Consejos IML

¿Cómo preparar la piel para la Navidad?

Certificado por Responsable de Redacción de IML

Preparar la piel para la Navidad nos permitirá lucir nuestra mejor cara en estas fechas repletas de reencuentros y reuniones de todo tipo.

El otoño es el momento ideal para planificar el tratamiento. Organizar la agenda con un mínimo de antelación nos ayudará a optimizar el planteamiento terapéutico, según los objetivos de cada paciente y los tiempos necesarios para conseguirlos.

Aportar luminosidad y relajar la expresión son los deseos estéticos más comunes en estas fiestas. En este artículo te detallamos cómo llegar a tiempo para conseguirlos.

¿Cómo preparar la piel para la Navidad?

El primer paso es recibir un diagnóstico preciso y personalizado.

Nuestros médicos estéticos te reciben en consulta para la valoración de las necesidades concretas de tu rostro. Estudiarán indicadores como los siguientes:

  • Calidad cutánea
  • Grado de fotoenvejecimiento
  • Grado de laxitud de la piel y de los tejidos
  • Tu mímica facial individual

Una vez que el médico conoce tanto tus deseos y expectativas como tus características físicas y anatómicas, te ayudará a elegir la técnica o combinación de técnicas más adecuadas para preparar tu piel de cara a la Navidad.

La recomendación de nuestros médicos es reservar tu cita de valoración gratuita cuanto antes, con el fin de planificar mejor tu tratamiento en caso de que necesites aplicarte más de una sesión.

Y, para agendar el inicio de tus tratamientos, nuestro consejo es que tengas en cuenta el primer evento asociado a las Navidades. Por ejemplo, una cena de empresa u otras reuniones que suelen celebrarse con antelación a los días de fiesta.

Objetivo: luminosidad

La luminosidad es sinónimo de hidratación, tono uniforme y superficie lisa.

Cuando nuestro objetivo es lucir un rostro luminoso y radiante, en IML podemos combinar distintas técnicas totalmente compatibles entre sí. La mejor combinación dependerá siempre de las necesidades específicas de cada paciente, aunque las más frecuentes son:

Mesoterapia con vitaminas + Peeling químico

La combinación de sustancias hidratantes y nutritivas empleadas en Mesoterapia Facial, como el ácido hialurónico, las vitaminas, el silicio orgánico o los antioxidantes, aportan hidratación y luminosidad a la piel de forma instantánea.

Por su parte, el peeling químico superficial a base de ácido glicólico o ácido ferúlico ayudará a aclarar manchas y aportará homogeneidad al tono cutáneo.

Número de sesiones: de 1 a 3 de Mesoterapia y 1 de peeling químico.

Cuándo empezar: entre 15 y 20 días antes del primer evento asociado a la Navidad.

Si necesitas más de una sesión de Mesoterapia, te recomendamos que reserves tu cita para mediados de noviembre (aproximadamente).

Ácido hialurónico + Láser de Picosegundos

La combinación de diferentes fórmulas de ácido hialurónico con la acción del láser de picosegundos aborda tanto la necesidad de hidratación, volumen y tersura de la piel como la eliminación de manchas circunscritas (pecas, léntigos) que influyen en la percepción de la juventud del rostro.

Las numerosas y específicas formulaciones de ácido hialurónico nos permiten abordar diferentes necesidades estéticas:

  • Eliminar ojeras hundidas
  • Definir y resaltar los labios
  • Redensificar la dermis
  • Corregir y prevenir la formación de surcos
  • Recuperar volúmenes perdidos

Por su parte, el láser de Picosegundos mejora las manchas circunscritas (léntigos, pecas), suaviza las arrugas finas y reduce el tamaño del poro.

Número de sesiones: de 1 a 3 .

Cuándo empezar: entre 15 y 20 días antes de las fiestas.

Si por tu grado de envejecimiento requieres más de una sesión, puedes programar el inicio de tu tratamiento en octubre.

Objetivo: relajar la expresión

El paso del tiempo, la gestualidad individual de cada paciente y la piel fina son los principales enemigos de la mirada, ya que otorgan a la expresión un efecto de enfado o cansancio que no siempre corresponde con la realidad.

Para refrescar la expresión y obtener un efecto de cara descansada, nuestros médicos apuestan por diseñar un retoque estratégico a base de Toxina Botulínica y Ácido Hialurónico Resiliente.

Estas sustancias, infiltradas con pericia a modo de microinyecciones en zonas muy concretas, consiguen relajar la mirada sin que la cara pierda movilidad ni expresividad.

Número de sesiones: 1 sesión.

Cuándo empezar: la última semana de noviembre o la primera de diciembre.

Uno de nuestros médicos expertos en Medicina Estética Facial estará encantado de recibirte en consulta para valorar tu rostro, responder a todas tus dudas y ayudarte a planificar tu tratamiento.

Comentar