Consejos IML
mujer tocándose el pecho

¿Necesito una reconstrucción de mama después del cáncer?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El cáncer de mama es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en la mujer. El tratamiento del cáncer de mama puede incluir cirugía, quimioterapia, radioterapia y terapia hormonal.

La reconstrucción mamaria es el procedimiento quirúrgico para mejorar la autoestima de la mujer y la percepción de su feminidad.

El tipo de reconstrucción mamaria que se debe realizar es diferente en cada caso clínico. Va a depender de ello tipo de cirugía para la reconstrucción del seno.

La cirugía del cáncer de mama puede ser una cirugía conservadora (en la que se extirpa el tumor y su tejido más circundante o como máximo un cuadrante de la mama). La mastectomía supone la extirpación de todo el tejido mamario salvo el complejo areola-pezón. El tipo de técnica puede incluir el estudio del ganglio centinela que permite valorar la presencia de metástasis y por tanto definir si es preciso realizar una linfadenectomía, lo que conlleva otros efectos secundarios.

La cirugía de reconstrucción de mama se puede realizar en el seno de la propia cirugía de mastectomía (reconstrucción mamaria inmediata) o transcurrido un tiempo desde la primera cirugía (reconstrucción mamaria diferida).

Es importante que la paciente sepa que la reconstrucción mamaria se puede realizar a lo largo del tratamiento contra el cáncer mientras dure la radioterapia, la quimioterapia o el tratamiento hormonal coordinando clínicamente la actuación quirúrgica de reconstrucción con los ciclos de tratamiento.

En qué consiste la reconstrucción de mamas tras una mastectomía

El tipo de reconstrucción de mama dependerá de los tratamientos quirúrgico y médico previos. Incluye diferentes técnicas en las que se pueden manejar expansores mamarios o implantes, trasposición del músculo dorsal ancho y lipotransferencia, o una cirugía de tipo más conservador para simetrizar los senos en el caso de haberser realizado una cuadrantectomía.

Durante la operación se procura restaurar la mama para devolverle la apariencia más natural posible junto con la areola y el pezón dándoles una textura lo más parecida posible a la mama original del paciente intervenido mediante mastectomía. También se rellena la posible cavidad que haya quedado en el tórax como consecuencia del vaciado durante la operación como parte del tratamiento contra el cáncer de mama.

El postoperatorio es distinto en cada paciente, sin embargo, por norma general los pacientes sometidos a una reconstrucción mamaria suelen obtener el alta médica entre 2 y 4 días tras la intervención. Después del alta se recomienda no realizar esfuerzos físicos durante algunas semanas para facilitar la total recuperación sin complicaciones.

El cirujano plástico debe ser quién asesore a la paciente en cuanto al tipo de reconstrucción mamaria más adecuada para la paciente. Normalmente hoy día los cirujanos plásticos trabajan coordinados con los cirujanos responsables de la cirugía de cáncer de mama para conseguir las cirugías más eficaces desde el punto terapéutico pero también preservar los suficientes tejidos que permitan una reconstrucción de la mama más viable y estética.

Solicita tu primera consulta gratuita en Instituto Médico Láser para que nuestros expertos puedan ofrecerte más detalles sobre nuestras técnicas de reconstrucción de mama de una forma personalizada.

Comentar