Consejos IML

Cómo combatir la fatiga mental

Certificado por Responsable de Redacción de IML

La fatiga mental es un problema de salud muy frecuente en la sociedad actual. La intensidad de la rutina diaria, el tener solo dos o un día de descanso a la semana y las preocupaciones laborales y emocionales afectan a la mente, provocando problemas como el estrés, la ansiedad, el insomnio e incluso la depresión.

Para tener una buena salud es importante cuidar el cuerpo y la mente, ambos forman un equilibrio perfecto que hay que mantener. En este artículo te mostraremos algunas formas de combatir la fatiga mental. Todo esto tiene efectos muy positivos que te ayudarán a sentirte mejor en tu día a día y te servirán para afrontar los contratiempos de una forma que no te cause ningún perjuicio.

¿Cómo combatir la fatiga mental?

  1. Cuidar la alimentación
  2. Dormir el número de horas adecuado
  3. Hacer ejercicios de meditación y relajación
  4. Hacer deporte
  5. Administrar la carga de trabajo

VIGILAR LA DIETA DIARIA

La alimentación es fundamental para cuidar la salud. Llevar una dieta equilibrada que cuente con la presencia de frutas, verduras, carne, pescado o pasta hace que cualquier persona se sienta mejor. Evitar el alcohol, los fritos y las comidas muy calóricas es esencial para no sentirse pesado. Afecciones como el dolor de estómago obligan a la mente a centrarse en ese aspecto haciendo que trabaje en esta función y no se centre en cuestiones que te resultan más agradables.

LA IMPORTANCIA DEL DESCANSO

Dormir entre 7 y 8 horas es esencial para tener la mente despejada y reaccionar más rápido a cualquier estímulo externo. Al dormir descansan el cuerpo y la mente y si el tiempo que se dedica al descanso nocturno se complementa con 20 minutos de siesta, se encontrará un equilibrio perfecto y no habrá rastro de la sensación de cansancio o pesadez.

MEDITAR Y RELAJARSE

La rutina diaria causa un desgaste que es difícil de gestionar por eso es importante encontrar momentos para uno mismo en los que reflexionar y planificar proyectos agradables y motivadores. Desconectar es esencial para que la mente se encuentre despejada y esté activa para realizar las actividades diarias sin que aparezcan síntomas de cansancio.

HACER DEPORTE

El deporte es una forma de desconectar. Con el ejercicio físico el cuerpo libera endorfinas que hacen que una persona se sienta mejor consigo misma. Además, es un buen momento para pensar en aspectos positivos o para socializar si se practica en equipo. El deporte puede convertirse en un momento de ocio.

CONTROLAR LA CARGA DE TRABAJO

El trabajo diario es el factor que más castiga a la mente, por eso es importante cuidar la intensidad con la que se realiza o si se tiene una buena posición económica renunciar a algún proyecto que produzca un gran desgaste. La actividad profesional se realiza a diario y para que no perjudique a la mente es esencial que sea motivadora y ofrezca beneficios.

Si notas que la rutina te desgasta demasiado y como consecuencia tienes problemas de insomnio o de estrés. Ponte en manos de profesionales como los del Instituto Médico Láser que se encargarán de estudiar tu caso de forma personalizada y te ayudarán a recuperar el bienestar mental.

Comentar