Consejos IML
Beneficios de la toxina botulínica

5 beneficios de la toxina botulínica

Certificado por Instituto Médico Láser

 La toxina botulínica tiene múltiples beneficios estéticos. De hecho, al ser capaz de reducir visiblemente las arrugas y las líneas de expresión, es una de las sustancias más reconocidas y  empleadas en Medicina Estética

Además, también es una gran solución contra el bruxismo, el dolor de cabeza y otras patologías. 

Desde Instituto Médico Láser (IML) te contamos cuáles son algunos de los principales beneficios de la toxina botulínica, tanto en el ámbito estético como en el de la salud.

En qué consiste la toxina botulínica

La toxina botulínica es una sustancia muy utilizada en tratamientos mediante micropunción que consigue inhibir el impulso nervioso de los músculos, consiguiendo una piel visiblemente más lisa de arrugas.

Tras el tratamiento es necesario seguir una serie de recomendaciones, pero la persona puede volver a casa una vez el tratamiento haya finalizado. No deja herida, cicatriz o algún otro tipo de marca. Es recomendable realizarse el tratamiento un par de veces al año, ya que su duración es aproximadamente de 5 a 6 meses en zonas faciales. 

Algunos de los principales beneficios de la toxina botulínica, tanto a nivel médico como estético, son: 

Elimina arrugas y líneas de expresión

Es uno de sus principales usos en Medicina Estética. Debido a que bloquea el impulso nervioso de los músculos, las arrugas de expresión pueden ser eliminadas en la zona donde la toxina botulínica es infiltrada. Los efectos de la relajación muscular se observan progresivamente a lo largo de la siguiente semana al tratamiento y transcurrido este tiempo las arrugas de expresión se habrán atenuado o desaparecido completamente durante varios meses.

Función preventiva

La toxina botulínica ofrece muy buenos resultados también como método preventivo. En caso de que aún la piel no presente arrugas o líneas de expresión, puedes aplicar tratamientos con toxina botulínica para ralentizar el efecto de formación de arrugas de expresión como consecuencia de la continua contracción de la musculatura de la mímica facial cuando las arrugas todavía no han aparecido o son suaves e incipientes. Es lo que se conoce como “baby botox”, un tratamiento con toxina botulínica muy suave y de carácter básicamente preventivo.

Eliminación de migrañas

La toxina botulínica, también actúa como un gran aliado frente a diferentes dolencias o patologías médicas. Ejemplo de ello es su buen funcionamiento frente a dolores de cabeza y migrañas, actuando como remedio terapéutico temporal.  

Contra el bruxismo

La toxina botulínica es cada vez más utilizada como tratamiento para el bruxismo. Mediante pequeñas infiltraciones en los músculos maseteros (responsables de la masticación), consigue relajar la zona mandibular, paralizando la presión que se ejerce de manera involuntaria cuando se sufre bruxismo. 

Actúa sobre la sudoración excesiva

También puede ser utilizado contra la hiperhidrosis, es decir, contra la sudoración excesiva en zonas como palma de las manos, axilas o planta de los pies. 

Si quieres conocer más sobre la toxina botulínica y sus múltiples beneficios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y unos de nuestros especialistas te atenderá en una primera consulta informativa gratuita.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    nuestra recomendación
    Tratamiento con toxina botulínica

    Comentar