Consejos IML
rinomodelación

Cómo conseguir la punta de nariz perfecta mediante rinomodelación

Certificado por Dra. Josefina Royo de la Torre

La nariz es un rasgo que determinada cómo de proporcionado tienes el rostro. A simple vista puede parecer una tontería pero cambiar la orientación de la punta de la nariz puede cambiar tu rostro entero. Por eso cada vez más personas deciden someterse a una rinomodelación para mejorar el aspecto de su nariz y hacerla proporcional a su cara.

Con un procedimiento mínimamente invasivo se puede dar un aspecto completamente nuevo a la nariz sin necesidad de entrar en quirófano. 

En el post de hoy te contaremos un poco más sobre la rinomodelación y cómo la practicamos en IML. ¡Sigue leyendo para saber más!

Todo lo que deberías saber sobre la rinomodelación

La rinomodelación no es una de las intervenciones más pedidas por casualidad. Con este procedimiento tan sencillo se consiguen resultados rápidos y naturales. Eso sí, para que se mantenga el efecto debe realizarse cada 10-12 meses.

Recuerda que antes de someterte a cualquier tratamiento estético lo más importante es acudir a un especialista en medicina estética que te aconseje sobre las diferentes opciones y estudie tu caso. Lo bueno de la rinomodelación es que no es una solución estandarizada, sino que se adapta la forma de la nariz a los deseos y la fisionomía de cada paciente. 

Qué es

La rinomodelación tiene como objetivo remodelar la nariz con rellenos faciales. De este modo se consigue un nuevo aspecto de forma rápida y sin quirófano. Hay que hacer hincapié en la rapidez de este tratamiento, ya que no suele durar más de media hora. 

Se trata de una intervención mínimamente invasiva que se realiza con anestesia local para la tranquilidad y comodidad del paciente. 

El relleno se realiza con ácido hialurónico, que es lo que permite que se modele y perfile tanto el dorso como la punta de la nariz. De ese modo se corrigen las irregularidades y se consigue la nariz soñada por el paciente. 

Ventajas de este tratamiento

  • Es un procedimiento ambulatorio rápido y sencillo. Solo necesitas 30 minutos aproximadamente y te irás a casa con una nariz nueva. 
  • Es bastante cómodo ya que se utiliza anestesia local.
  • Los resultados se ven al instante
  • La recuperación es sencilla y podrás volver a tu vida normal tras salir de la clínica. 
  • Puede realizarse en menores de 18 años bajo supervisión médica y con la autorización de los tutores legales.

Cuando es necesaria

Normalmente las personas que deciden hacerse una rinomodelación es porque tienen lo que se conoce como nariz chata o ancha, cuando la punta de la nariz está caída o cuando tiene demasiado caballete y deseamos disimularlo. Según el tipo de corrección ideal para cada tipo de nariz realizamos el tratamiento en las partes de la nariz que más la van a mejorar estéticamente con la rinomodelación.

Con la rinomodelación las facciones del paciente se ven mucho más resaltadas y proporcionadas. No solo se consigue una nueva nariz sino un aspecto renovado y fresco. 

Esta intervención es una alternativa llamativa para aquellos que han decidido no acudir a la rinoplastia. Es mucho más económica y menos invasiva. Hay quienes se deciden por la rinomodelación porque su problema no es tan grave como para entrar en quirófano, porque no pueden permitirse una rinoplastia, ya sea por motivos médicos o económicos, o por miedo a la intervención.

La rinomodelación de IML: consigue la punta de la nariz que deseas

En Instituto Médico Láser tenemos a tu disposición todo un equipo de profesionales que se encargarán de que tu rinomodelación tenga el resultado que deseas. Nuestro tratamiento se realiza de forma muy suave, asegurando resultados naturales y con una recuperación sencilla. 

Tal y cómo hemos adelantado, el procedimiento dura poco más de 30 minutos, tiempo suficiente para combinar distintos tratamientos y conseguir el mejor resultado. 

Para realizar la rinomodelación los productos más empleados son es el ácido hialurónico, pero también podemos realizar retoques nasales con toxina botulínica para relajar el músculo depresor de la punta nasal y suturas reabsorbibles. Cuando la nariz es muy ancha y los alares son grandes podemos realizar una microcirugía con láser de CO2 para corregir las alas nasales demasiado anchas.

Como hemos mencionado antes, la rinomodelación hace efecto de media 10 a 14 meses. En el caso de la toxina botulínica la duración del resutlado son 6 meses. Cada paciente tiene sus propios tiempos, ya que es el tiempo que el cuerpo tarda en absorber el ácido hialurónico. Para que el efecto se mantenga habría que volver a realizar el tratamiento pasado estos meses. 

¿Sigues teniendo dudas? En IML estaremos encantados de resolverlas, contacta con nosotros y te explicamos todos lo que quieras saber. 

¿No te gusta tu nariz? En IML realizaremos un estudio exhaustivo de tu caso para encontrar la mejor solución.

En IML contamos con un equipo cualificado de profesionales que encontrará la mejor solución para ti.

Reserva ahora tu consulta gratuita

    Comentar