Consejos IML
mujer en bikini

La operación de pecho en verano

Certificado por Responsable de Redacción de IML

A pesar de lo que muchas personas puedan creer, el verano no tiene por qué ser el peor momento para realizarse una operación de pecho. Sin embargo, es sumamente importante contar con el asesoramiento de un médico profesional y seguir los consejos que éste proporcione.

De hecho, el verano puede ser incluso el mejor momento para realizarse cualquier cirugía estética ya que es en esta época del año cuando disponemos de más tiempo libre gracias a las vacaciones, momento perfecto para poder recuperarse sin necesidad de bajas laborales. Además, cualquier cirugía se recupera mejor cuando se mantiene un estado de relajación óptimo y, ¿qué mejor el verano para ello?

Desde Instituto Médico Láser (IML) os contamos más sobre recomendaciones y cosas a tener en cuenta sobre la operación de pecho en verano.

¿Es recomendable operarse el pecho en verano?

Tal y como hemos comentado, el verano puede ser una época buena para realizarse algunas cirugías estéticas. Si evitamos estar en ambientes muy calientes y evitamos la exposición solar y respetamos no mojar las incisiones durante las primeras semanas, podemos operarnos en verano con seguridad.

Tampoco la cicatrización tiene por qué empeorar debido al sudor ni aumentar el tiempo postoperatorio. Una operación de pecho en verano tampoco tendrá que suponer no poder ir a la playa o a la piscina ya que esa restricción solo será necesaria durante las dos primeras semanas o durante el tiempo que el cirujano considere.

Lo que sí es fundamental es seguir y extremar la precaución en el momento del postoperatorio ya que la radiación solar puede ser un gran enemigo para la cicatriz resultante. Por ello, es importante cubrir de manera adecuada para favorecer la mejor cicatrización de esta zona.

El proceso de recuperación de la operación de pecho

Las primeras 24 horas después de la operación de pecho son las más incómodas para el paciente ya que, a pesar de que normalmente no es necesario dormir en el hospital, si se sienten molestias y dolores. Además, desde el primer momento el paciente tiene que llevar un sujetador quirúrgico con el que proteger la zona y posicionar correctamente el pecho recién operado. Es primordial seguir de manera rigurosa los cuidados que el cirujano establezca tras la operación de pecho en verano.

Además, será necesario que el paciente esté en reposo absoluto durante un par de días después de la cirugía. Por ello, durante los primeros días los movimientos deberán estar reducidos para favorecer la mejor recuperación de la cirugía.

Normalmente durante el postoperatorio se proporcionarán antibióticos y analgésicos para prevenir infecciones y controlar las molestias postoperatorias. Por ello, el cirujano recetará la medicación que poco a poco se irá reduciendo. Es posible que el cirujano decida colocar drenajes. En las siguientes 48 horas los drenajes se quitarán y se comenzará a llevar el sostén para el postoperatorio y sólo retirarlo cuando te duches.

Si la sutura es intradérmica, no hace falta retirar puntos. Si existe algún punto externo, transcurrida la primera semana, los puntos comienzan a quitarse. Dependiendo siempre de cómo lo estime el cirujano. Puede ser que tu médico de confianza también te recomiende realizar masajes suaves para evitar la contractura capsular. Además, es importante conocer cuáles son las limitaciones en movimientos y ejercicios que tendrás y durante cuánto tiempo. Para ello deberás consultarlo previamente con tu cirujano.

Recuerda seguir todos los consejos y conseguirás recuperarte de una operación de pecho en verano igual que en otra época del año. Pide una primera consulta informativa en IML y comienza a disfrutar del pecho que siempre deseaste.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento aumento de pecho

Comentar