Consejos IML

Cómo usar un rizador de pestañas

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Las pestañas además de proteger al ojo de los elementos externos juegan un papel fundamental a nivel estético. Existen diferentes elementos que ayudan a colocarlas de tal forma que transmitan una mirada segura y agradable. Uno de ellos es el rizador de pestañas, un artículo que si se utiliza adecuadamente aporta grandes resultados.

Es imprescindible prestar atención cuando se utilizan productos relacionados con el ojo y las zonas que lo rodean. En este artículo te mostramos cómo usar un rizador de pestañas para que tu mirada luzca como nunca antes lo había hecho.

Cómo usar un rizador de pestañas

El primer aspecto que hay que tener en cuenta es el momento en el que se utiliza el rizador. Generalmente se recomienda aplicarlo antes de dar el maquillaje y en caso de llevar pestañas postizas también es mejor usarlo antes de colocarlas. Tampoco se debe emplear sin haber revisado su estado, y si algunos elementos como su almohadilla se encuentran sucios o despegados lo mejor es cambiarlos.

  1. Colocar las pestañas
  2. Utilizarlo sobre dos puntos
  3. Comprobar los resultados

Colocar las pestañas

Al utilizar el rizador se deben colocar las pestañas sobre la almohadilla, este paso es importante y hay que hacerlo con cuidado para evitar tirones de piel. Seguidamente hay que apretar con fuerza para que la pestaña adquiera la forma que se está buscando. Después hay que dejar de presionar de forma suave para evitar tirones inesperados.

Utilizarlo sobre dos puntos

Esta es una cuestión que depende del estado de la pestaña de la persona y de la longitud que quiera alcanzar, aunque lo más común es aplicar el rizado en dos puntos diferentes. El primero de ellos es la base de la pestaña y el segundo es la zona más cercana a las puntas. También se puede aplicar en un lugar intermedio.

Comprobar los resultados

Puede ocurrir que después de aplicar el rizador los resultados no sean los esperados. Si esto sucede lo mejor es esperar unos minutos y volverlo a utilizar hasta que las pestañas queden de la forma deseada. No hay que olvidar que este artículo trabaja muy cerca del globo ocular y hay que tener precisión, por eso lo mejor es usarlo en un momento tranquilo y relajado.

Si tienes dudas sobre los productos estéticos que puedes aplicar en tus ojos para mejorar tu imagen, consulta con Instituto Médico Láser. Contamos con profesionales cualificados que en una primera sesión personalizada y gratuita te darán los consejos necesarios para que tus pestañas estén como siempre has querido.

Comentar