Consejos IML

Christmas Express: tratamiento facial para la Navidad

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Diciembre es un mes repleto de compromisos sociales y familiares. Cenas con amigos, comidas con familiares y eventos profesionales son momentos de reencuentros y, desde hace algunos años, también de fotografías en las que nos gusta lucir nuestra mejor cara.

Éste es el motivo por el que el objetivo estético más consultado antes de Navidad es conseguir un rostro radiante en el menor tiempo posible y sin período de recuperación.

En IML hemos diseñado Christmas Express, un tratamiento de Medicina Estética Facial para dar respuesta a las dos demandas más solicitadas antes de las fiestas: luminosidad y efecto de buena cara.

¿Qué es Christmas Express de IML?

Es una técnica facial de aplicación médica que nace con el fin de recuperar el brillo, la hidratación y la densidad de la piel en una sola sesión y permitiendo al paciente hacer vida normal de forma inmediata.

Consta de dos pasos: la infiltración de distintos tipos de ácido hialurónico y la aplicación del láser Focus by Picosure.

Paso 1: Mesoterapia redensificante

El primer paso consiste en aplicar distintas fórmulas de ácido hiaurónico para obtener 3 beneficios clave a la hora de conseguir un efecto luminosidad y buena cara:

  1. Eliminar las ojeras hundidas.
  2. Resaltar los labios.
  3. Mejorar la calidad de la piel.

Para eliminar las ojeras hundidas nuestros médicos aplican una fórmula de ácido hialurónico con textura de gel que nivela la depresión de esta delicada zona del rostro.

Los labios recuperan jugosidad gracias al ácido hialurónico de alta cohesividad que se adapta a los movimientos de la boca con un resultado muy natural.

La calidad cutánea mejora gracias a las microinyecciones de ácido hialurónico de baja reticulación enriquecido con aminoácidos, antioxidantes, minerales y vitaminas.

Paso 2: Láser Focus retexturizante

Focus es una prestación especial del láser de picosegundos Picosure.

Su principal característica es que no produce lesión térmica, a diferencia de los láseres comunes, sino que ejerce una acción fotomecánica de vibración.

Esta lente emite pulsos ultra-cortos de energía muy concentrada cuyas ondas de choque producen dos beneficios en la piel:

  1. Estimulación de colágeno para tratar arrugas finas.
  2. Homogeneización del tono cutáneo, al actuar sobre las manchas.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Una sesión suele ser suficiente para producir el efecto flash de buena cara que solicitan nuestros pacientes.

¿Cuándo se ven los resultados?

Tanto el láser como el ácido hialurónico producen efectos de forma inmediata y a medio plazo:

  • Inmediatamente después de aplicar el tratamiento son visibles tanto la corrección de la ojera hundida como el realce de los labios o la mejora del tono de la piel.
  • Transcurrida aproximadamente 1 semana desde la aplicación se perciben en plenitud las mejoras en la hidratación y la luminosidad cutáneas.

El ácido hialurónico favorece la formación de nuevo colágeno y fibras elásticas, por lo que con el paso de las semanas obtendremos también una redensificación de la dermis con doble efecto: preventivo y correctivo.

¿Cuándo se recomienda aplicarlo?

Para disfrutar de los resultados en las fiestas es recomendable aplicar el tratamiento al menos con 2 semanas de antelación.

Desde IML recomendamos reservar la cita con tiempo, por ejemplo a mediados de noviembre, ya que así contamos con margen de tiempo en caso de que deseemos un retoque u otra técnica adicional, como por ejemplo la Toxina Botulínica para suavizar las arrugas dinámicas de la frente.

Nuestros médicos ofrecen citas informativas gratuitas en las que estudian diversos aspectos del rostro, como el grado de envejecimiento y la gesticulación propia de cada paciente, con el fin de diseñar el tratamiento que mejor se adapte a las necesidades de cada uno.

Comentar