Consejos IML
operación de nariz

Todo lo que debes saber antes de una operación de nariz

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La cirugía plástica busca ayudar a esas personas que quieren cambiar algunos detalles de su cuerpo, ya sea por salud o por estética, y cada vez son más los que apuestan por ella. Una de las intervenciones más demandadas es la operación de nariz y es que a fin de cuentas, es uno de los elementos más importantes y llamativos del rostro. 

Hay que tener en cuenta que la nariz es una de las partes del cuerpo que más define a una persona. Simplemente cambiando el tamaño del tabique se puede conseguir que tu rostro luzca totalmente diferente. 

Por esto es importante que, a la hora de recurrir a una rinoplastia, no intentes imitar otros rostros y que  busques con ayuda del cirujano la nariz que mejor se adecue al tuyo. Es normal tener dudas ante una cirugía, pero lo cierto es que la operación de nariz es un proceso sencillo que se realiza de forma personalizada. Si quieres saberlo todo sobre la rinoplastia, en este post tendrás una guía completa.

La rinoplastia: ¿Qué es?

La rinoplastia es un proceso quirúrgico enfocado a cambiar la fisonomía de la nariz y /o mejorar el flujo aéreo nasal; ya sea el hueso, la piel, el cartílago o todo. Es una de las operaciones más demandadas gracias a la satisfacción de los clientes que ven cómo su cara cambia tras la intervención. 

En IML realizamos una Rinoplastia Ultrasónica, con un bisturí piezoeléctrico, que hace la operación de nariz algo mucho más sencillo. De esa forma se reduce considerablemente el grado de inflamación, ya que no es necesario fracturar ningún hueso. Los resultados son más precisos y la recuperación mucho más rápida. 

Proceso: ¿Cómo se hace una rinoplastia?

El punto de partida de cualquier operación estética es siempre el mismo: la valoración de un profesional. El equipo médico evaluará cada caso de forma individual, realizará un estudio del paciente y, teniendo en cuenta su anatomía, encontrará la solución que mejor se adapte al problema. 

De cara a la realización de la operación, existen dos formas de abordarla:

  • Rinoplastia cerrada: en ellas se realiza una pequeña incisión en la mucosa base de la nariz para poder levantar la piel y acceder a las estructuras nasales. 
  • Rinoplastia abierta: la rinoplastia se realiza abordando la nariz realizando una sección a nivel de la columnela.

Preparación para la rinoplastia

En IML ofrecemos a nuestros pacientes rinoplastias con resultados naturales y favorecedores. Tras la valoración previa, el cirujano te ofrecerá la mejor solución y te explicará todos los detalles de la intervención.

La duración de la intervención se encuentra entre media hora hasta más de dos horas. Todo dependerá de la complejidad del caso. La anestesia puede ser local más sedación o anestesia general, va a depender del tipo de rinoplastia de de la recomendación del cirujano.

Tanto a nivel médico como estético se trata de un tratamiento muy efectivo con el que se consigue una nariz en sintonía con el resto de rasgos faciales. Se aporta mayor atractivo al paciente y un aspecto más juvenil. 
Recuerda que para pasar por esta intervención es recomendable tener más de 18 años. Hasta esa edad la nariz está aún en proceso de crecimiento.

Recuperación de la operación

Gracias al bisturí ultrasónico que utilizamos en IML, la hospitalización tras la intervención no es necesaria. El paciente puede irse a casa cuando elimina la anestesia.

Con esta técnica la recuperación tras una operación de nariz es mucho más rápida y cómoda. Es menos invasiva, por lo que el traumatismo que sufre la zona es menor y el postoperatorio es menos agresivo que en otro tipo de intervenciones. 

La recuperación irá acompañada por antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos que la harán menos dolorosa. En algunos casos, el cirujano puede recomendar llevar una fijación externa durante varios días.

Durante las primeras semanas será imprescindible evitar los ejercicios bruscos y el contacto directo con el sol, y no consumir bebidas alcohólicas. También es recomendable dormir con la cabeza más levantada de lo habitual. 

¿Sigues con dudas? En IML contamos con más de 20 años de experiencia en el sector y estaremos encantados de ayudarte. Contacta con nosotros y buscaremos la mejor solución juntos. 



Reserva ahora tu consulta gratuita

Comentar