Consejos IML

Cómo reducir las ojeras

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Cómo reducir las ojeras es una de las consultas faciales más frecuentes, ya que la piel que rodea el ojo es extremadamente fina y sensible. Además, sus niveles de colágeno son reducidos.

Todo ello influye en su tendencia a presentar hiperpigmentación o inflamación.

Para reducir las ojeras, en muchas ocasiones se recurre a los trucos caseros como primera opción. Sin embargo, la solución ideal depende del tipo de ojeras que presente cada paciente.

En este artículo nuestros médicos te explican qué trucos y técnicas son las más adecuadas para cada tipo de ojeras.

¿Cuál es tu tipo de ojeras?

El primer paso para reducir las ojeras es identificar de qué tipo son: moradas, marrones, hundidas, inflamadas…

Ojeras moradas

Son las que presentan color violáceo. Se producen por la dilatación de los vasos sanguíneos superficiales.

Pueden deberse a falta de descanso, factores genéticos, al envejecimiento o a estados carenciales, como la anemia. También pueden ser síntoma de determinadas enfermedades, como la renal.

Ojeras marrones

Son hiperpigmentaciones de la piel producidas cuando la melanina o pigmento marrón se acumula en el párpado inferior.

Suelen ser de carácter hereditario.

Ojeras hundidas

Se producen por la ausencia de tejido graso o por el descenso de volumen en el conocido como “valle de lágrimas”, una hendidura formada en la zona malar, entre el ojo y el inicio del pómulo.

Ojeras hinchadas

La inflamación puede deberse al edema o retención de líquidos o bien a la formación de bolsas de tejido graso.

Trucos caseros para las ojeras

Los trucos caseros pueden mejorar las ojeras transitorias, es decir, las que aparecen puntualmente por falta de descanso o edema eventual.

Uno de los remedios caseros más comunes para descongestionar las ojeras puntuales es la aplicación de frío local.

El frío puede reducir la inflamación y podemos aplicarlo de distintas formas:

  • Mediante la parte cóncava de una cuchara, previamente enfriada en el frigorífico.
  • Un cubito de hielo cubierto con un pañuelo.
  • Gafas de gel frío.
  • Bolsitas de té o de manzanilla, introduciéndolas en agua caliente y dejándolas enfriar antes de aplicarlas.

Las cremas específicas para el contorno de ojos tienen como objetivo hidratar la delicada piel de los párpados. Se recomienda aplicarlas sin frotar, mediante toques suaves.

Por su parte, los parches antiojeras pueden ayudar a refrescar, hidratar y calmar la piel.

Las ojeras que son fruto de la retención de líquidos son aquellas que están presentes al despertar y que remiten a lo largo del día. Para evitarlas podemos reducir el consumo de sal en la dieta y realizar ejercicio físico.

4 técnicas de Medicina Estética contra las ojeras

Cuando las ojeras persisten a pesar de aplicar trucos caseros, la Medicina Estética ofrece alternativas. Estas 4 son las más comunes:

1 Carboxiterapia

Reduce las ojeras violetas. La Carboxiterapia es una técnica mínimamente invasiva y ambulatoria, sin periodo de recuperación.

2 Láser

Elimina las ojeras de color marrón. El tratamiento con Láser de CO2 requiere una recuperación de 48 horas.

3 Ácido hialurónico

Para las ojeras hundidas o “valle de lágrimas”. El ácido hialurónico levanta la piel comprendida entre el ojo y el inicio del pómulo.

4 Blefaroplastia

Para las bolsas u ojeras producidas por la acumulación de tejido graso en el párpado inferior. En IML realizamos la Blefaroplastia con Láser de CO2 como herramienta de corte y coagulación, lo que aporta mayor precisión y reducción de hematomas.

¿Te gustaría saber cuál es la técnica más adecuada para tu tipo de ojeras? Uno de nuestros médicos estará encantado de estudiar tu caso en una cita informativa gratuita.

Comentar