Consejos IML
mujer mirando acne en espejo

Qué es el acné, tipos de lesiones

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El  acné es una de las patologías más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres. El acné activo y sus  cicatrices  suponen un problema estético grave que, hasta el momento, ha sido difícil de tratar, ya que las soluciones tradicionales para su tratamiento eran agresivas y con diversos efectos secundarios.

Instituto Médico Láser de Madrid ha desarrollado y optimizado un nuevo protocolo dermatológico:  Acné Repair IML, tratamiento láser para el acné  y sus cicatrices mediante la aplicación del láser no ablativo fraccional 1540.

¿Qué es el acné?

El acné, también llamado  acné juvenil , es una patología crónica inflamatoria del folículo pilosebáceo, que se caracteriza por la presencia de lesiones, inflamatorias o no, que pueden presentar distintos niveles de gravedad y que se distribuyen por la piel sin un patrón homogéneo, en zonas predispuestas como cara, cuello y espalda.

El  folículo pilosebáceo  secreta sebo, que es expulsado a través del poro. La descamación inadecuada de las células obstruye el poro, impidiendo así la salida del sebo y favoreciendo la proliferación de bacterias. Estas, especialmente “P. acnes”, son las responsables de la inflamación, que se manifiesta en forma de pápulas, pústulas, nódulos y quistes.

que es el acné

El acné se produce por la obstrucción del poro pilosebáceo

¿Qué tipos de lesiones produce el acné?

Lesiones no inflamatorias

  • Microcomedones (no visibles)
  • Comedones cerrados (blancos)
  • Comedones abiertos (negros)

Lesiones inflamatorias

  • Pápulas
  • Pústulas
  • Nódulos

Lesiones residuales

  • Quistes
  • Manchas
  • Cicatrices

Tratamiento de las marcas de acné

Las marcas del acné pueden ser:

  • Manchas.
  • Cicatrices atróficas o en forma de picaduras.
  • Cicatrices hipertróficas en forma de elevaciones.
  • Cicatrices queloideas, con excedente de tejido cicatricial.

El láser fraccionado no ablativo 1540 constituye una gran alternativa terapéutica, cómoda y rápida, sin fase de recuperación y con un componente irritativo que cursa con una discreta rojez durante 3 días después de realizada la sesión.

Es un tratamiento sensiblemente más cómodo que los tratamientos de tipo ablativo, que tienen una fase exudativa que resulta muy incómoda e invalidante para los pacientes. A esta ventaja se suma su gran eficacia en profundidad, hasta espesores dérmicos de más de 1 mm de profundidad.

¿Cómo es el procedimiento del tratamiento para eliminar el acné?

El procedimiento consiste en aplicar el cabezal del láser fraccional no ablativo sobre la zona a tratar. El número de sesiones será pautado por el personal médico de IML tras la valoración de cada caso concreto, aunque de media suelen ser necesarias 4 sesiones, con un mes de lapso entre sesión y sesión. Produce un ligero enrojecimiento que remite en 2 ó 3 días y que puede camuflarse con maquillaje ligero, por tanto el paciente puede retomar su actividad habitual inmediatamente.

IML recomienda a sus pacientes aplicar protección solar de factor alto tras los tratamientos con láser, no solo inmediatamente después de su aplicación, sino durante los siguientes meses.

Un estudio realizado por IML demuestra que Acné Repair consigue la mejora paulatina del aspecto cutáneo, reduce el tamaño del poro, atenúa las cicatrices y disminuye la secreción sebácea. El máximo resultado se evidencia a los 6 meses de la aplicación del tratamiento, tiempo necesario para la regeneración total de la piel.

Si desea obtener información personalizada acerca del tratamiento para eliminar el acné, solicite ahora una consulta informativa gratuita con uno de nuestros Dermatólogos expertos.

Comentar