Consejos IML

La importancia de dormir bien para tu salud corporal

Certificado por Responsable de Redacción de IML

El cuerpo humano necesita descanso para poder rendir adecuadamente y la mejor forma de proporcionarlo es durmiendo de forma continuada el número de horas recomendadas para la edad. La falta de sueño daña la salud a medio y largo plazo y además, se refleja a nivel estético con señales como las ojeras.

Un descanso adecuado permite al cuerpo reaccionar de forma adecuada y mejora aspectos como la memoria, también es esencial para tener la energía necesaria para realizar las funciones diarias de forma efectiva. En este artículo nuestros expertos dan algunas claves para tener un sueño de calidad.

Cuidar la salud corporal durmiendo de forma adecuada

Para dormir bien es necesario crear unos hábitos de vida adecuados y organizar el día de tal forma que se puedan invertir el número de horas necesarias en el descanso. Dormir de forma adecuada aporta energía, capacidad de reacción y mejora las relaciones personales, pero es esencial tener en cuenta tres claves.

  1. Dormir el tiempo adecuado
  2. Utilizar la cama solo para dormir
  3. Educar al cuerpo en un horario de sueño

Para que el cuerpo de un adulto rinda adecuadamente debe dormir entre 7 y 8 horas diarias, este tiempo es suficiente para estar totalmente recuperados de la actividad del día anterior. Existe la opción de complementar este descanso con una siesta y es muy recomendable siempre que no dure más de 20 minutos, de lo contrario se alteran los ciclos de sueño.

Para dormir bien es necesario educar al cerebro y aquí la cama juega un papel importante. Es recomendable utilizarla solo para dormir, emplearla para hacer otras actividades como comer o estudiar es perjudicial ya que la mente asocia que es un elemento al que se le puede dar un uso que va más allá del descanso.

En ocasiones ocurre que tras largos minutos en la cama resulta imposible dormir. Para estos momentos lo mejor es levantarse durante 15 o 20 minutos para despejar la mente e intentar relajarse.

Mantener unos hábitos saludables y educar al cuerpo influye en la calidad del sueño. Por la noche es recomendable hacer comidas ligeras y cenar dos horas antes de dormir, también es conveniente estar relajado, evitar conflictos o discusiones y olvidar los contratiempos de la rutina diaria antes de acudir a la cama. También es positivo irse a dormir todas las noches a la misma hora para que el cuerpo entienda que ese es su tiempo de descanso.

Si estás incómodo, ves que no eres capaz de dormir las horas adecuadas o te levantas con la sensación de no haber descansado, puedes acudir al Instituto Médico Láser dónde te ayudaremos a solucionar tu problema con una primera consulta gratuita y personalizada. Dormir bien es sinónimo de salud.

Comentar