Consejos IML
diferencia abdominoplastia y liposuccion

Diferencias entre abdominoplastia y liposucción

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La eliminación de grasa es el objetivo común que comparten ambos tratamientos, sin embargo, la abdominoplastia y la liposucción se realizan con objetivos diferentes.

Es cierto que la grasa localizada en la zona abdominal puede ser eliminada mediante liposucción o con abdominoplastia, dos eficaces tratamientos quirúrgicos que ofrecen excelentes resultados en la remodelación y tratamiento del exceso de grasa en esta zona del cuerpo. Sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre ambos tratamientos? A pesar de que en un principio sus objetivos a conseguir puedan parecer iguales, lo cierto es que cada tratamiento está indicado para conseguir resultados diferentes y específicos.

En Instituto Médico Láser (IML) ponemos a vuestra disposición información detallada sobre la abdominoplastia y sobre la liposucción con el fin de poder diferenciar fácilmente entre ambas técnicas y no cometer errores en el momento de la elección.

En qué consiste cada técnica

Aunque en un principio puedan parecer técnicas similares, lo cierto es que la abdominoplastia y la liposucción guardan muchas características que las diferencian. La eliminación de grasa en la zona abdominal puede realizarse con ambos tratamientos, sin embargo es importante conocer la diferencia entre los dos para poder elegir correctamente y conseguir los mejores resultados.

Abdominoplastia

La abdominoplastia es un tratamiento quirúrgico con el que poder obtener una mejor apariencia abdominal gracias a la corrección localizada de problemas estéticos y funcionales. La abdominoplastia ofrece soluciones para la insuficiencia muscular en la pared abdominal y el excedente cutáneo y introduciendo mejoras en la capacidad de prensa muscular de la musculatura abdominal y resolviendo el problema del sobrante de piel o excedente cutáneo con mejoras tanto en la funcionalidad como en la calidad de la piel de la zona.

En IML contamos con la abdominoplastia más avanzada para corregir por completo y de manera integral las alteraciones funcionales y estéticas en la zona del abdomen: insuficiencia muscular, eliminación de piel excedente, eliminación de cúmulos de grasa localizados y diástasis de rectos. Gracias a la abdominoplastia el paciente puede recuperar su capacidad muscular y mejorar el aspecto de la zona del vientre.

Además, en IML los pacientes pueden conseguir resultados duraderos y visibles ya que en nuestro centro seleccionamos minuciosamente el tipo de cirugía a emplear tras una previa evaluación de características y necesidades de cada paciente. Hay que tener en cuenta que el objetivo a conseguir con la abdominoplastia es la reconstrucción de los músculos rectos y eliminación de los excesos de piel y grasa localizada. Por ello, la abdominoplastia no puede ser sustituida en ninguno de estos casos por otras técnicas como la liposucción o lipovaser circunferencial (pero sí pueden ser combinadas).

Liposucción

La liposucción es el tratamiento más eficaz con el que eliminar la grasa localizada de diferentes partes del cuerpo. Como su propio nombre indica, la liposucción consiste en la eliminación de grasa localizada mediante técnicas de extracción. Por ello, la liposucción no es un tratamiento específico para la zona abdominal sino que puede ser aplicado en casi cualquier parte del cuerpo donde una persona necesite o quiera remodelar su figura.

Es importante tener en cuenta que con la liposucción no es un procedimiento para adelgazar sino para eliminar la grasa acumulada en determinadas zonas mediante la utilización de finas cánulas que se conectan a una máquina capaz de succionar el tejido adiposo. El procedimiento dura entre 1 y 4 horas dependiendo el número de zonas a a tratar y cantidad de grasa a extraer.

Y aunque puede ser usada en varias zonas corporales, la liposucción puede asociarse constantemente con el abdomen ya que es una de las áreas del cuerpo donde mayor acumulación de grasa puede darse.

Así que, para resumir, es importante recordar que la abdominoplastia podría definirse como un procedimiento completo con el que conseguir remodelar el vientre mediante la actuación sobre el exceso de grasa, los pliegues de piel sobrante y la musculatura del abdomen. Por otra parte, la liposucción realizada en la zona abdominal, aunque permite extraer grasa acumulada, no contempla el resto de elementos y acciones presentes en la abdominoplastia.

Por lo tanto, podríamos decir que la liposucción suele ser un tratamiento aplicado con el objetivo de conseguir moldear la figura mediante la reducción de grasa; la abdominoplastia, por lo contrario, es un tratamiento dirigido a corregir la insuficiencia muscular, el excedente cutáneo y la eliminación de los excedentes de tejido graso. En caso de que el paciente necesite disminuir algunos kilos, existen otros métodos con los que poder complementar los resultados obtenidos con la liposucción o la abdominoplastia.

Beneficios y recuperación de abdominoplastia y liposucción

Ambos tratamientos también difieren en sus beneficios y tiempos de recuperación. Tras la intervención de abdominoplastia, es necesario guardar reposo absoluto durante los primeros días marcados por el médico. El reposo relativo rondará el mes de duración. Durante las primeras semanas el paciente deberá llevar una prenda de compresión y puede que experimente molestias durante los primeros días (pero pueden ser fácilmente tratadas mediante analgésicos).

En cuanto a los resultados, son visibles desde el primer momento ya que el volumen de la zona disminuye considerablemente tras la intervención. Sin embargo, el resultado final puede apreciarse meses después.

Es probable que con la liposucción abdominal el paciente esté entre tres y cuatro semanas de recuperación aunque pudiendo realizar la mayoría de actividades de una rutina a la semana siguiente de la intervención. Es importante mantener una serie de consultas de revisión para que el médico pueda controlar la cicatrización y hacer las curas pertinentes.

Entonces, teniendo en cuenta las características de la abdominoplastia y de la liposucción, ¿es mejor la abdominoplastia o la liposucción? Esa es la pregunta que se hacen muchos pacientes al llegar a la consulta con exceso de grasa en la zona abdominal. Lo cierto es que esa respuesta solo puede ser dada por un médico experto que, tras analizar la situación y casuísticas de cada paciente, determine las ventajas y beneficios que puede experimentar con cada tratamiento. En la consulta informativa el cirujano experto de IML valora el estado del abdomen del paciente, la capacidad de la prensa muscular abdominal, la presencia de hernias, el excedente cutáneo y la cantidad de tejido graso a eliminar así como los antecedentes quirúrgicos del paciente y con todo ello recomienda al paciente si tu técnica de elección es la abdominoplastia o la liposucción asistida por Vaser y Renuvion.

Por ello, el equipo de cirujanos expertos de IML atiende cada caso de manera personalizada con el objetivo de asesorar de principio a fin. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para obtener el mejor asesoramiento y resultados definitivos.

Reserva ahora tu consulta gratuita
nuestra recomendación
Tratamiento de abdominoplastia

Comentar