Consejos IML
pómulos marcados

5 soluciones para conseguir pómulos marcados en poco tiempo

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La pérdida de tono de la piel, la propia anatomía facial o una pérdida de peso acelerada pueden ser los desencadenantes de la flacidez en la piel que recubre las mejillas y la falta de proyección de los pómulos. ¿Qué podemos hacer? Tenemos buenas noticias, existen tratamientos para conseguir unos pómulos marcados sin cirugía y con unos resultados exitosos. 

En IML queremos que luzcas un rostro más firme y joven. Por ello, en este artículo vamos a explicarte las mejores alternativas para combatir la flacidez en los pómulos y tenerlos bien marcados en poco tiempo. Asimismo, te desvelamos algunos trucos de belleza que te ayudarán a disimularlos. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo este post, te lo contamos todo. 

Nueva llamada a la acción

¿Por qué se caen los pómulos?

La piel de las mejillas puede pasarte una mala pasada, la flacidez es su mayor enemigo. Con el paso del tiempo la piel va perdiendo colágeno y elastina, dos de las sustancias que ayudan a mantener los pómulos firmes y sólidos.

Por consecuencia, este tejido que conecta las mejillas, aquel que une la piel y los músculos, se debilita y hace que la piel pierda adhesión y, por lo tanto, ceda. 

El envejecimiento y la consecuente pérdida de colágeno son elementos naturales del cuerpo humano. Pero también hay que tener en cuenta otros como los cambios bruscos de peso, que aceleran la caída de los pómulos. También pueden presentarte pómulos poco proyectados o hundidos por la especial disposición de la anatomía facial. En cualquiera de los casos podemos mejorar, embellecer y rejuvenecer un rostro prestando buena atención a los pómulos. Unos pómulos sugerentes son sinónimo de belleza y juventud.

En IML contamos con un equipo de profesionales en el área estética que te ayudarán con la mejor solución adaptada a tus necesidades para conseguir unos pómulos marcados en poco tiempo y lucir un rostro perfecto:

Relleno de ácido hialurónico

Una de las mejores soluciones para corregir la firmeza de la piel de los pómulos es la inyección de ácido hialurónico. Gracias a este tratamiento de rejuvenecimiento conseguirás aumentar el volumen de la zona tratada a la vez que rellenas arrugas y líneas de expresión. 

Este método no requiere de cirugía. Se infiltra esta sustancia en la zona de las mejillas. Así es cómo se consigue más volumen en los pómulos. La cantidad que se usa depende siempre del caso de cada paciente.

Es Idóneo para aquellas personas que quieren mejorar su aspecto y lucir una piel sana.

Hilos tensores

El empleo de hilos tensores es uno de los tratamientos con el que conseguirás un resultado de lo más natural. Logra levantar los pómulos caídos con esta técnica y verás resultados pasados cinco días. 

En este método se necesita anestesia en la zona en la que se van a introducir los hilos tensores Se hace con micro inyecciones que sirven como elemento de conducción de los hilos dentro del tejido. Al acabar se aplica una crema que sella todo el proceso. 

Este tratamiento se ha desarrollado pensando en personas con una flacidez moderada. 

Nueva llamada a la acción

Dieta

Es cierto que no se puede tener un control exhaustivo de donde retiene la grasa nuestro cuerpo cuando ganamos peso, pero una de las zonas clave es el rostro. Por lo que una bajada de peso puede ayudarnos a conseguir unos pómulos más marcados. 

Con una dieta saludable y ejercicio diario adecuado podremos perder esos kilos extras que se concentran en nuestro rostro. Conseguiremos destacar los pómulos que estaban escondidos debajo de esa capa de grasa. 

Ejercicios faciales

¿Sabías que hay ejercicios que te permiten tonificar los músculos que se encuentran cerca de los pómulos? Así puedes trabajar la zona y puede que consigas los pómulos que deseas:

  • Abridor de mandíbula: abre la boca por completo y mantenla así durante diez segundos. Repita este proceso unas cuantas veces al día. 
  • Labios de pescado: con la boca imita los movimientos de la ‘boca de un pescado’. Una vez lo consigas, mantén esta posición y al mismo tiempo sonríe. Manténla durante diez segundos y repite el proceso unas cinco veces cada día. 

Trucos de maquillaje

¿Quieres disimular zonas de tu rostro y destacar los pómulos hasta que te decidas a pasar por algún tratamiento? Entonces estos trucos de maquillaje te vendrán genial:

  1. Usa bronceador de color marrón mate y de un tono más oscuro que el de tu piel. Podrás disimular el tejido flácido.
  2. Utiliza iluminador en la zona de los pómulos para disimular esa flacidez. Conseguirás atraer las miradas a la parte superior del rostro.
  3. El rubor o también conocido como el color rojido del rostro en algunas personas es uno de los pasos obligatorios para aquellas personas que tienen las mejillas flácidas. Les permite disimular la flacidez y lucir una piel mucho más sana.
  4. Antes de aplicarte el maquillaje, pasa un hielo por el rostro durante 5 minutos. Ese frío tensará tu piel y tus pómulos lucirán mucho más bonitos.
  5. Evita usar bases con mucha cobertura. Opta a su vez por unas ligeras, ya que ofrecen un efecto más natural.

Los tratamientos para conseguir unos pómulos marcados con unos resultados de ensueño son una realidad. En nuestra clínica encontrarás toda la información de ellos para obtener los resultados que deseas.

Visítanos y descubre cómo lidiar con la flacidez en esta zona. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso, resolveremos todas tus dudas. 

Reserva ahora tu consulta gratuita

    Comentar