneas de expresión se volverán cada vez más profundas.

Nueva llamada a la acción

Después del tratamiento con botox

Para que la aplicación del botox sea realmente eficaz y no conlleve complicaciones, deberías evitar tocar la zona y no tumbarse hasta al menos pasadas 4 horas de la infiltración. También, si puedes evitarlo, no hagas deporte hasta un día después, ya que los resultados serán mejores. Siguiendo las recomendaciones y cuidados adecuados conseguirás eliminar esas arrugas en la frente sin complicaciones.

En caso de cualquier duda siempre debes contactar con un equipo médico especializado.

Esperamos haberte ayudado con este artículo, recuerda que en IML estamos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites. Si aún tienes preguntas, no dudes en contactar con nosotros.

Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar